Programas

"Los bancos de Wall Street son como dioses de la destrucción que financian negocios abocados al fracaso"

Publicado:
En el episodio número 1.532 de 'Keiser Report' Max y Stacy hablan de cómo la Reserva Federal ha creado un mundo en el que ha dejado de estar vigente el continuo espacio-tiempo: sin medios para medir el mundo que nos rodea, incluidos el tiempo y la materia, acabamos primero con tipos de interés negativos y ahora con precios de la energía en negativo. En la segunda parte Max entrevista al emprendedor Abraham Cambridge, de The Sun Exchange, sobre sistemas descentralizados de suministro de energía.

Los presentadores del programa hablan sobre el terreno de los precios negativos que podría alcanzar el petróleo en los meses del verano boreal. Max señala que la generación de gran cantidad de petróleo que se ha quedado sin espacio de almacenamiento se atribuye a la financiación "con cantidades ilimitadas de dinero gratis".

"Los tipos negativos nos han llevado a precios del petróleo negativos, porque hay más dinero emitido para destruir que para crear", comenta el presentador.

Por su parte, Stacy agrega que durante la existencia del patrón oro, la sociedad no se podía permitir "perder dinero" y a diferencia de la situación actual, el precio era la señal que determinaba el rendimiento de un negocio. No obstante, Max enfatiza que el grupo que saca beneficios de las pérdidas son los bancos de Wall Street, ya que venden los bonos "para asegurar las pérdidas de la industria del petróleo de esquisto".

"Los bancos de Wall Street son como Shiva: dioses de la destrucción que financian negocios abocados al fracaso, porque les sale más rentable apostar por la destrucción que por la vida", concluye.

"La energía solar es más barata que los combustibles fósiles"

En la segunda parte del programa, Abraham Cambridge, de The Sun Exchange, compañía dedicada a la energía solar, explica que la industria de la energía solar se ha visto beneficiada en ciertos aspectos por la crisis que ha envuelto al mercado del crudo.

"Obtener combustibles fósiles de un lugar del planeta y construir una red de suministro complejísima y muy frágil para llevar ese combustible a otro lugar es más propio del siglo XIX. Tenemos que pararlo. Tenemos la tecnología adecuada para ello, no nos hacen falta cadenas de suministro que destruyen el mundo para conseguirlo", comenta el experto y agrega que actualmente, "la energía solar es más barata que los combustibles fósiles".

También destaca la importancia del bitcóin, que se está convirtiendo en la reserva de valor, compitiendo con el oro. "Este último ha empezado a escasear y la gente se está pasando a una moneda que sea un refugio seguro: el bitcóin", aseguró.