X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3svx

Villa Epecuén, huella de un oscuro episodio de la historia argentina

Publicado: 12 jun 2015 14:02 GMT | Última actualización: 14 jun 2015 16:31 GMT

Casi 30 años después de la inundación que anegó sus calles, los habitantes de Villa Epecuén se resisten a olvidar la desgracia que terminó con esta localidad de Argentina. La ciudad estuvo bajo las aguas durante dos décadas y desde hace un tiempo su retirada permite observar de lo que es capaz la naturaleza ante la desidia y errores del hombre.

El matadero de Villa EpecuénRT
Síguenos en Facebook

"Siento los olores, los ruidos y si yo por ejemplo cierro los ojos y me quiero acordar cómo era Epecuén antes de la inundación, cada lugar, cada calle, cada persona que podía encontrar en ese lugar, me la acuerdo y pasaron 30 años", dice la exhabitante del antiguo balneario Viviana Castro paseando por las avenidas desiertas.

Los sentimientos de Viviana Castro se repiten en casi todos los habitantes de Villa Epecuén, una pequeña localidad turística que en 1985 sepultó sus sueños luego de sufrir la peor inundación que recuerde. Hace algunos años, las aguas bajaron y dejaron al descubierto las estructuras corroídas, un escenario similar al de una ciudad bombardeada. Viviana recorre frecuentemente estas calles abandonadas y afirma que demoró en comprender qué fue lo que pasó con su lugar natal.

"Me costó mucho tiempo darme cuenta que era lo que había pasado con Epecuén. Después de 5 o 6 años —recuerda— entendí que sentí, que me pasó, que me sacaron y que me falta. Me falta la pertenencia del lugar, la historia mía en un lugar físico, la esencia de una persona de toda su niñez, su adolescencia, su juventud".

Villa Epecuén nació y creció alrededor de un enorme lago con propiedades curativas. Los minerales de sus aguas permitieron a miles de argentinos apaciguar dolores en las articulaciones. Fue el lugar elegido para tomar baños y realizar tratamientos médicos. Su actual imagen hace muy difícil imaginar sus épocas de gloria, en las que llegó a albergar 25.000 personas en dos meses de temporada. Sin embargo, ese escenario de prosperidad para los 1.200 habitantes estables cambió definitivamente.

"Y empezó la gran lluvia", relata Norma Berg, una guía turística. "Empezó el viento sur y fue que el domingo 10 de noviembre, el día de la tradición, temprano a la madrugada se corta el terraplén, o sea se empieza a abrir por debajo brechas de agua y ahí es donde empieza a ganar el agua al pueblo y es ahí donde empieza el caos y la desesperación, pero lo que nunca la gente se imagino es que el agua iba a llegar a la escuela, pensaron que iba a ser la parte del centro y ahí paraba…pero no, realmente la masa de agua fue inmensa".

En tan solo 20 días, el pueblo fue completamente cubierto por el agua. Las lluvias y otras crecidas en la década de los 1990 provocaron que el nivel del lago llegue hasta los 8 metros sobre las construcciones. Ahora quedaron al descubierto lugares emblemáticos como el balneario, algunos hoteles y la escuela a la que concurrió de joven Roberto Fernández, quien sufre al recorrer las ruinas.

"Lo que me produce hoy es tristeza y bronca, bronca porque esto se podía haber evitado y bueno, me cuesta mucho venir acá, paso cerca todos los días pero no entro nunca a Epecuén, no quiero entrar nunca", confiesa.

El anegamiento total de este lugar no fue por obra y gracia de la naturaleza. Un periodo de sequía en los años 1960 provocó la planificación de obras hidráulicas. La construcción de un canal trasladó agua de otros cauces cercanos y devolvió un nivel óptimo al Lago Epecuén. Mientras el turismo seguía creciendo, en 1976 comenzó a gobernar la dictadura militar y se pospusieron otros planes preventivos para evitar inundaciones.

"En 1976, nuestro país ingresa en su etapa más oscura", reseña el director del Museo Adolfo Alsina, Gastón Pantarrieu. El año 1978 casi tuvimos un conflicto con Chile, año 1982 tuvimos la guerra de Malvinas, es decir muchos factores políticos que conspiraron para la continuación de esas obras. El canal Ameghino era una obra que iba a permitir solucionar la sequía pero no iba a permitir regular el sistema. Las demás obras no se hicieron."

Actualmente, este lugar fantasma es un sitio protegido por ley y se proyecta emplazar un recorrido histórico para comprender qué fue lo que pasó. Si bien no hubo víctimas fatales, hoy el pueblo muestra sus heridas mortales que ni el paso del tiempo logrará cicatrizar.

En el reportaje se han usado imágenes de un video a vista de dron de Drone Films Project 

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias