X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
https://es.rt.com/50hi

David Rockefeller: ¿Al cielo o al infierno?

Publicado: 22 mar 2017 18:57 GMT | Última actualización: 22 mar 2017 22:36 GMT

El mundo se estremeció esta semana con la noticia del fallecimiento de uno de los magnates más influyentes del mundo: David Rockefeller. Su legado no solo consiste en una enorme fortuna, sino también en cientos de proyectos filantrópicos por todo el mundo, que han hecho que la fundación que lleva su apellido esté presente en todas las capas de nuestra sociedad: la política, la economía, la religión y diferentes ONG.

Síguenos en Facebook

Después de superar seis trasplantes de corazón, el multimillonario y filántropo David Rockefeller falleció en su residencia de Nueva York (Estados Unidos). Su muerte deja un legado no solo económico, sino también institucional e ideológico, como la forma de entender que el mundo se dirige bajo un patrón de élites y globalización. Ha sido uno de los pilares fundamentales del mundo financiero y económico, tal y como hoy lo entendemos.

Este magnate estadounidense también deja una colección de fundaciones, universidades y organizaciones no gubernamentales y movimientos sociales bajo una sombra de teorías conspiratorias y conceptos como Nuevo Orden Mundial, Poder en la Sombra o Criptocracia. Asimismo, se le atribuye la creación del famoso Club Bilderberg, que reúne a las personas más influyentes de todo el mundo, y de la comisión trilateral: EE.UU., Europa y Japón.

¿David Rockefeller ha sido un monstruo, un poder en la sombra o una persona que realmente ha dedicado su fortuna y su vida a sus empresas, pero también a fines humanitarios y solidarios?

El poder del que gozaba no solo tiene que ver con el capital, sino con algo mucho más complejo, como la influencia en líderes mundiales, la negociación de tratados internacionales o la decisión sobre el futuro de las economías de países enteros.

De este modo, Rockefeller ha sido una figura indispensable para entender el sistema internacional o el orden mundial imperante, las normas y el sistema por el que nos regimos. Tras su deceso, su legado sigue vigente y con unas raíces demasiado profundas como para que se alegren mucho quienes celebraron su muerte en el Día de la Felicidad.

Etiquetas:

Últimas noticias