X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
https://es.rt.com/5rkt

"El triángulo de las Bermudas del 'pogromo' estadounidense"

Publicado: 19 abr 2018 16:24 GMT | Última actualización: 19 abr 2018 17:17 GMT

En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy hablan de los beneficios generados por la guerra y se preguntan por qué desde el 2011, las acciones de los contratistas de defensa se parecen cada vez más a las de las 'puntocoms'. Estas empresas contemplan los servicios sanitarios como "el nuevo petróleo" y el Obamacare como otro programa con sobrecostos y beneficios ilimitados como el del F-35.

Síguenos en Facebook

Esta edición de 'Keiser Report' está dedicada al complejo militar industrial de EE.UU. y a los beneficios que este obtiene de la situación actual del mundo. "Muchos estadounidenses y británicos piensan que cuando bombardeamos un territorio estamos llevando la libertad, igual que cuando bombardeamos Irak pensábamos que nos tirarían flores, y resulta que nada de eso. En fin, si hay un efecto positivo que parecen tener los misiles, ese no es otro que la subida de la Bolsa", destaca Stacy al respecto.

El 14 de abril, EE.UU. atacó a Siria, y el valor de las acciones de los contratistas de defensa subió varios millones de dólares. Stacy destaca que ese día, las acciones de la empresa Raytheon –el quinto mayor contratista de defensa del mundo- cotizaban a 222 dólares tras haberse multiplicado por 5 desde agosto del 2011. Según Max, "la relación entre el genocidio a gran escala y los mercados bursátiles jamás había sido tan evidente".

Los presentadores llaman la atención sobre el hecho de que el precio de las acciones de los contratistas de defensa –aparte de la compañía ya mencionada, se encuentran Lockheed Martin y Northrop Grumman, entre otras- se multiplicaron varias veces desde 2011.

"La Reserva Federal emite el dinero, y el Pentágono lo despilfarra en forma de bombas en varios países del mundo o enviando a los soldados a una muerte segura", sostiene Max. "En Estados Unidos, los soldados no mueren por proteger la democracia; mueren para evitar la inflación", resume.

Max y Stacy también se fijan en el programa Obamacare, aprobado en 2010, en el cual los contratistas de defensa encontraron un "nuevo negocio rentable", según el portal pbs.org.

Los contratistas de Defensa, observan los presentadores, se adentraron entonces en el mercado de la sanidad ante el temor de una caída en sus beneficios. Stacy cita una declaración de Lockheed Martin apuntando a que "según la empresa, las mejores oportunidades están en una ley de atención sanitaria asequible, además de seguir proporcionando algunos de los nuevos misiles, como los que se han lanzado sobre Siria".

Para Max, los contratistas de defensa "aportan todas las armas para matar a la gente, y luego les venden los seguros necesarios para poder lidiar con sus mutilaciones, causadas por esas mismas armas, con lo que los accionistas se benefician por ambos lados".

"Los contratistas de defensa, los fabricantes de opiáceos y el sector sanitario son como el triángulo de las Bermudas del 'pogromo' estadounidense; como metamos el pie en ese charco, lo más probable es que acabemos muertos", agrega.

"La muerte a gran escala jamás ha sido tan rentable como ahora, ¿verdad?", concluye.

Etiquetas:

Últimas noticias

Este sitio web utiliza cookies, puede obtener más información aquí

Aceptar Cookies