X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
https://es.rt.com/6odf

El duro camino a recorrer para hacer realidad el sueño de la infancia, ser cosmonauta

Publicado: 12 abr 2019 13:44 GMT | Última actualización: 12 abr 2019 14:03 GMT

¡Se busca astronauta! La agencia espacial rusa establece unos criterios de selección para sus futuros cosmonautas y 420 candidatos se inscriben a las duras pruebas. De ellos tan solo 8 serán seleccionados, pese a que todos se prepararán durante años para conseguir el objetivo. Para ellos será la gloria y la realización de un sueño. Para otros, un duro choque con la realidad: jamás podrán convertirse en aquello que anhelaron desde que eran niños.

Síguenos en Facebook

En marzo de 2017, la Agencia Espacial Federal de Rusia (Roscosmos, por sus siglas en ruso) anunció una nueva campaña de contratación de cosmonautas. Los requisitos para los aspirantes son muy estrictos: una titulación en pilotaje, ingeniería o ciencias, estabilidad psicológica y salud perfecta. Incluso parámetros tales como la estatura, el peso, la anchura de las caderas o la circunferencia del tórax tienen importancia. El astronauta tiene que caber en el traje espacial y por supuesto en la nave espacial.

Konstantín Borísov, Irina Zelenkova y Andréi Sdátchikov se encontraban entre las 420 personas que participaron en el proceso de selección. Borísov era asesor de negocios, pero a los 30 años se inscribió en un instituto puntero en el sector de la aviación, donde se preparó durante 5 años para este proceso. Zelenkova, por su parte, es una deportista aficionada con un doctorado en Medicina y trabaja en el laboratorio de un centro de alto rendimiento del Comité Olímpico Ruso. Por último, Sdátchikov es un ingeniero aeronáutico y diseña aviones.

Antes de optar siquiera a poder presentar una solicitud para poder ser cosmonauta, los aspirantes deben rellenar 56 documentos. En primer lugar se tiene que demostrar que están absolutamente sanos, por ejemplo, una persona no puede optar al proceso de selección si tiene problemas de amígdalas o incluso una caries.

Andréi y Konstantín superaron la primera fase, mientras que Irina fue una de las 317 personas descartadas. La formación de Zelenkova en Ciencias Naturales no correspondía a los requerimientos de Roscosmos.

"Tengo la sensación de que lo lograré"

En la siguiente etapa, los aspirantes durante varios meses tuvieron que afrontar pruebas médicas, físicas, psicológicas y académicas, que incluyen 11 disciplinas diferentes, entre ellas física cuántica y cinemática. "En esta etapa se nos somete a un duro interrogatorio de 3 horas y media. Hay muchas materias diferentes, cambian cada 20 minutos. La parte más memorable es de los psicólogos. (…) Ciertas preguntas se hacen de manera agresiva para poner a prueba tu confianza", explica Konstantín.

"Hay casi 400 preguntas: ponen a prueba tu memoria, tu tiempo de reacción, tu agilidad mental. No te dan tiempo para descansar, pasas de una prueba a otra y así durante 7 u 8 horas", dijo por su parte Andréi.

En agosto del 2018, después de casi un año y medio Andréi, Konstantín y otros once candidatos llegaron a la fase final del proceso de selección. En esta última etapa las pruebas se llevan a cabo en la Ciudad de las Estrellas, un pequeño pueblo en las afueras de Moscú, lugar de preparación de los cosmonautas.

Andréi Sdátchikov no logró superar esta fase y solo 8 de los 13 finalistas fueron nombrados como los nuevos cosmonautas de Roscosmos. Pero las pruebas y duros entrenamientos no terminan aquí. "Estudiamos de 9 de la mañana a 6 de la tarde, como en una jornada laboral convencional. Cada dos semanas tenemos exámenes: teoría del vuelo, balística", relata Borísov, quien tuvo que mudarse a la Ciudad de las Estrellas debido a los intensos horarios y solo va su casa en Moscú los fines de semana.

"Soy feliz, porque estoy haciendo lo que siempre quise (…) Creo que podré volar. Si tengo mucha suerte, en 5 o 6 años. Antes lo dudo. Si no, tal vez en unos 10 u 11 años, quizás en 12 o 14. También puedo no tener nada de suerte y no volar nunca. Pero tengo la sensación de que lo lograré", concluyó Konstantín.

RT

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies