Programas

El oro negro de Oaxaca: un regalo envenenado

Publicado:
En Oaxaca, uno de los estados más contaminados de México, muchos saben ya que vivir sobre ricas reservas de hidrocarburos tiene más de condena que de bendición, contra lo que uno podría suponer. El capital que genera la explotación de los yacimientos no acaba precisamente en los bolsillos de los más desfavorecidos: para unos el dinero, para otros el trabajo… y el largo cortejo de enfermedades que traen consigo los estragos medioambientales. Una cláusula mortal que no figura en los contratos.

México es una de las mayores fuentes energéticas de América Latina, aunque las ganancias que deje su explotación no se vean reflejadas en las poblaciones más humildes del país, que sí padecen los efectos del daño al medio ambiente.

En esta nueva edición de RT Reporta, los impactos contaminantes del negocio petrolero quedan al descubierto en la ciudad portuaria de Salina Cruz, estado de Oaxaca, junto al océano Pacífico. Allí, la refinería Antonio Dovalí Jaime, administrada por la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), le genera riquezas al país, pero también graves complicaciones en la naturaleza.

La actividad del establecimiento fue reimplementada por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador tras años de abandono, con el fin de reducir las importaciones de gasolina. Sin embargo, ello supone un alto costo humano, sobre todo para los vecinos de aquella jurisdicción.

"Los derrames han sido constantes"

Sobre la costa, la refinería instaló "rompeolas, y el acarreo de todo ese material de piedra, trajo consigo la alteración del ecosistema", dice el abogado y activista Fernando Tanny Chan Ramírez. "Hoy, la pesca de camarones casi está nula", añade.

Eso, sumado a la "contaminación de las playas", porque "los derrames han sido constantes", subraya. El entrevistado cuenta que todo esto "afectó la fauna marina", pero también da problemas a los visitantes: "Uno puede caminar sobre la arena, y tener la planta de los pies con residuos, de lo que puede llegar a ser petróleo u otro material".

Muchos casos de leucemia

Por otro lado, muchos creen que el conflicto ambiental está relacionado con la gran cantidad de niños con leucemia en el lugar. "Fue una niña sana, desde su nacimiento", dice María Luisa, cuya hija fue diagnosticada con esta enfermedad, y al comienzo no encontraba los motivos. Sin embargo, al informarse más sobre el tema, comprendió que la contaminación pudo haber jugado un rol decisivo en la salud de su niña, según el criterio de los médicos consultados.

Aunque esto sea solo una hipótesis, porque no existen estudios científicos que validen esta teoría en ese estado, la refinería de Salina Cruz se encuentra entre las cinco que más dióxido de azufre emiten en todo el mundo, según la NASA. De hecho, la Secretaría de Medio Ambiente del estado confirmó que el 96 % de ese compuesto registrado en la zona, proviene de la actividad petrolera.

En este sentido, el oncólogo Randy Vladimir Hernández Antonio dice que "la contaminación es un factor ya demostrado" en las enfermedades oncológicas. "La refinación y todo lo que tiene que ver con el petróleo tiene mayor impacto en la salud de nuestra población", agrega el médico local.

La mayor preocupación de Hernández Antonio es que las partículas contaminantes se distribuyan por el aire, más allá del agua. Así, en los últimos años notó un aumento considerable de enfermos oncológicos en Salina Cruz. Frente a este contexto, el doctor sostiene que las unidades hospitalarias ya son insuficientes para atender a tantos pacientes. 

"Cáncer en los pulmones"

Hay escenarios que llaman la atención por los impactos que recibieron de la actividad petrolera. Uno de los sitios más representativos de la ciudad es conocido como 'La Laguna Radioactiva', por la cantidad de desechos tóxicos provenientes de la refinería de Pemex. Igualmente, puede verse a menores bañándose en sus aguas, pese a los riesgos sanitarios que ello implica.  

Las zonas más expuestas a la refinería son los barrios más cercanos. Allí se registran muchos casos de "cáncer en los pulmones", dice Freddy Méndez Cruz, un agente municipal de la localidad de Boca del Río. Aunque no hay certezas sobre el origen de esta grave enfermedad, a muchos lugareños les llama la atención la cantidad de personas que la padecen.

Otra crítica a la refinería es que no hay un plan de contingencia ante posible incidentes: "Al mes ocurren tres o cuatro fallas constantes, y no tenemos a dónde huir", agrega.  

"Estamos modernizando las refinerías"

Ante la negativa de Pemex de emitir comentarios, el equipo de RT consultó al presidente, Andrés Manuel López Obrador, sobre esta situación durante una de sus conferencias matutinas: "No queremos importar nada, que se produzca toda la gasolina en México. Por eso se están fortaleciendo y modernizando las refinerías, incluida la de Salina Cruz", respondió.

El alcalde, Juan Carlos Tecas Altamirano, también es entrevistado para el reportaje: "Si hacemos un balance de costo beneficio, la refinería le ha dado a Salina Cruz la infraestructura, la economía. Muchas familias han salido adelante", manifiesta.

Sin embargo, ante la repregunta sobre la contaminación del medio ambiente, el político contesta que en ese aspecto "ha sido más alto el costo que el beneficio".

Más en detalle, sostuvo que la refinería "está muy obsoleta, se abandonó mucho a las instalaciones". Y concluye: "Ha provocado incidentes, incendios y alta contaminación". 

Sobre este contexto, los vecinos tienen opiniones encontradas: "Contamina, y a la vez genera trabajo", expresa un transeúnte. "A la larga, traerá muchas consecuencias", dice otra. "En cualquier refinería hay problemas", acota un señor.  

Para conocer más sobre la refinería de Salina Cruz y sus impactos en el medio ambiente, no se pierda la última emisión de RT Reporta.

rtnoticiasrtnoticias