Programas

"EE.UU. ya está librando tres tipos de guerras contra China"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report' Max y Stacy comentan los planes que propone la consultora McKinsey para un futuro desglobalizado y el gran reseteo que se nos avecina, y que incluye enseñarnos, con palabras muy bonitas, a no huir del león que se nos quiere comer. En la segunda parte Max entrevista al inversor Kyle Bass sobre la política de Trump acerca de China y los cambios que habría en ella de convertirse Biden en presidente.

Los presentadores del programa sostienen que "se avecina" el "gran reseteo" del actual sistema económico, de la mano del Foro Económico Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el fin de eliminar los cientos de miles de millones de deudas tóxicas de algunos países e importantes instituciones internacionales.

Stacy recuerda que en el 2011, el Foro Económico Mundial exigía 103 billones de dólares de crédito para impulsar el crecimiento global. Pero ahora, "esos mismos dicen que hace falta un gran reseteo". Simultáneamente, el FMI propuso reeditar los acuerdos de Bretton-Woods firmados en 1944, que establecieron el nuevo orden económico después de la Segunda Guerra Mundial.

Max estima que esos 103 billones de dólares tienen "mucho que ver en todo esto", y lo que se pretendería es "hacer coincidir esa reedición de los acuerdos de Bretton-Woods con el gran reseteo". "El reseteo posiblemente tengan pensado llevarlo a cabo por medio de los derechos especiales de giro, o puede que a través de una divisa digital controlada por el banco central y emitida por el FMI o el Banco Mundial", supone.

Las relaciones entre EE.UU. y China

Por otro lado, en cuanto las tensas relaciones entre EE.UU. y China, el invitado de este episodio, el inversor Kyle Bass, manifiesta que cualquiera que resulte vencedor en las presidenciales estadounidenses de este martes, optará por un "enfoque más duro" hacia Pekín.

Asimismo, el entrevistado afirma que en la actualidad EE.UU. "ya está librando tres" tipos de guerras contra el gigante asiático. Una es la guerra económica, la segunda es la guerra cibernética y por último, la guerra de la información y los datos. Bass opina que Washington necesita una estrategia de guerra económica cohesionada y crear un departamento afín que "vigile muy de cerca las intenciones" de Pekín.