Programas

"El colapso del dólar será doloroso durante una temporada, pero a la larga beneficiará a casi todo el mundo"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report' Max y Stacy celebran con langosta el Día de la Independencia de EE.UU. para sumarse a la guerra comercial con China y hablan del comercio mundial, para el que no se vislumbra ninguna recuperación. En la segunda parte Max habla con Richard Field, director del Instituto para la Transparencia Financiera, sobre la expansión del balance de la Reserva Federal y los miles de millones en créditos del Programa de Protección de Nóminas, repartidos sin mucha supervisión.

Este 4 de julio, en que se celebra el Día de la Independencia de EE.UU., Max Keiser y Stacy Herbert disfrutan de una langosta, una elección culinaria ligada al tema de su conversación en este nuevo episodio: la guerra comercial con China y el comercio mundial.

El mercado de la langosta se ha visto directamente afectado por la caída global del comercio de bienes luego de que la Administración del presidente Donald Trump considerara imponer aranceles a China para proteger esa industria. Esta situación no es sino otra muestra clara de las guerras comerciales, "producto de la guerra monetaria", opina al respecto Keiser. 

Según el presentador, esta guerra monetaria —que EE.UU. ya vivió hace más de una década con Pekín cuando quiso equiparar el valor de su moneda al del dólar— ha desencadenado conflictos armados, "una guerra real". Una muestra de ello son "los intentos de acaparar el petróleo de Irak o Libia" y ejercer "su dominio por medio del dólar, la divisa de reserva mundial", añade Stacy. 

En ese afán de lograr el control de la economía, el papel de la Reserva Federal ha sido fundamental, con la inflación que ha provocado y la inyección de deuda al sistema para "devaluar nuestra forma de vida, nuestra familia, nuestra calidad de vida y nuestra humanidad", asegura Max.

De acuerdo con Stacy, las acciones de la Reserva Federal han provocado un "mal sistémico", así como los esfuerzos por mantener el sistema del dólar, que "representa una desventaja para el 99 % de la población: la que no tiene acceso al dinero recién impreso". Ese propósito, explica Max, ha obligado a exportar muchos puestos de trabajo al extranjero y así hacer que otras naciones "generen una demanda agregada de dólares". "Esta situación solo beneficia a la gente metida en el negocio de la creación y empaquetado de deuda... o sea, a Wall Street", argumenta.

No obstante, y como lo ha expresado en otras ocasiones, Keiser cree que el "imperio estadounidense" y su modelo de gobierno respaldado por el dólar está cerca del colapso; algo que haría que al país le fuera "mucho mejor". "Nos dirigimos hacia una depresión mundial que, como ya hemos dicho, podría acabar siendo algo bueno a la larga, porque se recuperan los valores", subraya.

"El colapso del dólar será doloroso durante una temporada, pero a la larga beneficiará a casi todo el mundo", añade el anfitrión.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!