Programas

Director del centro ruso que creó la vacuna Sputnik V: "Hemos engañado a todos, al virus, al sistema inmune"

Publicado:
"No habría ninguna razón científica, económica ni política tampoco para rechazar la Sputnik V", comenta Alexánder Guíntsburg, director del Centro de Investigación Gamaleya, en 'Entrevista', de RT. ¿Es verdad que la Sputnik V mantiene íntegramente sus propiedades si se conserva a una temperatura de entre +2 y +4 grados celsius? ¿Cuánto tiempo dura la inmunidad? ¿Cuándo se podrá exportar la vacuna a gran escala? ¿Cuál es la diferencia entre la vacuna de AstraZeneca y la del instituto Gamaleya?

La vacuna rusa Sputnik V contra el covid-19 genera un título alto de anticuerpos en el organismo que en el caso de Alexánder Guíntsburg, director del centro Gamaleya, cuyos científicos la han creado, ha sido de 1/3200 durante los ocho meses que han pasado desde que se vacunara a los 68 años el 30 de marzo junto con sus colegas.

"Creo que no es porque la vacuna es una maravilla, sino porque tenía un título inicial muy alto y porque infrinjo las normas y siempre voy sin mascarilla. Como el virus está presente ahora en todos los lugares públicos, en el transporte y en tiendas, así mi sistema inmune está en contacto continuo con el virus y se mantiene constantemente activo", sostuvo el científico en una entrevista concedida a RT.

Según Guíntsburg, el nivel tan alto de los anticuerpos que contiene su plasma "neutralizarán muy grandes concentraciones del virus" en el caso de que aparezca en su organismo, pero además de los anticuerpos también hay indicios de la formación de la inmunidad de las células T después de la vacunación.

"Una protección del 100 %" contra los casos graves

El investigador no descartó la posibilidad de infectarse con el nuevo coronavirus en el caso de ser vacunado con Sputnik V, pero subrayó que en tal caso se trataría de un transcurso asintomático de la enfermedad o con síntomas leves que no requerirán de hospitalización.

"Vemos una protección del 100 % con respecto al placebo contra la enfermedad que requiere atención médica. Si en el grupo de los vacunados alguien hubiera sido infectado, habría padecido la enfermedad de forma asintomática, o pasaron la enfermedad con síntomas de una gripe leve, con una temperatura de 37,5, congestión nasal, pero sin infecciones pulmonares ni intervención médica alguna", precisó.

¿Cuánto podría durar la inmunidad?

A estas alturas de la investigación la duración de la protección del organismo todavía es una gran incógnita, y no solo para los creadores de la Sputnik V, sino en el caso de cualquier otra vacuna contra covid-19, ya que no ha pasado tiempo suficiente como para poder sacar conclusiones al respecto.

"La inmunidad de una vacuna similar contra el ébola basada en vectores adenovirales heterólogos duró dos años, nuestro período de observación duró dos años en África. Es el único período de observación que hemos tenido", explicó Guíntsburg, quien no descarta que la inmunidad puede durar más o menos.

¿Cuál es la diferencia entre la vacuna de AstraZeneca y la de Gamaleya?

Si bien las diferencias entre las vacunas son pequeñas, igual son significativas, señaló Guíntsburg. "En cuanto al covid-19 y la elaboración de su vacuna, nuestros colegas emplearon todas las reglas utilizadas al producir una vacuna contra la gripe", indicó el científico, al agregar que las vacunas contra la gripe ofrecen una protección estacional que dura entre tres y cuatro meses, y en ese sentido "Oxford y AstroZeneca siguieron la ruta clásica para desarrollar una vacuna contra patógenos causantes de infecciones aerogénicas, transmisibles por el aire".

"Personalmente, no estoy muy seguro de cuánto han tomado en cuenta las características epidemiológicas del patógeno de esta enfermedad en particular. Por la sencilla razón de que ya sabemos que no se trata de una enfermedad de carácter estacional. Hay que lidiar con ella todo el año", sostuvo Guíntsburg.

"Por extraño que suene, nosotros tomamos en cuenta ese aspecto y por eso desde el principio diseñamos una vacuna con el fin de ofrecer una protección no estacional, sino duradera. Para elaborar una vacuna de este tipo era necesario que como resultado de la vacunación se formaran células de memoria inmunológica", añadió.

¿En qué se diferencia Sputnik V de las vacunas vectoriales de Moderna y Pfizer?

A diferencia de otras vacunas occidentales, como las de Moderna y Pfizer, Sputnik V tiene un mecanismo distinto de transferencia del gen del coronavirus. En el caso de las vacunas de Moderna y Pfizer, "mediante tecnologías de ARN se introduce el material genético en forma de ARN recubierto por determinadas nanopartículas lipídicas", mientras que en el caso de Sputnik V "el material se introduce en forma de ADN recubierto por una proteína de origen vírico", explica Guíntsburg.

"Hemos engañado a todos. Sí, sí, hemos engañado al virus, al sistema inmune. Le hemos metido una proteína spike virgen, pero no como parte del virus. Allí no hay virus. Obviamente, el sistema inmune lo percibe como virus y desarrolla unos anticuerpos muy buenos. Obtener anticuerpos en general es muy fácil, pero los anticuerpos que realmente neutralicen el virus, es decir, aquella parte de la proteína spike con la que se adhiere a nuestras células, eso ya es un arte. Esto se logra transfiriendo el gen necesario a nuestras células".

¿Es posible almacenar Sputnik V en una nevera común?

Si bien la vacuna de Pfizer debe conservarse a -70 grados, actualmente la temperatura de transporte de las ampollas de Sputnik V es de -23 grados o -18 grados, pero Guíntsburg adelantó que "durante dos meses ya se ha comprobado que la vacuna mantiene de forma íntegra sus propiedades si se mantiene entre +2 y +4 grados, o sea, la temperatura de un refrigerador común".

"Creo que en un par de meses más, cuando se cumplan cuatro meses, ya podremos modificar el certificado de registro para incluir esta información: que la vacuna no requiere ser almacenada a -18 grados, sino que puede conservarse a la temperatura de un refrigerador corriente", dijo.   

¿Se puede tomar alcohol después de la vacunación?

Pese a distintos rumores y diferentes informaciones que circulan en las redes, el consumo de alcohol después de la vacunación con Sputnik V está permitido, siempre y cuando no sea excesivo. "Si el nivel de alcohol en sangre se eleva al 1 %, eso no tendrá un efecto positivo en el sistema inmune", señaló Guíntsburg, refiriéndose a un equivalente de unos 300 o 350 gramos de vodka.

"Si se consume unos 1,5 a 2 vasos de whisky o de vodka de 42 % a diario, eso sí que puede tener un efecto adverso. Y no solo en el sistema inmune", aseveró el científico. Sin embargo, entre las consecuencias adversas del consumo en exceso solo puede observarse una respuesta inmune menos rápida y un efecto peor de la vacuna. "Beber demasiado alcohol está prohibido, claro. Pero tomar unas cuantas copas de champán tampoco es que le vaya mal al sistema inmune", concluyó Guíntsburg. "Repito, si quiere tomar una copa de tinto seco o de blanco al día, adelante".

rtnoticiasrtnoticias