Programas

"Estamos ante la última fase de la guerra del dinero fiat contra el oro"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy comentan la opinión cada vez más extendida de que el saqueo de los pequeños negocios está justificado: un código moral que ha calado entre la población desde los bancos centrales y el capital riesgo, que saquean por medio de la inflación y el despojo de activos. En la segunda parte Max conversa con Willem Middelkoop, autor de 'The Big Reset', libro en que predijo el auge del oro y el declive del sistema fíat respaldado por el dólar estadounidense.

Los presentadores del programa lamentan que en algunos sectores de EE.UU. ya empiezan a difundir la idea de que los saqueos, la destrucción de pequeños negocios y la organización de grupos paramilitares que últimamente vienen ocurriendo en diferentes ciudades del país están justificados.

"La izquierda percibe que va a perder en las elecciones de noviembre y está intentando causar problemas, provocar tensiones y dar origen a una especie de guerra civil; siempre pueden culpar a Trump de ello. Una de las formas de hacerlo es afirmar que saquear los pequeños negocios es aceptable", critica Max.

Según Stacy, los bancos centrales y el sistema monetario son los responsables de este "problema sistémico", aunque la gente que protesta no se da cuenta de ello. "Las políticas monetarias y reguladoras de la Reserva Federal [de EE.UU.] han alentado un capitalismo que recompensa al 1 % de la población y deja que el 99 % restante asuma los riesgos", asegura.

El oro

Por otro lado, Max sostiene que el oro le está ganando la batalla al dinero fiat. Esta afirmación es compartida por el invitado de este episodio, Willem Middelkoop, quien además señala que "se están produciendo liquidaciones forzosas de posiciones cortas", sobre todo en la bolsa de metales COMEX y en los mercados de futuros.

"Si les echamos un vistazo a las entregas físicas del metal, vemos que cada vez se entrega una mayor cantidad de oro físico al mes", añade Middelkoop, aclarando que esa tendencia comenzó en marzo pasado, coincidiendo con el "pánico" desatado por la pandemia del coronavirus. "Creo que estamos ante la última fase de la guerra contra el oro", concluye.