Programas

Juan Vásquez, diputado panameño: "En Panamá no hubo claridad científica sobre la pandemia, dada la corrupción y la falta de institucionalidad"

Publicado:
"Desde el inicio de la pandemia el Estado panameño mostró algunos problemas de planificación", afirma Juan Diego Vásquez, el diputado más joven de la Asamblea Nacional de Panamá y el más votado en las últimas elecciones. ¿Cómo logró acceder al poder sin pertenecer a ningún partido político? ¿Cómo avanza la discusión de la reforma constitucional en el país? ¿Cuáles son las dos luchas que, según él, tiene que abanderar Latinoamérica? Véalo en 'Entrevista', de RT.

Juan Diego Vásquez, de 24 años, es el diputado más joven de Panamá, además del más votado a nivel nacional en la última elección, con más de 33.000 sufragios. Se presentó a los comicios como diputado por libre postulación, es decir, sin estar adscrito a ningún partido político, siendo independiente: "No represento más que a mis electores", sostiene.

Para llegar ahí, primero tuvo que conseguir el aval de al menos el 2 % del padrón y, como solo hay tres puestos para independientes, conseguir las firmas para estar en los primeros tres puestos. "Fui el primero con más firmas, con algo más de 8.000 firmas válidas. Luego llego a la papeleta y compito en igualdad de condiciones contra todos los candidatos de los partidos políticos", relata Vásquez, que también cuenta que "por primera vez en la historia, se conforma la bancada independiente, con cinco diputados, que no es un partido".

"En Panamá no todos han entendido ese concepto fundamental de separar las cosas de la Iglesia de las cosas del Estado"

Este licenciado en derecho opina que a los jóvenes panameños les interesa la política: "Al haber visto que existen diputados jóvenes y que tenemos una aceptación positiva y que se ha demostrado que podemos hacer bien el trabajo, les ha hecho interesarse aún más", dice el entrevistado, y añade que la política "es la herramienta o para transformar el país en positivo o para llevarlo a un declive".

Liberalismo social y económico 

Vásquez enfatiza que "en Panamá convergen desde el inicio de su concepción como República un cruce muy diverso de culturas, de pensamientos, de nacionalidades...". El marco jurídico del país reconoce la libertad de pensamiento, aunque sostiene que en la práctica hay instituciones que "no permiten que se discutan los temas so pretexto de que no encuadran en sus creencias".

"Yo no me siento así, porque mi fe y mi espiritualidad es mía. Sin embargo, no todos han entendido ese concepto fundamental de separar las cosas de la Iglesia de las cosas del Estado", dice.

En cuanto a la economía del país, la describe de libre mercado aunque con algunas normas de corte socialdemócrata, y señala en este sentido a la fuerza que lidera actualmente la nación, aunque denuncia que "el partido del Gobierno se ha olvidado de su ideología y solamente quieren robar".

"El 90 % de las concesiones públicas están mal hechas, no jurídicamente, sino pensando en la oligarquía, en la gente con dinero, en el poder político, y no en la ciudadanía"

Sin embargo, Vásquez admite la necesidad de reformas: "Para perfeccionar la economía de libre mercado debemos romper las desigualdades que algunas malas regulaciones han permitido", opina.

En concreto, se refiere a la amplia regulación establecida tras la dictadura, que fomentó concesiones públicas en diversos ámbitos. De esta manera, afirma que "el 90 % están mal hechas, no jurídicamente, sino pensando en la oligarquía, en la gente con dinero, en el poder político, y no en la ciudadanía".

"Hay sectores que debemos refundar, debemos replantearnos qué queremos del sector financiero, del sistema portuario, de la minería a cielo abierto", sostiene el entrevistado, que aboga por replantear estos temas para "no tener el monstruo corrupto conveniente construido por la política y la politiquería" que existe hoy.

Seña de identidad: el sector financiero

Sobre la concepción internacional de Panamá como un paraíso fiscal, Vásquez afirma tener "un sabor agridulce". "No puedo estar de acuerdo bajo ninguna circunstancia que ninguna estructura jurídica de ningún país se preste para cometer delitos, menos lavado de activos, financiamiento de terrorismo, narcotráfico o corrupción", dice el diputado, por lo que se muestra en desacuerdo con "la mala regulación" que durante mucho tiempo hubo en ese sector "en cuanto al cumplimiento, la transparencia, la responsabilidad y poder vigilar qué se hacía con estas estructuras jurídicas".

Sin embargo, opina que la fama de paraíso fiscal "no es más que un intento de dañar la reputación de un país" y sostiene que "las personas que se beneficiaron económicamente, que deben ir presos, por ese lavado de activos, no son ni el 1 % de la población Panameña". "¿Por qué no hablar de lo que se hace bien y destacar lo que se hace mal?", se pregunta.

Mirando al futuro

Vásquez destaca dos fortalezas de su país. Por un lado, su potencial turístico: "Panamá es uno de los destinos turísticos más bellos, pero no hemos sabido vender nuestro turismo verde. Tenemos una de las mayores diversidades en el mundo en aves, en fauna marina, en flora". Por otro lado, su población, "su capital humano, gente noble, trabajadora, amistosa, calurosa", que, según el político, "lamentablemente ha sido pisoteada históricamente por los poderes económicos y políticos" que han estado interesados en "solamente servirse del dinero del país".

Sobre la crisis sanitaria por el coronavirus, el diputado afirma que "el Estado panameño desde el inicio de la pandemia mostró algunos problemas de planificación" y destaca que "hubo momentos muy críticos, llegó a ser el país con escuelas públicas y privadas más días cerradas debido a la pandemia de covid".

"Hubo momentos muy críticos, llegó a ser el país con escuelas públicas y privadas más días cerradas debido a la pandemia de covid"

El entrevistado refiere que el cierre por medidas de cuarentenas fue el más agresivo de la región, pero que, a pesar de ello, "hoy la economía se está dinamizando y está abriendo el país". No obstante, opina que "no hubo una claridad científica, debido a la corrupción y la falta de institucionalidad". Así, critica que "no hubo manera de que el presidente hiciera lo que tenía que hacer, que era suspender algunas garantías fundamentales y constitucionales para limitar el tránsito, la protesta, entre otros derechos específicos, y comenzó a gobernar por decreto".

Para conocer todas las argumentaciones del diputado más joven de Panamá sobre diversas cuestiones actuales, les invitamos a ver la entrevista completa.

rtnoticiasrtnoticias