X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
http://es.rt.com/4ccg

¿Merece EE.UU. ser perdonado tras su política intervencionista en América Latina?

Publicado: 21 mar 2016 15:37 GMT | Última actualización: 19 abr 2016 09:43 GMT

Barack Obama propone hacer 'borrón y cuenta nueva' en sus relaciones con Argentina y Cuba, destinos de sendas visitas oficiales. Pero en estos países hay quien no puede olvidar tan fácilmente a qué condujo la política intervencionista de Estados Unidos en el pasado. ¿Puede creerse en la sinceridad de la Casa Blanca cuando habla de un diálogo ventajoso para todos? Ignacio Jubilla y Aliana Nieves indagan cuán vivos siguen los ultrajes de Estados Unidos en la memoria de quienes los sufrieron.

Síguenos en Facebook

CUBA

"Se dice que el pueblo cubano es un pueblo siempre risueño, alegre, optimista. Pero es también un pueblo profundamente lastimado. El enfrentamiento con EE.UU. ha dejado tantas carencias materiales que no hay un aspecto en la vida de cada persona que no se haya visto afectado", afirma Aliana Nieves, corresponsal de RT y presentadora de los informativos. "Numerosas familias han quedado rotas producto de la enemistad de los dos países", añade.

"Dolor en el pueblo de Cuba"

Habría que ver hasta dónde el Gobierno norteamericano es capaz de reconocer todos los errores que cometieron. Cuándo van a decir 'nos equivocamos'. No podemos olvidar que en Cuba hay más de 5.000 víctimas del terrorismo, más de 3.000 muertos

El 6 de octubre de 1976 murieron 73 personas cuando el avión de Cubana de Aviación explotó minutos después de despegar de Barbados. Tras ello, la Plaza de la Revolución se llenó como nunca en los funerales; el discurso pronunciado por Fidel Castro pasó a la historia como uno de los más emotivos. "Era un mar de pueblo, pero un mar de pueblo en llanto. Todos lloraban. Los hombres con los ojos aguados. Había dolor en el pueblo de Cuba", cuenta Camilo Rojo, hijo de una víctima del atentado.

Dominio público

Cuatro personas fueron arrestadas por el atentado y sometidas a juicio en Venezuela: los venezolanos Freddy Lugo y Hernán Ricardo y los cubanos Orlando Bosch y Luis Posada Carriles. Cuba denuncia que Lugo y Ricardo trabajaban para la CIA y colocaron los explosivos por órdenes de Bosch y Posada Carriles. Este último ha confesado ser el autor intelectual del atentado, pero sin embargo, vive libre en Miami.

"Habría que ver hasta dónde el Gobierno norteamericano es capaz de reconocer todos los errores que cometieron. Cuándo van a decir 'nos equivocamos'. No podemos olvidar que en Cuba hay más de 5.000 víctimas del terrorismo, más de 3.000 muertos", sentencia Rojo.

EE.UU., ahogando la Revolución Cubana

"Durante las primeras décadas de la Revolución, el Congreso estadounidense creó ley tras ley con el propósito de ahogar al Gobierno, pero lejos de alcanzar su objetivo, recrudecía la vida cotidiana de los cubanos y al mismo tiempo fortalecía aún más el apoyo del pueblo a las autoridades revolucionarias", cuenta la presentadora de RT.

Tras la desaparición de la URSS, EE.UU. comenzó a aprobar toda una lista de normas para agudizar el bloqueo creado en 1962. Las conocidas como Ley Torricelli y Ley Helms Burton ampliaron esta hostilidad al ámbito internacional, y la Ley de Ajuste Cubano, que permite otorgar la residencia inmediata a todo ciudadano de la Isla que llegue a suelo estadounidense, se ha cobrado la vida de miles de cubanos.

Fidel Castro (a la izquierda) junto al Che Guevara en una marcha en conmemoración de las víctimas de la explosión de La Coubre, el 5 de marzo de 1960.
Fidel Castro (a la izquierda) junto al Che Guevara en una marcha en conmemoración de las víctimas de la explosión de La Coubre, el 5 de marzo de 1960.

"Él trabajaba, pero el salario que percibía no le alcanzaba para sus necesidades. Pensaba que yendo a EE.UU. iba a realizar su sueño. Entonces decidió, con unos amigos del edificio donde vivimos, hacer una balsa", cuenta Mercedes Rodríguez, hermana de un balsero fallecido. "Mi madre estuvo mucho tiempo muy mal (...) se pasaba las noches llorando porque sabía que su hijo se había ido en esas condiciones y presentía que no lo iba a ver más", explica.

"Esta ley permanece aún hoy, cuando se han restablecido las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, y decenas de personas siguen arriesgando sus vidas de la misma manera", denuncia Nieves.

El drama en la esfera de la salud cubana

Una normalización plena de los nexos parece que no será posible mientras que las autoridades norteamericanas no eliminen, una por una, las leyes unilaterales que impiden el desarrollo económico de la isla

Los efectos del bloqueo económico en Cuba son particularmente dramáticos en la esfera de la salud. El desarrollo de la isla en esta materia contrasta con el sufrimiento padecido por los pacientes y sus familiares cuando no pueden contar con la medicina idónea para el tratamiento de una enfermedad.

Yoel Sánchez y Tánjer Álvarez son víctimas indirectas del bloqueo. Su hija padece una enfermedad que genera tumores en sus ojos y debido a la tecnología existente en el país, lo único que pudieron hacerle los médicos es extraerle el globo ocular. Sin embargo, a nivel internacional sí existen tratamientos. "Nos gustaría que cesara el bloqueo para que otros niños sí puedan salvar sus ojitos de la manera que la nuestra no pudo. Porque no hay nada más hermoso que ver la luz del día", afirma la madre.

"Una normalización plena de los nexos parece que no será posible mientras que las autoridades norteamericanas no eliminen, una por una, las leyes unilaterales que impiden el desarrollo económico de la isla", sentencia la presentadora de RT.

ARGENTINA

La existencia de un gobierno abiertamente declarado comunista, a 90 millas de EE.UU., hizo tambalear los cimientos del dominio de Washington sobre la región. La Casa Blanca quiso evitar el efecto dominó a cualquier precio; Argentina fue una de las naciones que más caro lo pagó.

Uno de los regímenes más macabros de la historia

"El 30 de Julio de 1976, Patricia Isassa era secuestrada en su propia casa por fuerzas del Ejército Argentino que en marzo de ese mismo año habían concretado un Golpe de Estado", explica el corresponsal de RT, Ignacio Jubilla, añadiendo que la dictadura argentina "en pocos años se ganó un lugar en el grupo de los regímenes más macabros de la historia".

Dominio público

"Cuando me levanto tengo frente a mí a un tipo con un arma, que me da un culatazo, me golpea, me tira para atrás; yo me quedo helada", relata Isassa. Decenas de miles de personas fueron secuestradas y torturadas; 30.000 fueron asesinadas en la clandestinidad y sus cuerpos desaparecidos.

Jubilla cuenta que, como gran parte de los represores latinoamericanos de aquellos días, varios de los responsables directos del sufrimiento que padeció Patricia habían sido especialmente entrenados en la famosa Escuela de las Américas. En ese instituto de instrucción militar del Ejército de EE.UU., que funcionó desde 1946 hasta 1983 en Panamá, se graduaron decenas de miles de militares y policías de más de 23 países de la región. Jorge Illueca, ex presidente de Panamá, calificó a esa escuela como "la base gringa para la desestabilización de América Latina".

"Luis Posadas Carriles es uno de los egresados. Y también lo fueron las caras más conocidas del terrorismo de Estado en la Argentina como Jorge Rafael Videla, Emilio Massera y Leopoldo Galtieri. Fue allí donde aprendieron algunas de las más crueles técnicas de tortura que luego aplicaron al volver a sus territorios", denuncia el corresponsal de RT. "Ante el anuncio de la inminente visita de Obama, los organismos de Derechos Humanos le pidieron al presidente Macri que aproveche la oportunidad para exigirle a la Casa Blanca la desclasificación de sus archivos sobre esos años nefastos", indica.

Las Malvinas, ¿una excusa para legitimar el sometimiento?

Hasta 1982 existía entre la ocupación británica de las Islas Malvinas y el continente una relación de integración gradual. Pero fue el delirio bélico de Leopoldo Galtieri, aquel dictador casualmente formado en la Escuela de las Américas, cuenta Jubilla, lo que cambiaría el rumbo de la historia provocando además un baño de sangre sin sentido.

Un Westland Wessex en la Isla Ascensión en mayo de 1982.

"Hay que separar mucho lo que es la disputa de soberanía y el reclamo histórico que tiene nuestro país con esa decisión que toma la dictadura militar en 1982. Porque si hay algo que nos aleja de Malvinas, es precisamente esa decisión que toma la dictadura que para nada tenía valores de defensa… había violado la voluntad popular por medio de un golpe militar", denuncia Ernesto Alonso, veterano de la Guerra de las Malvinas.

Según el corresponsal de RT, el interés de EE.UU. para que sus barcos pudieran explotar recursos en las Malvinas había tenido ya un papel clave en el rol casi cómplice que la Casa Blanca tuvo durante la ocupación británica de 1833. Un siglo y medio después el archipiélago volvería a ser objeto del fortalecimiento de esa alianza entre Londres y Washington, ratificando además que sin importar cuán serviciales fueran sus dictadores, Latinoamérica seguiría siendo solamente el "patio trasero" del poder. "La guerra librada por Galtieri fue la mejor excusa para legitimar y profundizar el sometimiento", critica.

EE.UU., ¿el responsable de lo que pasa en América Latina?

"Lo que siempre se me viene a la cabeza es el día de los saqueos. Ese diciembre del 2001", cuenta Nicolás Quiroga, médico y excartonero durante la crisis del 2001 en Argentina. Entonces, el modelo neoliberal aplicado hasta el extremo por el menemismo en los 90 estallaba en mil pedazos y la receta de ajustes severos de los organismos financieros era aplicada a rajatabla por el nuevo Gobierno de Fernando de la Rúa. Como consecuencia, explica Jubilla, la clase media desaparecía y los sectores más carenciados de la población se hundían en una pobreza cada vez más desesperante.

"Espero que la gente se dé cuenta de que no es bueno esto que está pasando en estos momentos. Que el neoliberalismo no nos llevó a ningún lado, de hecho nos llevó a endeudarnos y nos llevó a una de las peores crisis que pasó el país, y que lo estamos repitiendo", afirma Quiroga.

El reciente acuerdo con los fondos buitre mediante el cual el nuevo Gobierno se comprometió a asumir una deuda millonaria para pagarle a los 'holdouts' es exhibido por la nueva administración como un logro que le permitirá al país volver al mercado financiero internacional. No obstante, explica el corresponsal de RT, los primeros elogios tras este arreglo llegaron desde la Casa Blanca; algo que para Nicolás y para muchos no es simple casualidad.

"Siempre creí que el Gobierno de EE.UU. es el mayor culpable de la mayoría de las cosas que pasan en América Latina y en los países en vías de desarrollo. Yo estando en Cuba aprendí que el mundo está dividido en dos: norte y sur. La gente del sur somos los que estamos debajo de todo y los del norte son los que tienen el poder", sentencia Quiroga.

¿Cambio de estrategia o cambio de política?

"Por un lado, la primera visita de un mandatario estadounidense a Cuba en casi 90 años tiene sin dudas un carácter extraordinario; aunque parece ser más producto de un inevitable cambio de estrategia que de un verdadero cambio de política hacia la isla", opina Jubilla. "Por el otro, la visita a la Argentina, apenas asumido Mauricio Macri, suena a una devolución de favores, con un Gobierno que vuelve a alinearse con los intereses estadounidenses", añade el corresponsal de RT.

"En ambos casos hay razones de más para pensar que la gira de Barack Obama lejos de traer aire fresco a las relaciones de EE.UU. con Latinoamérica es más bien la ratificación de la lógica del 'patio trasero', una manera de leer el sur del continente que nunca cambia independientemente de quién sea el que ocupe la Casa Blanca", sentencia.

Etiquetas:

Últimas noticias