Programas

Trump y Oriente Medio: ¿Cambio de rumbo?

Publicado:
Este viernes 'El Zoom' continúa profundizando en las tensiones desatadas entre Irán y EE.UU. después del asesinato del general Soleimani con un dron estadounidense. Javier Rodríguez Carrasco aborda las aristas de una crisis en la que Trump intenta despejar incógnitas en toda la región de Oriente Medio, como la redacción de un nuevo pacto nuclear a su antojo, la implicación de la OTAN en la pacificación de la zona y otros conflictos abiertos en ese volátil escenario.

De lo que no parece darse cuenta Donald Trump es que la cuestión de Irán "va mucho más allá de un país", indica Javier Rodríguez Carrasco. Según el presentador de 'El Zoom', la cuestión iraní "va de resolver un pacto nuclear" que Trump ha hecho pedazos, de devolver la paz a Oriente Medio destruida por EE.UU. con la exportación "del sentido de la democracia y la libertad", de que "hoy la semilla del odio hacia EE.UU. se ha extendido tan rápidamente en ese territorio como prende la pólvora" y de que el mandatario estadounidense "quiere colgarse las medallas de resolver los problemas pero encarga a que otros hagan el trabajo sucio".

"La OTAN se siente orgullosa de poder contribuir —estaría bueno, ¿no?—, pero quizás países como Irak, Irán, Siria y otros en esa región no están dispuestos a rebajarse a los mandatos de quien hoy se ha convertido en el enemigo público número uno de esos países y por el que Irán todavía sigue clamando venganza", señala Rodríguez Carrasco.

"La tensión con Irán se rebaja, según dicen algunos, pero les recuerdo que nunca hay que fiarse de un león aunque esté dormido", asevera. En opinión del conductor del programa, Trump, por su parte, ha sido claro con Teherán: "Seguís vivos incluso después de mis ataques a las bases estadounidenses en Irak, así que sed buenos y dad gracias al cielo, o mejor dadme las gracias a mí o correréis la suerte de Soleimani", resume lo que ve como la postura del presidente de EE.UU.

Rodríguez Carrasco destaca un "carácter bipolar" en la política de Trump, quien por un lado "nos hace creer que es un loco", pero por otro lado usa esa locura "con intenciones sibilinas, implicando a todos en sus decisiones para que caigan rendidos a sus pies" y hagan las cosas tal y como él quiere.

"En una semana firmará unos pactos económicos con China, hoy convence a la OTAN para que haga el trabajo sucio en Oriente Medio, mañana dirá que tiene la solución al conflicto de Palestina e Israel", explica el presentador, quien sostiene que el único objetivo de todo esto es el de ganar las elecciones presidenciales de este año pese a las trabas que le quieren poner sus rivales políticos.