X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/w8s

Un 'selfie-adicto' toma decenas de autofotos diarias y casi se suicida buscando una ideal

Publicado: 27 mar 2014 07:10 GMT | Última actualización: 28 mar 2014 09:35 GMT

La adicción a autorretratarse casi acaba con la vida de un británico de 19 años. Pasaba diez horas diarias tomando 'selfies', perdió 10 kilos e incluso estuvo a punto de suicidarse al no conseguir sacarse la foto perfecta.

Adam Bettcher/ Imágen ilustrativaAFP
Síguenos en Facebook
"Buscaba constantemente el 'selfie' perfecto, y cuando me di cuenta de que no podía quise morir. Perdí a mis amigos, mi educación, mi salud y casi mi vida", cuenta Danny Bowman a 'Mirror Online'.

El joven empezó a publicar autorretratos en Facebook a los 15 años. Ya en aquel entonces seguía los comentarios que recibían sus fotos y se tomaba las críticas muy a pecho. "Los niños pueden ser muy crueles. Uno de ellos escribió que mi nariz era demasiado grande para mi cara, otro comenzó a criticar mi piel", cuenta Danny, explicando que para obtener la aprobación de sus amigos en línea empezó a hacer más 'selfies'.

La caza paranoica de la autofoto ideal comenzó cuando Danny decidió hacer realidad su sueño y se fue a una agencia de modelos, pero no pasó la selección. Entonces se dedicó a tomarse decenas de fotos diarias incluso justo después de despertarse. 

"Sonaba el despertador y podía sacarme 10 fotos antes de ducharme. Luego me hacía otras 10 después de la ducha y 10 más después de arreglarme. Luego pasaba horas mirándolas y examinando mis facciones, mi piel. Tomaba 'selfies' en la cama, en el baño, todo el día hasta la madrugada", confiesa.

Como resultado de esta adicción Danny dejó los estudios, se encerró en casa, abandonó a sus amigos y empezó a mostrarse agresivo con sus padres cuando intentaron controlarlo. "Podía pasar horas mirando fotos de mi ídolo, Leonardo DiCaprio, y luego me sacaba un sinfín de fotos en diferentes poses para parecerme a él aunque fuera solo un poco. Pero lo único que sentía es que yo era feo", lamenta.

La frustración por no lograr la foto que quería lo llevó a tomar la drástica decisión de ingerir una gran dosis de somníferos, pero afortunadamente su madre lo salvó.

Ahora el joven está siguiendo una terapia para superar su adicción a la tecnología. Hace siete meses que no se saca ninguna foto. "Es un problema real, como la drogadicción, el alcoholismo y la adicción al juego", reflexiona Danny, y agrega: "No le deseo a nadie pasar por lo que he pasado yo".
  
 

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias