Programas

Fernando González Llort, héroe cubano: "Las cartas que recibí en prisión me enseñaron humildad"

Publicado:
Fernando González Llort, uno de los cinco héroes cubanos, pasó más de 15 años en prisión en EE.UU. Hoy presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, no ha perdido la fe en la solidaridad de la gente y está seguro de que cuando se ponga fin al bloqueo de la isla, la victoria será de todos los amigos de Cuba. ¿Por qué la Revolución cubana no se puede comprender sin la vertiente solidaria? Véanlo en 'Entrevista', de RT.

Mucha de la solidaridad recibida y aportada por Cuba durante las últimas décadas se ha vehiculado a través del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), que desde hace cuatro años se encuentra presidido por el héroe de la República de Cuba Fernando González Llort.

"Para mí fue una gran responsabilidad que se me diera la posibilidad de contribuir al trabajo y a la sociedad a mi regreso y que mi contribución fuera precisamente a través del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos", cuenta González, que fue uno de los cinco presos cubanos condenados en EE.UU. por espionaje en 2001, tras su arresto en 1998.

Fue liberado en 2014, tras las negociaciones entre Cuba y EE.UU. impulsadas por el entonces presidente Barack Obama, cuando ya prácticamente tenía cumplida la pena de 16 años que le había sido impuesta. "Cuando yo regreso y me incorporo al trabajo, todavía nos quedaban tres compañeros en prisión: Gerardo, Ramón y Antonio", relata sobre cómo desde el Instituto se abordaba en aquella época el trabajo de solidaridad con los tres presos, que serían liberados en diciembre de 2017.

"La base de la solidaridad con Cuba son las personas de todas partes del mundo con un pensamiento normalmente revolucionario, de izquierdas, progresista"

González opina que el caso de los cinco "fue una lucha de toda la sociedad, de muchas instituciones, no solo del ICAP". "Cuando estábamos presos conocíamos cómo iba creciendo la campaña por la liberación de los cinco, sabíamos que nuestro país estaba levantado por nosotros y que en el mundo cada vez se sumaban más amigos a esa lucha", relata sobre esa época.

1.600 asociaciones de amistad con Cuba en 150 países

González calcula que en la actualidad el ICAP mantiene vínculos con 1.600 asociaciones de amistad con Cuba en 150 países, pero cree que "la solidaridad con Cuba va mucho más allá de ese número", y que también hay organizaciones sindicales, organizaciones políticas, movimientos sociales, organizaciones feministas o femeninas que apoyan a la isla.

El presidente del ICAP sostiene que la base de la solidaridad con su país son las personas "de todas partes del mundo con un pensamiento normalmente revolucionario, de izquierdas, progresista".

"En el movimiento de solidaridad con Cuba cabe todo aquel que entienda que Cuba tiene derecho a ser un país soberano, independiente, y a tomar sus propias decisiones, y que el Gobierno de EE.UU. no tiene ningún derecho de tratar de asfixiarnos económicamente, o de agredirnos o de ser hostil hacia nosotros por sencillamente ser los dueños de nuestro propio destino", afirma el entrevistado. 

Cultura solidaria de la revolución cubana

González Llort cree que "la revolución cubana no se puede comprender sin la vertiente solidaria, ese afán por contribuir", porque "Cuba nunca vio en su esfuerzo libertario algo únicamente hacia dentro, sino una manera de contribuir a otras regiones del mundo".

"En el movimiento de solidaridad con Cuba cabe todo aquel que entienda que Cuba tiene derecho a ser un país soberano, independiente, y a tomar sus propias decisiones"

Defiende que en los orígenes de la identidad como cubanos siempre ha existido una visión sobre que lo conseguido con sus luchas pueda contribuir no solo al desarrollo propio, sino al de otros pueblos del mundo: "Eso se refleja en un devolver solidaridad hacia Cuba", reflexiona.

Interés por la revolución cubana

González opina que la solidaridad con Cuba "comienza a expresarse incluso antes del triunfo de la revolución", cuando en otros países latinoamericanos y del mundo se comienza a tener noticia de la lucha en Sierra Maestra.

"Cuba es una revolución muy radical en aquellos contextos en este continente: la más radical", afirma González, lo que considera el motivo de que despertara "un interés muy natural entre las personas que siempre habían sido los destinatarios de la opresión, del desamparo y de la injusticia".

"A pesar de tantas campañas de difamación y desinformación sobre Cuba, las personas tienen un instinto y veían y ven en la revolución cubana algo que es positivo", explica el entrevistado, y lo apoya en que los visitantes observan una manera de relacionarse "cooperativa, solidaria, humana, en vez de ser competidores unos de otros".

Dando y recibiendo solidaridad

El presidente del ICAP, además, sostiene que "Cuba ha contribuido mucho a los procesos de independencia de los países de África, con el apoyo con médicos, educadores y con todas las especialidades". "Eso se retribuye con solidaridad y amor hacia Cuba", dice.

En ese sentido, cuenta cómo meditaba en prisión cuando recibía cartas de apoyo de personas a las que no conocía: "Estas personas que ni siquiera me conocen personalmente, tienen que luchar por su vida, para obtener los medios de subsistencia para ellos y para sus familias, participan en muchas luchas y se toman el tiempo de sentarse cuarenta y cinco minutos a escribirle a una persona que no conocen, que está en una prisión en otro país. Entonces uno se llena de humildad", reflexiona.

González, además, se reivindica como "privilegiado" porque trabaja "con seres humanos extraordinarios": "Quienes se vinculan a la solidaridad con Cuba, de la manera que sea, son de un valor extraordinario, de una sensibilidad tremenda y nosotros estamos profundamente agradecidos como instituto y como pueblo de Cuba".

La lucha contra el bloqueo como prioridad

El presidente del ICAP afirma que la lucha contra el bloqueo económico estadounidense siempre ha sido una prioridad del movimiento solidario con Cuba, aunque durante el encarcelamiento de los cinco "la lucha por la excarcelación se convirtió en fundamental".

"Cuando pongamos fin al bloqueo, la victoria será también de todos los amigos de Cuba"

Tras el regreso de los cinco a la isla, "se incrementó la hostilidad hacia nuestro país", dice González, que agrega que lo hizo "especialmente en los dos últimos años de la administración Trump, con las 242 medidas aún vigentes, y el esfuerzo extraordinario de esa administración por asfixiar la economía de Cuba".

"Cuando pongamos fin al bloqueo, la victoria será también de todos los amigos de Cuba", concluye.

Para conocer todos los detalles de la labor llevada a cabo por el ICAP y las reflexiones de quien fue uno de los cinco presos cubanos, les invitamos a ver la entrevista completa.

rtnoticiasrtnoticias