Programas

"Nos espera un desplome de los mercados financieros que devaluará a las divisas fiat"

Publicado:
En el episodio nº1501 de 'Keiser Report', Max y Stacy hablan de las lecciones que brinda la epidemia del coronavirus. Desde gente acudiendo a urgencias sin padecer síntomas a asalariados de élite desconcertados al descubrir que sus exclusivos hospitales privados se niegan a atenderles: ¿cómo aprender de ello para luchar contra las epidemias financieras?

Stacy afirma que en el mundo está teniendo lugar una serie de acontecimientos como el desplome mundial de la economía real, del cobre o el auge de la Bolsa en Estados Unidos, que podrían ser "señales confusas" sobre un panorama poco alentador del sistema financiero internacional.

En las últimas décadas, el mundo ha sido testigo de un "proceso de desregulación y de ruptura con cualquier relación que pudiera existir con el oro", y cuanto "más se agravan las crisis, más desregulación" se han impuesto, comentó por su parte Max.

Según el presentador del programa, los medios financieros no hacen otra cosa que mentir y trasladar información falsa, con un fraude en la Bolsa de Valores de Nueva York que no deja de aumentar. "La crisis del 2008 se debió a la ausencia de un ancla en la economía mundial como pueda ser el oro", pero al entonces presidente de EE.UU., Barack Obama, y otros gobernantes se les ocurrió un "auténtico despropósito". En lugar de echar el ancla e intentar volver a la realidad, decidieron ponerle alas al barco para que vuele, impulsado por derivados y emisión de moneda, criticó Max.

"El mundo se ha vuelto loco"

El invitado de esta ocasión, Alasdair MacLeod, coincide con las declaraciones del entrevistador y manifiesta que "el mundo se ha vuelto loco", con los principales índices bursátiles de EE.UU. en máximos históricos, cuando la escasez de liquidez y el nivel de endeudamiento también están creciendo.

A la Reserva Federal de EE.UU. y otros bancos centrales "no les queda otra que mantener inflado el sistema, y eso significa imprimir" más dinero, afirma MacLeod, para quien la emisión de moneda altera el poder adquisitivo del dinero emitido. "Hasta ahora, ese efecto han podido ocultarlo inventándose un Índice de Precios al Consumo que no guarda ninguna relación con los verdaderos precios, porque en Estados Unidos el poder adquisitivo del dólar está cayendo, disminuye en torno al 10 % anual; lo que pasa es que nadie parece darse cuenta", dijo.

Pero "hay una cosa todavía más peligrosa", advierte el entrevistado. "Están inflando el precio de los activos financieros, incluidos los bonos y las acciones, al mismo tiempo que emiten moneda para inflarlos. Y si se hacen ambas cosas a la vez, como una caiga, la otra también. Así pues, yo creo que lo que va a pasar, y a no mucho tardar, es que, cuando cambie la tendencia en los mercados, el dólar empezará a perder valor a marchas forzadas y todo se pondrá patas arriba", asegura MacLeod.

"No solo nos espera un desplome de los mercados financieros, sino que, además, ese desplome devaluará a las divisas fiat", puntualizó.