Programas

Martín Guzmán, ministro de Economía de Argentina: "Para nosotros, la mejor política económica es conseguir vacunas contra el covid-19"

Publicado:
"Argentina está en una recuperación económica más rápida que el resto de la región gracias a su gestión de la pandemia", afirma Martín Guzmán, ministro de Economía de Argentina, en 'Entrevista', de RT. ¿Cómo ha llegado el país a tal punto de que la carga de deuda lo asfixie? ¿Qué otros problemas fundamentales tiene su economía? ¿Por qué el modo de producción de la globalización no resuelve los problemas de la humanidad y daña el planeta? ¿Es la recuperación económica global inequitativa?

Martín Guzmán, ministro de Economía de Argentina, acaba de regresar de una gira por varios países de Europa para negociar la reestructuración de la deuda que el país mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Se trata de una deuda que el presidente argentino, Alberto Fernández, ha calificado de "impagable" y el mismo FMI ha llamado "insostenible".

Guzmán explica cómo el país llegó a esta situación de sobreendeudamiento tras un proceso que dio lugar a que en el año 2016 Argentina recuperase "el acceso al mercado de crédito internacional" y empezase "a tomar prestado en moneda extranjera". Sin embarco, relata el entrevistado, dos años después se perdió ese acceso y posteriormente el país "entró en una situación de crisis cambiaria, crisis macroeconómica".

Fue en ese momento cuando el Gobierno del entonces presidente Mauricio Macri acordó con el FMI "un préstamo que fue el más grande en la historia" del organismo, de 56.000 millones de dólares. De ese monto, se desembolsaron 45.000 millones de dólares entre 2018 y 2019.

"Sucedió que ese dinero no fue utilizado para mejorar la capacidad productiva del país", sostiene el ministro, que dice que tampoco se usó para proyectos de infraestructuras que permitieran tener más capacidad de producir insumos para la exportación y contar, así, con divisas para hacer frente a los pagos de la deuda.

"Ahora lo que hay que lograr es poder refinanciar la deuda para tener más tiempo, y eso requiere un nuevo programa"

Guzmán agrega que tampoco sucedió que el programa con el FMI restaurase la confianza en la economía y, además, después llegó la pandemia: "Ahora lo que hay que lograr es poder refinanciar la deuda para tener más tiempo, y eso requiere un nuevo programa", afirma. 

El político mantiene que actualmente se encuentran ante el desafío de construir múltiples niveles de consenso: entre Argentina y el FMI, internacionales y también internos.

El primero es todo un desafío, puesto que "Argentina y el FMI tienen una historia complicada de múltiples programas fallidos, que han generado angustia, ansiedad, que han agravado la situación económica", asegura Guzmán. Sin embargo, cree que ahora hay una posición constructiva por las dos partes y que se están logrando "progresos importantes".

En el campo de los consensos internacionales aspira a que los accionistas del FMI apoyen la propuesta del Gobierno argentino: "La única forma en que funcione es que el programa sea completamente diseñado por nosotros y que tenga como base nuestra visión de qué es lo que le va a hacer bien a la Argentina para ponerse en la senda del crecimiento sostenible, con una estabilidad que dure en el tiempo", dice.

Su propuesta se basa en "preceptos sobre la política macroeconómica muy diferentes de lo que fue el programa anterior", porque plantean que "la política macroeconómica debe estar orientada a apuntalar la recuperación que Argentina ya está viviendo" y rechazan contracciones fiscales que "nunca funcionan".

"Buscamos resolver los problemas fundamentales de la economía argentina: reducir la inflación y la pobreza, y generar empleo"

Guzmán defiende que "el Estado, saliendo de una recesión, debe jugar un rol contracíclico, apuntalando la recuperación y al mismo tiempo ir poniendo todas las cuentas en orden". Además, buscan que "la estabilización macroeconómica sea mucho más que política de Gobierno, política de Estado". 

El ministro sostiene que necesitan "resolver los problemas fundamentales de la economía argentina: reducir la inflación y la pobreza, y generar empleo". Ahora se encuentran en el camino, después de que en 2020 la inflación bajó aproximadamente 18 puntos porcentuales con respecto a 2019.

Otro frente abierto: el Club de París

Otro frente abierto para el Gobierno argentino es el Club de París, el foro que reúne a acreedores oficiales y países deudores. Su meta es renegociar una deuda de alrededor de 2.400 millones de dólares. "Se busca evitar un shock que sea desestabilizante para la reconstrucción económica que Argentina viene transitando en los últimos nueve meses", afirma el ministro, y añade que intentan cambiar las condiciones antes del 31 de mayo, que es cuando se produce el vencimiento del capital.

Ante esta situación se busca un acuerdo rápido, aunque, precisa el entrevistado, lo más importante es que se trate de un acuerdo bueno. Un acuerdo que pretende que sea discutido de cara a la sociedad y que el involucramiento político sea amplio, puesto que este tipo de programas "tienen consecuencias que trascienden a un periodo de Gobierno, que afectan a la vida de la gente por mucho tiempo".

Y llegó la pandemia

En los últimos días, los representantes del Gobierno de Argentina han visitado numerosos países europeos, como Francia, Italia, Alemania, España o Rusia. Allí han observado que la pandemia del coronavirus sigue manteniendo viva "la incertidumbre sobre cuánto va a durar esto, qué implica para el funcionamiento de los sistemas de salud y para la economía".

En este sentido, Guzmán defiende la gestión del Gobierno al que pertenece: "En 2020, cuando empezó la pandemia, dijimos que teníamos que respetar un conjunto de principios. El primero es que la salud está por encima de todo", recuerda. Así, relata que se adoptaron en un principio restricciones de circulación más duras que buscaban dar tiempo para robustecer al sistema de salud.

"La producción de Sputnik V en Argentina es importante, no solo para la salud pública, sino por la capacidad productiva que genera para el país, de poder elevar nuestras exportaciones"

Los otros dos principios que barajaron fueron la protección a los sectores más vulnerables y proteger la economía, para evitar que las consecuencias de la pandemia fueran duraderas en el tiempo y que hubiese efectos de destrucción de capacidad productiva.

Así, el ministro de Economía asegura que hoy la economía "está beneficiándose de aquellas políticas". "Por eso se está dando una recuperación económica más rápida que en el resto de la región (...) Proyectamos para 2021 un crecimiento del PIB del 7 %", añade.

En este marco pandémico, Guzmán afirma: "En este momento, para nosotros la mejor política económica es conseguir vacunas, porque básicamente eso lo que nos va a permitir es que haya distintos niveles de inmunidad en nuestra población y que el nivel de incertidumbre, por lo tanto, baje y la economía esté más robusta. Además, por supuesto, de la primera prioridad que es la salud pública".

En este sentido, señala dos hitos. Por un lado la compra de la vacuna Sputnik V, que "fue muy importante y fue muy bien recibida" y, por el otro, la reciente noticia de que comenzarán la producción en suelo argentino: "Es importante, tanto por la salud pública como por la economía, sino por la capacidad productiva que genera para el país, de poder elevar nuestras exportaciones". 

Para conocer más a fondo las opiniones del ministro de Economía de Argentina sobre estos y otros asuntos, les invitamos a ver la entrevista completa.

rtnoticiasrtnoticias