Programas

"Biden se inmiscuirá en nuevos conflictos y provocará el sufrimiento de un montón de personas por sus ansias geopolíticas"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy analizan los gráficos de Constantin Gurdgiev sobre las tasas de participación laboral en EE.UU. y llegan a una conclusión: esto no es normal. En la segunda parte, Max continúa su charla con Alasdair Macleod, de GoldMoney.com, sobre geopolítica en la era de la emisión de moneda desbocada.

La tasa de participación laboral en Estados Unidos –el número de personas activas que participan en la economía– lleva "cayendo en picado" desde el año 2000 y justo antes de iniciarse la pandemia del covid-19 se situaba en torno al 63 %, pero a día de hoy ese índice está "ya casi en el 60 %", advierten los presentadores del programa.

Según algunos economistas, esa tendencia "no es normal" y augura "un desastre a largo plazo". "En EE.UU. se está generando una clase permanentemente desfavorecida compuesta por más de 100 millones de personas que, durante generaciones, se ven incapaces de escapar de la pobreza, algo que es achacable a la emisión de moneda", critica Max.

Para Stacy, dicha tendencia es el precio por la desaparición de la figura del ciclo económico, que se inició en torno al año 2000 con la aprobación de la ley de modernización de los futuros sobre materias primas o la derogación de leyes que regulaban a los bancos. "El problema es que los medios no se hacen eco de ese precio, porque hoy en día en los medios no se debate; se dice cómo son las cosas y punto", lamenta.

Las tensiones de EE.UU. con China y Rusia

Por otro lado, en cuanto a las crecientes tensiones de EE.UU. con China y Rusia, el invitado de este capítulo, Alasdair MacLeod, opina que "la cosa no pinta nada bien" y cree que "va a deteriorarse rápidamente". Además, vaticina que la Administración Biden "se inmiscuirá en nuevos conflictos y provocará el sufrimiento de un montón de personas por sus ansias geopolíticas".

"Desde la Segunda Guerra Mundial, Washington ha tratado de controlar el mundo, intentando que no lo hicieran" Moscú ni Pekín, recuerda Alasdair. "A día de hoy estamos viendo la continuación de eso, sin que el sistema de seguridad y de defensa estadounidense haya querido jamás actualizarse respecto a esa época, persiguiendo los mismos objetivos, lo cual es triste. Es más, es que EE.UU. está perdiendo su hegemonía mundial y, claro, eso no le gusta", concluye.

rtnoticiasrtnoticias