Programas

El millón nuestro de cada día, dánoslo hoy

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy hablan de cómo los aterrados lloricas de Wall Street imploran más millones mientras el resto de la economía vive y prospera en el mundo real sin necesidad de un flujo incesante de dinero fácil. En la segunda parte, Max sigue entrevistando a Gerald Celente, de TrendsResearch.com, sobre el mercado de recompra, el oro de China y la reciente sugerencia de Mark Carney de que una criptodivisa sintética del FMI sustituya al dólar como divisa de reserva.

En Estados Unidos hay dos economías funcionando y cada una de ellas se rige por su propio sistema monetario, afirma Stacy. Según la presentadora del programa, la primera es la economía real, la del 99 % de la población, mientras que la segunda es la economía del 1 %, conformada por banqueros y la élite, que nunca se cansa de recibir dinero gratis y que cada vez pide más.

Si no fuera por el incentivo permanente del dinero gratuito, la economía estadounidense se encontraría en serios problemas, critica por su parte Max. "Si una empresa recibe cantidades ilimitadas de dinero gratuito al 0 % de interés y con ese dinero puede comprar activos que generan ingresos, entonces adquiere una posición de monopolio sobre los más pobres que le genera un flujo de ingresos gratuito, porque no ha pagado nada para adquirirla. Por tanto, se trata de algo peor que cualquier período monárquico u oligárquico del pasado", explica.

En cuanto al precio del oro, que cotiza en máximos históricos respecto a la mayoría de divisas, el invitado de esta ocasión, Gerald Celente, considera que una de las causas de esa subida es la política de intereses negativos adoptados por los bancos centrales de diferentes países y bloques regionales. "Los intereses no se pueden fijar a la ligera, se trata de algo sin precedentes en la historia; por eso la gente se está interesando tanto por el oro", asegura Celente.

Por otro lado, Max sugiere que el estatus del dólar como divisa de reserva mundial parece tocar a su fin, lo cual podría desencadenar un conflicto armado entre EE.UU. y China. Al respecto, el invitado opina que ese escenario es posible, porque mientras el principal negocio de Pekín "son los negocios, el de Washington es la guerra; y con la guerra no se gana dinero, salvo los más privilegiados".

Mientras, el gigante asiático "acaba de anunciar que piensa utilizar más el euro y emplearlo como divisa de reserva en lugar del dólar, lo cual demuestra que todo el mundo está harto de que la moneda estadounidense sea la dominante a nivel internacional", señala Gerald Celente.

RT