Programas

Economista a Keiser: "Como Erdogan no acepte el dinero del FMI, tiene los días contados"

Publicado:
En este episodio de soluciones veraniegas de 'Keiser Report', Max y Stacy hablan con Alasdair Macleod, de GoldMoney.com, sobre el alza del precio del oro y si estamos ante el final del dólar como divisa de reserva. También comentan el cambio de mentalidad sobre el metal precioso a raíz del actual desmadre en la impresión de 'dinero gratis'. Por último, analizan el impacto en el precio del oro de las tensiones políticas y comerciales entre una China en ascenso y un EE.UU. acaso declinante.

El invitado de este episodio, Alasdair MacLeod, opina que el 23 de marzo pasado "cambió el mundo", cuando la Reserva Federal de EE.UU. anunció que "emitiría toda la moneda que hiciera falta" para "mantener en pie los mercados financieros". Además, señala que ese mismo día "tocó techo la tasa de cambio del dólar ponderada por el comercio, que desde entonces no ha dejado de bajar".

MacLeod afirma que la Reserva Federal "está inyectando a gran escala" en los bonos del Tesoro estadounidense, y que por eso las rentabilidades no se han recuperado. Para la Reserva es "fundamental" mantener las rentabilidades en niveles bajos, porque si no lo logra, la "crisis de financiación en la que se verá sumido EE.UU. será inabordable. De ahí que necesiten mantener los intereses de financiación en niveles bajos para seguir inflando la burbuja de los activos financieros", argumenta.

Respecto a las crecientes tensiones entre EE.UU. y China, Stacy sostiene que Washington está "empeñado" en "destruir y apropiarse de empresas como TikTok y su sociedad matriz, ByteDance, o de Huawei simplemente por el hecho de haber creado "un producto mejor que sus homólogas estadounidenses".

El Estado profundo

El entrevistado responde que en situaciones de inestabilidad financiera, el "conflicto político está asegurado". Según Alasdair MacLeod, una forma de evitar que un conflicto político interno se convierta en uno civil es atacando a otros países. "En EE.UU., el Estado profundo sigue estando a favor de estrategias como esa", apunta.

Incluso manifiesta que no le extrañaría si un día ese Estado profundo decidiera "cargarse" al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, al considerar que "ya no es un socio fiable". "De hecho, como Erdogan no acepte el dinero del FMI, tiene los días contados, porque el Estado profundo de EE.UU. irá a por él; esas cosas siguen pasando", advierte.

rtnoticiasrtnoticias