X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
http://es.rt.com/4qvn

El 'mercado de órganos' de los saqueadores bancarios

Publicado: 18 oct 2016 15:40 GMT | Última actualización: 18 oct 2016 18:58 GMT

En este episodio, a Max y Stacy se les unen Joel Benjamin, de Debt Resistance Reino Unido, y Nigel Henderson, a quien el RBS arrebató su hotel en Escocia, para hablar de los ‘plebeyos atónitos’ ante el descaro del Royal Bank of Scotland, y ver si tras los miles de millones de multa que afronta la entidad por el fraude de la oferta de acciones con derechos de suscripción quedará algo para compensar a las miles de pequeñas y medianas empresas a las que destruyó en el Reino Unido.

Síguenos en Facebook

"Primero le roban a uno los riñones, luego los pulmones, después el corazón y, finalmente, acuden a eBay y ponen a la venta todos esos órganos para sacar beneficio de esas atrocidades". Con estas palabras el presentador Max Keiser pretende sintetizar cómo se sienten las 16.000 personas cuya empresa ha sido saqueada por un banco, como ha hecho el RBS en Europa, que se dedica a destruir negocios para después usar una filial para vender las cenizas de éstas en el mercado abierto para sacar beneficio de su destrucción.

Ejemplo de ello es el caso del empresario escocés Nigel Henderson, a quien una filial del RBS le arrebató sus activos y su hotel en uno de los sucesos más escandalosos en Reino Unido. Propietario de un negocio familiar de hoteles en Escocia, Henderson cayó en la trampa de RBS cuando el hotelero decidió expandirse en 1997. "RBS nos ofrecía las facilidades necesarias para comprar un segundo hotel a cambio de pedir un préstamo al banco. Sin embargo, los problemas empezaron cuando Henderson recibió una oferta de compra de su primer hotel, el hotel Park.

Una filial del RBS en Londres
Una filial del RBS en LondresToby Melville Reuters

"Acudí al banco, donde tenía depositado el dinero, y les dije que queríamos pagar íntegramente los préstamos y que nos gustaría sustituir al hotel Park por otro hotel y repetir el mismo proceso: pedir prestado dinero utilizando la fuerza de nuestro aval. Pues bien, lo primero que me dijo el banco fue que cancelar el préstamo me costaría 240.000 libras" por un préstamo de 800.000, explica Henderson. "Hubo lo que se llama una permuta sintética. El RBS trató de convencernos de que había acudido al mercado a pedir prestado el dinero para luego prestárnoslo a nosotros, lo disfrazaron de tal forma que pudieran cobrarnos esa comisión", añade.

"Estaban expuestos a la bajada de los intereses", apunta Keiser. "El banco traslada ese préstamo al mercado mayorista y utiliza un producto derivado de bastante complejidad que ofrece a la entidad inmunidad total ante el riesgo y se lo traslada todo al cliente", explica.

"Estoy avergonzado de que un banco escocés se dedique a saquear pequeñas y medianas empresas por todo el país. Se trata de una práctica a la que tenemos que poner fin inmediatamente, aunque los organismos reguladores no estén haciendo nada al respecto", afirma Henderson.

Se trata de una "presunta" conducta fraudulenta consistente en la incautación de los activos por parte del GRG, filial de RBS. "Se halló un aluvión de pruebas que demostraban que RBS, a través de su filial, el GRG, y de su división inmobiliaria, West Register, había saqueado un montón de pequeñas y medianas empresas", explica Joel Benjamin, activista que aboga por la realización de una auditoría de la deuda de las autoridades locales y cabeza visible de Debt Resistance UK.

"Las pruebas demostraban que el GRG funcionaba como una máquina de hacer dinero y que el banco tenía la intención de llevar a empresas viables al GRG, a lo que la entidad respondió que no era algo sistemático, sino que habían sido casos aislado", aclara Benjamin. Sin embargo, según él, CRG negó a la policía el acceso a los documentos para que no pudiera realizarse una investigación como es debido.

Etiquetas:

Últimas noticias