X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
http://es.rt.com/4ntm

La eutanasia a los mercados mundiales

Publicado: 30 ago 2016 15:10 GMT | Última actualización: 30 ago 2016 16:22 GMT

En este episodio de Keiser Report, Max y Stacy hablan de los banqueros consentidos de hoy en día, faltos de vida, espíritu y alegría de vivir, enganchados a los laxantes monetarios de Janet Yellen. En la segunda parte, Max entrevista a Marcos O'Byrne, de GoldCore.com, con el que conversará sobre la llegada de la política de tasas de interés negativas a Irlanda y el retorno de los altos costos de alquiler.

Síguenos en Facebook

En la primera parte de esta nueva edición de Keiser Report los conductores Max Keiser y Stacy Herbert analizaron lo que dieron en llamar la "eutanasia de los mercados mundiales". En ese aspecto señalaron que el último mes fue "el período de 30 días con menos volatilidad desde octubre de 1995" ya que solamente en cinco días del mes de julio "se registraron subidas y bajadas de más del 0,5%".

Max explicó que en la actualidad la cantidad de acciones "en manos de los bancos centrales es mayor que la que poseen otros inversores". Por este motivo "el capitalismo de libre mercado tal y como lo conocemos está dando paso a una nueva realidad dominada por la planificación central de los bancos centrales".

En este sentido se señaló el rol de la Reserva Federal "el mayor de los bancos centrales" y el Banco Central Europeo (BCE) en tanto entes de intervención en el mercado que mantienen una estabilidad ficticia. "La Reserva Federal es como un antidepresivo, como el Prozac", subrayó Max.

Creando dinero

Respecto a este punto, los conductores apuntaron contra Mario Draghi, el presidente del BCE. "El BCE ha comprado bonos de dos colocaciones privadas, y más concretamente, de dos gigantes energéticos españoles", dijo Stacey. Y añadió: "Cabe recordar que, como colocaciones privadas que son, no necesitan prospecto ni auditoría como las públicas. Y encima, se trata de bonos nuevos, no antiguos, lo que significa que el BCE está creando dinero nuevo para poder comprarlos".

Asimismo denunció que "ya no hay competencia" ni tampoco "ese riesgo, esas tormentas que caracterizaban a los mercados y que fueron las que dieron lugar a las economías tan grandes que tenemos y a las revoluciones industriales del mundo". Por eso ahora "solo tenemos la calma chicha de unas economías y un sistema financiero moribundos".

La crisis que se avecina en Irlanda

En la segunda parte del programa Max dialogó con Marcos O'Byrne, de GoldCore.com sobre la situación económica de Irlanda. O'Byrne comenzó explicando que uno de los principales problemas de la actualidad es "el precio de la vivienda en Dublín" que ha llegado a tal punto que "se puede hablar de burbuja".

Esta situación se explica por tres razones: una "tiene que ver con la oferta y la demanda, y más concretamente, con la falta de oferta de viviendas de tres y cuatro dormitorios"; otra razón es "el crecimiento de ciertos sectores de la economía, sobre todo en Dublín, donde el sector tecnológico funciona muy bien" lo que ha producido un "flujo migratorio de jóvenes europeos"; finalmente "la cantidad de constructores que están comprando viviendas gracias al casino que han organizado Mario Draghi" llevando los intereses a cero o directamente generando intereses negativos.

Por todo esto O'Byrne analizó que "con los rescates a los bancos", se trasladó la deuda del sector privado al sector público, y "si vuelve a estallar otra crisis a nivel mundial, Irlanda sufrirá sus consecuencias en sus propias carnes por lo globalizada que está su economía". Al respecto Max completó la idea señalando que Irlanda "va a empezar a cobrar a los ahorristas por depositar su dinero en el banco", lo cual implica "penalizar a una serie de personas para beneficiar a otras; es lo que yo llamo el apartheid financiero".

Finalmente el entrevistado puntualizó que "los dos mayores bancos del país, el Bank of Ireland y el AIB, se sitúan entre las cuatro entidades con más riesgo". A esto se le suma que el país "sigue teniendo una gran cantidad de pasivos no capitalizados de los que nadie parece querer hablar". O'Byrne lo comparó con la situación de los EE.UU. donde la deuda "se acerca a los 19 billones de dólares, y además, el país tiene entre 100 y 200 billones en pasivos no capitalizados". Todo esto pone de manifiesto "que esta recuperación es muy, muy frágil", concluyó.

Etiquetas:

Últimas noticias