X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
https://es.rt.com/5qb0

"Estados Unidos es un 'apartheid' dirigido por los financistas de Wall Street"

Publicado: 3 abr 2018 14:43 GMT | Última actualización: 3 abr 2018 16:31 GMT

En este episodio de Keiser Report, Max y Stacy hablan del miedo que meten los pobres a los multimillonarios. ¿Y si, por su culpa, las clases medias dejan de comprar bienes de lujo? También comentan los proyectos de creación de puestos de trabajo abriendo más cárceles. En la segunda parte, Max dialoga sobre los problemas de Facebook con el analista de mercados y antiguo emprendedor en el sector tecnológico, Karl Denninger, de Market-Ticker.org.

Síguenos en Facebook

Johann Rupert, el dueño de Cartier, posee 7.500 millones de dólares de fortuna y una vez afirmó que la posibilidad de que los pobres se rebelen "le quita el sueño por las noches".

Además, reveló que lo que más miedo le da es que los robots sustituyan a los trabajadores y que los pobres se rebelen contra los ricos. En ese caso, la clase media no querría comprar objetos de lujo por el miedo a dejar expuesta su riqueza.

"Con sus 7.500 millones de dólares, lo único que le preocupa es que la clase media no pueda comprar sus productos, no el caos y la violencia reinantes que casi nos recuerdan a una guerra civil", comenta al respecto Stacy.

"Esos temores se acrecientan"

En este contexto, Max y Stacy recordaron el peligro de la inteligencia artificial, que preocupa a directores ejecutivos de empresas de los sectores informático y tecnológico estadounidenses.

"Llevamos años hablando del miedo que le tienen los ricos a una posible rebelión de los pobres y, ahora, parece que esos temores se acrecientan. Además, hay ricachones como Elon Musk o Mark Zuckerberg (este último, además, con sus propios problemas) que temen que la inteligencia artificial desplace al ser humano", señala Stacy.

En su intento de "dar ideas" al dueño de Cartier, Stacy realiza una interpretación moderna de una cita de Jay Gould, un magnate ferroviario estadounidense de mediados y finales del siglo XIX: "Puedo contratar a la mitad de los trabajadores para meter en la cárcel a la otra mitad". La frase original reza "para matar a la otra mitad", pero Stacy la adaptó para que concordara por la situación actual de EE.UU.

Prisiones como forma de ganar dinero

Se trata del caso del condado estadounidense de Kentucky que, al perder su industria del carbón, ha apuntado a crear una prisión en su territorio para mejorar su situación económica y crear puestos de trabajo.

"Tal vez la única oportunidad de sobrevivir para este condado rural", reza un titular de NBC sobre el caso, en un texto que recordó que "en todo el país, las comunidades agrestes empobrecidas apuestan por la apertura de cárceles que les ayuden a salir del pozo económico en el que se encuentran".

"El problema no son los puestos de trabajo, sino ofrecer dinero gratuito, al 0 % de interés, a unos cuantos privilegiados mientras el resto tenemos que pagar entre un 16 % y un 2.000 %, que es el interés que cobran las sociedades de préstamos del día de pago", pronuncia Max, para quien "Estados Unidos se ha convertido en un 'apartheid' de las tasas de interés y, en un 'apartheid', las cárceles son una forma estupenda de ganar dinero".

"Facebook se lucra revendiendo nuestros datos"

En la segunda parte del programa, Max entrevista al analista de mercados y antiguo emprendedor en el sector tecnológico, Karl Denninger, de Market-Ticker.org, sobre los problemas de Facebook y su último escándalo con Cambridge Analytica. Según ese especialista, el escandalo no es la filtración de datos misma, sino que el hecho de que "cada vez que visitamos una página (la que sea) que contenga el botón de 'me gusta' o la posibilidad de entrar a través de Facebook esa información "se envía a Facebook".

De acuerdo con Denninger, Facebook no gana dinero por los anuncios, que "no valen para nada", sino con recaudar esta información personal. "Nos tienen que estar exprimiendo, ya sea directamente o a través de lo que compramos, por valor de miles de dólares", destaca.

"Facebook gana dinero recopilando datos y revendiéndolos", comenta Max, quien añade que la empresa vende conocimientos demográficos y psicográficos de nuestros perfiles para que "otras entidades puedan emplear nuestro perfil y manipularnos".

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies