X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
https://es.rt.com/58yu

Lugar de trabajo: la guerra

Publicado: 21 jul 2017 13:01 GMT | Última actualización: 21 jul 2017 16:36 GMT

La de periodista de guerra es una profesión que implica riesgos porque la 'oficina' del reportero es el campo de batalla. Por ejemplo, cuando el profesional trabaja desde el frente en Siria. A veces el riesgo se convierte en una dolorosa realidad: no es ajeno a la labor periodística ser herido, secuestrado o hasta morir.

Síguenos en Facebook

El director general de la televisión y radio sirias, Emad Sara, constata que este oficio "puede conducir a la muerte de los corresponsales", pero que los periodistas que han elegido esta faceta de su trabajo "saben a lo que van y lo que puede costarles".

"Pensé que me iba a morir"

Pese a los numerosos riesgos que supone la profesión, el periodista del canal de televisión Alikhbaría Syria, Rabie Deebh, afirma que "ser corresponsal de guerra causa una verdadera adicción". Si bien admite que "la suerte es también de suma importancia".

Deebh, quien empezó a trabajar en los medios de comunicación de su país cuando estalló la guerra en 2011, acompaña a las tropas del Ejército Árabe Sirio. Relata que fue herido en la cara. "Me rompieron el cráneo y me pusieron un implante. También se me incrustó un fragmento de proyectil en el cuello, entre la garganta y la columna. Además, me hirieron en el brazo, me fracturaron el antebrazo. Y un fragmento más de proyectil de mortero cayó en mi pierna", precisa.

Cada vez que el periodista recuerda ese instante de su vida se carga de emociones: "Estaba perdiendo mucha sangre y pensé que me iba a morir. Empecé a rezar. Empecé a orar a Alá. No quería morir". Pero del borde de la tragedia llegó la vida. "Mis dos hijos fueron fruto de mis heridas, [llegaron] cuando estaba en casa curándome", afirma.


Los rebeldes acribillan a balazos a un compañero

La reportera de la misma cadena televisiva, Yara Saleh, cuenta cómo los integrantes del Ejército Libre Sirio secuestraron en 2012 a su equipo.

El asalto rebelde se produjo en la ciudad de Attal, la cual le sigue provocando escalofríos: "Entramos cuatro y salimos solo tres". Entonces los rebeldes acribillaron a balazos a su colega Khátem. Recuerda que los tenían cautivos en un sótano y que estando allí presintieron el acercamiento del Ejército Sirio. Fue en ese momento cuando escucharon cómo "un rebelde le dijo a otro: 'Ve y acaba con ellos'".

Saleh evoca el milagro que les salvó de la muerte a manos de los rebeldes: "Iban a llevarnos desde Attal a Mnin, pero el Ejército cortó todas las comunicaciones y solo dejó un camino abierto. Prepararon una emboscada para atrapar a los militantes en la cima de un monte; cuando los militantes cayeron en ella, nos escapamos protegidos por el Ejército".

La periodista afirma que tuvieron "más suerte que otros". "Sobrevivimos… muchos no. Muchos periodistas cubren operaciones militares y fallecen. Muchos de mis colegas perdieron la vida", concluye.

Etiquetas:

Últimas noticias