Programas

"La mano dura de China contra los gigantes tecnológicos es para evitar que tengan mucho más poder que el presidente como en EE.UU."

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy hablan de la última moda en materia de diplomacia, consistente en hablar como un neoyorquino más bien poco diplomático: la cosa viene a cuento de las broncas que ha traído el torpedeado contrato de compraventa de submarinos entre Francia y Australia. En la segunda parte, siguen conversando sobre China, la cada vez mayor crisis de suministros y el aumento de los alquileres en Estados Unidos.

La geopolítica actual "se ha vuelto absolutamente loca", como lo demuestra el "enfrentamiento" entre Francia, Australia y Reino Unido a raíz de la alianza de seguridad y cooperación trilateral firmada por los dos últimos países con EE.UU., opinan los presentadores del programa.

Stacy estima que Canberra "ha humillado" a París al haber negociado "en secreto un pacto" con Washington, "invalidando con ello el acuerdo de 90.000 millones de dólares" que había alcanzado previamente con Francia" para la compra de doce submarinos. En tanto Max cree que la "pelea callejera" entre los gobiernos francés, británico y australiano "tiene mucho que ver" con la desglobalización y desdolarización.

También critican las políticas de la Reserva Federal de EE.UU. y el Banco Central Europeo que "generan desigualdades" de riqueza e ingresos, porque, aseguran, pagan a la élite por endeudarse y adquirir activos de empresas que generan grandes ingresos. Al respecto, citan información de la prensa estadounidense que revelan que varios altos cargos de la Reserva Federal invirtieron a título personal en el mismo tipo de acciones que las adquiridas por esa entidad, lo que les reportó grandes ganancias. Con esa práctica se infla el precio de los activos, "en lo que constituye un ejemplo flagrante de corrupción", censura Max.

"EE.UU. ha perdido los papeles"

En la segunda parte, tratan sobre la "mano dura" que está aplicando el Gobierno chino contra las grandes compañías tecnológicas del gigante asiático con el propósito de "evitar el aumento de las desigualdades" económicas como sucede en EE.UU., donde los millonarios están acumulando más fortuna.

Pekín quiere evitar el escenario de Estados Unidos, donde las redes sociales "tienen mucho más poder que el presidente, hasta el punto de que pueden relegar al olvido a un mandatario mientras está en el cargo", recuerda Stacy, en referencia al expresidente Donald Trump, a quien Twitter, Facebook e Instagram le bloquearon de forma indefinida. El país norteamericano "ha perdido los papeles y lo único que sabe es emitir moneda a raudales", lamenta Max.

rtnoticiasrtnoticias