Programas

Emilio Duró, economista y empresario español: "La realidad no existe, la crea tu mente según cómo la hayas entrenado"

Publicado:
"La pandemia nos ha enseñado que somos frágiles, la única forma de superarlo es a través de un estado de ánimo positivo", opina Emilio Duró, economista y empresario español. ¿Por qué en el mundo la negatividad pesa sobre la positividad? ¿Cuáles son los trucos emocionales para ser optimistas? ¿Qué es lo primero que hay que hacer cuando la vida te da un golpe? ¿Es verdad que el placer no tiene nada que ver con la felicidad? Véalo en 'Entrevista' de RT.

Esta animada conversación con el empresario, profesor, economista y conferenciante español Emilio Duró comienza subrayando inevitablemente las dificultades concretas que atraviesa la humanidad en la actualidad, directamente relacionadas con la pandemia de coronavirus. "Son tiempos muy raros en los que ha habido personas que han perdido a seres queridos, y eso es algo con lo que no podemos frivolizar", establece el entrevistado.

"Pero también es cierto que en esta pandemia tenemos que esforzarnos por encontrar algo bueno", continúa Duró, en una primera muestra de la actitud positiva y optimista que ilumina todo su discurso.

En concreto, este empresario valora la enseñanza que nos legan estos tiempos duros: "La pandemia nos ha enseñado que somos frágiles, que la vida nos puede cambiar en un instante, y que la única forma de superar esto es a través de un estado de ánimo positivo". En este punto, el economista aclara que no alude a una positividad superficial o impostada: "No me refiero a reír y a no hacer tragedias de aquello que realmente es algo duro, sino de preguntarte, ante cualquier circunstancia, qué puedes hacer, y no quién ha sido".

Emilio Duró profundiza en esta idea, considerando que hay fundamentalmente dos maneras de encarar la realidad, y aclara que "aquellas personas que, cuando les ocurre algo, miran al pasado, buscan culpables de las situaciones y eso les pone en un círculo vicioso", mientras que aquellas otras que "ante cualquier circunstancia se preguntan qué pueden hacer, construyen su propio futuro".

La utilidad de "lo malo"

"Yo sé que existe lo malo, pero prefiero fijarme en lo bueno", asegura este empresario especialista en motivación personal, que se muestra convencido de que las personas "tenemos  la obligación de transmitir esperanza a la gente que nos rodea".

No obstante, Duró es plenamente consciente de que el peso de la negatividad y de las emociones desagradables en la vida es importante, y hasta abrumador. Señala en este sentido una investigación, realizada con sujetos a los que se monitorizó durante más de tres décadas de su vida, que arrojó un resultado insólito: de media, por cada emoción positiva que experimentaban, sufrían unas 21 emociones negativas. "Realmente vivimos en un mundo triste, en el que la negatividad pesa sobre la positividad", admite el conferenciante.

Pero ello tiene una explicación, directamente relacionada con la supervivencia y evolución de nuestra especie: "El objetivo de la vida de los seres humanos a lo largo de toda su historia, hasta más o menos 1900, ha sido simplemente sobrevivir; y no sobrevivía el más feliz, sino el que se acordaba de lo malo", explica Duró, aclarando que la preponderancia de este tipo de emociones cumple una función protectora y previsora contra las posibles adversidades de la vida.

En cualquier caso, en una fase más avanzada de la entrevista, este empresario recomendará crear un hábito de pensamiento positivo en el día a día, ya que, a su modo de ver, "la realidad no existe, la crea tu mente según cómo la hayas entrenado".

El cómo y el por qué: la importancia de tener un motivo para vivir

El entrevistado cita al psiquiatra y filósofo austriaco Viktor Frankl para ilustrar otra de sus explicaciones sobre la motivación en la vida de las personas. Cuenta Duró que cuando Frankl conoció los campos de concentración nazis, se percató de que aquellos que tenían una buena razón para vivir (seres queridos esperándoles fuera, por ejemplo), tardaban más en morir o incluso sobrevivían, frente a aquellos que carecían de esta motivación, que morían mucho antes.

El ejemplo, a juicio del economista, pone de manifiesto la diferencia entre el 'cómo vivir' y el 'por qué vivir'. Para Duró hemos construido una sociedad llena "de ansiedad y estrés" basada únicamente en el cómo vivir, en la tarea, en la inmediatez y en la obtención del placer, pero opina que "urge recuperar el 'por qué vivir', el proyecto".

En este asunto, el conferenciante subraya que, por el funcionamiento químico de nuestro cerebro (del que da algunos detalles durante la entrevista), "la búsqueda del placer mata la felicidad". "Esto es tremendo", reconoce Duró, enfatizando que "la felicidad es colectiva, no individual", y vaticinando que esta noción será el motor "del cambio que vamos a ver en los próximos años".

Para conocer en toda su extensión y profundidad los puntos de vista de Emilio Duró sobre estas y otras cuestiones de interés, les emplazamos a que vean completo el video que les ofrecemos.

rtnoticiasrtnoticias