X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/qYD

Negociadora casual: Bibliotecaria evita una masacre en un colegio de EE.UU.

Publicado: 24 ago 2013 02:15 GMT | Última actualización: 24 ago 2013 03:05 GMT

¿Cómo se debe detener a un hombre armado con un fusil AK-47 en una escuela primaria llena de niños? Una bibliotecaria del condado de DeKalb, estado de Georgia, fue la respuesta.

crimesandkillers.tumblr.com/ RT
crimesandkillers.tumblr.com/ RTcrimesandkillers.tumblr.com/ RT
Síguenos en Facebook

Antoinette Tuff no debía trabajar en la escuela como bibliotecaria el pasado 20 de agosto, ya que era su día libre, pero finalmente decidió ayudar a su colega y trabajar en su lugar. Cuando Michael Hill con su AK-47 apareció en la oficina principal de la escuela, Tuff venció el miedo y se dirigió con voz suave y serena al joven.

Hill exigió un equipo de noticias de TV para que le filmara luchando con la Policía y muriendo en la escena final. Tuff escuchaba atentamente al joven y le prometió ayuda. Paralelamente la bibliotecaria hizo una seña a sus colegas, que de inmediato informaron a los maestros para que cerraran las puertas y enviaran a los niños a un lugar seguro.

Hill tomó a Tuff como rehén y se encerró con ella en uno de los despachos de la escuela primaria, pidiéndole que llamase a la Policía y ordenase que nadie traspasara las puertas del centro. 

Durante 22 minutos ella le contó los detalles de su vida y le escuchaba con empatía,
mientras al mismo tiempo estaba al teléfono con la operadora del 911 y sirviendo de mediadora entre el asaltante y las fuerzas de seguridad. "Yo también intenté suicidarme cuando mi marido me dejó después de 33 años juntos, pero mírame ahora, estoy trabajando y todo me va bien", contó Tuff al joven. Después le habló sobre su hijo discapacitado y una "montaña rusa" de problemas que tuvo que sobrevivir tras intentar abrir su propio negocio.

Según la grabación de la llamada, recién publicada por el Departamento de Policía de DeKalb, Hill confesó que no le "importaba morir" porque no tenía “ninguna razón para vivir”, que no era mentalmente estable y que no había tomado su medicación.

Hill se quejaba de que nadie le quería: su madre murió y jamás conoció a su padre. "Y yo le expliqué que era yo quien le amaba. Yo no sabía mucho sobre él. No sabía su nombre, pero yo sí que le amaba y eso me daba miedo, porque sabía que en ese momento él estaba listo para tomar mi vida junto a la suya, y si yo cometía un error, entonces todos estaríamos muertos", recuerda Tuff, que anteriormente fue entrenada en la escuela para hacer frente a tales situaciones.

 

"Puedo ayudarte. No me has hecho daño ni has herido a nadie. Seguro que encontramos una solución", dijo Tuff al joven. 

Finalmente, Tuff pidió que dejase el arma en el suelo y se puso a tranquilizar a Hill. A continuación, le convenció para que cambiara de opinión, que se entregara en lugar de morir en un tiroteo con las fuerzas del orden.

"Desea entregarse, pero quiero asegurarme de que nadie le va a disparar cuando salga por la puerta. No tiene armas, está tumbado en el suelo y ha sacado todo lo que tenía en los bolsillos. Está listo para que entren los agentes, le detengan y le lleven al hospital", dijo Tuff a su interlocutora policial.

Cuando los agentes de seguridad irrumpieron en el despacho Tuff dijo a su interlocutora telefónica: "Es el día que más miedo he pasado en toda mi vida".

Ninguno de los niños o empleados de la escuela resultaron heridos. El presidente Barack Obama llamó a Tuff para felicitarla y darle las gracias.  

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias