Programas

"Las ganancias se privatizan y las pérdidas se socializan"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report' Max y Stacy hablan del repudio por sus ideas racistas de Woodrow Wilson, expresidente de EE.UU. y fundador de la Sociedad de las Naciones. Wilson también creó la Reserva Federal, una institución racista por obra del efecto Cantillon. En la segunda parte Max habla con Aleks Svetski, de la aplicación Amber, sobre el auge de la soberanía individual y el declive del Estado.

Stacy sostiene que países como Estados Unidos se encaminan hacia la "depresión", debido a que se están "borrando toda su historia", y pone como ejemplo la destrucción de estatuas de personalidades históricas o la decisión de la Universidad de Princeton, una de las más prestigiosas del mundo, de cambiar el nombre a su Facultad de Política Exterior Woodrow Wilson porque ahora considera que él fue un racista.

Recuerda que Wilson promulgó la ley para la creación de la Reserva Federal, que existe desde 1913 y "por naturaleza [es] una entidad sexista, racista y clasista, porque es la que provoca el efecto Cantillon". Por eso considera que también se debería "acabar" con el banco central estadounidense, al que apunta como responsable de las "enormes desigualdades" de riqueza e ingresos en la sociedad, así como de crear "riesgo moral".

Según Max, la Reserva Federal recurre a los rescates de "aquellos que ponen constantemente en riesgo" la seguridad y bienestar de la población "con todas esas deudas fraudulentas, como las obligaciones de deuda garantizada, las obligaciones de préstamos garantizados, los títulos comerciales con respaldo hipotecario y todos esos instrumentos que no dejan de aterrorizar al pueblo con un desestabilizador ciclo de auges y desplomes".

"Una mentira descarada"

Por su parte, el invitado de este episodio, Aleks Svetski, opina que el actual sistema económico estadounidense es una "versión totalmente adulterada del capitalismo". "Es una mentira descarada, las ganancias se privatizan y las pérdidas se socializan; así de manipuladas están las cosas", lamentó.

Asimismo pronostica que el sistema "va a seguir derrumbándose" porque el Estado-nación "ha decaído y se ha convertido en el nuevo parásito". "Y ese Estado-nación se alimenta de sus ciudadanos, hasta el punto de resultar perjudicial para ellos", criticó Svetski.