X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4ql

'Yo también', un alegato a la vida

Publicado: 17 sep 2010 19:56 GMT

RT: ¿Masha, te gustó la película? Masha: Sí. Pero creo que mejor vivir en tu mundo propio, para no cometer muchos errores en el mundo real. RT: Y el protagonista Pablo, a quien quieres conocer, ¿en qué mundo vive, en su mundo o en un mundo real? Masha: En el mundo real… Pablo Pineda es el primer

'Yo también', un alegato a la vida http://www.yotambienlapelicula.com
Síguenos en Facebook

RT: ¿Masha, te gustó la película?
Masha: Sí. Pero creo que mejor vivir en tu mundo propio, para no cometer muchos errores en el mundo real.
RT: Y el protagonista Pablo, a quien quieres conocer, ¿en qué mundo vive, en su mundo o en un mundo real?
Masha: En el mundo real…

Pablo Pineda es el primer hombre con síndrome de Down que se graduó en la universidad y llegó a la pantalla grande para interpretarse a sí mismo. Masha es una actriz rusa con síndrome de Down que vio su película 'Yo también', obra de Álvaro Pastor y Antonio Naharro, durante la premuestra en Moscú. Sus palabras a la corresponsal de RT Julia Blatún reflejan con toda claridad la situación en la que se encuentran las 'personas solares': las posibilidades que entrega el mundo real en Europa son mucho más grandes en comparación con las de Rusia. En cierto modo, los creadores del drama romántico con tintes 'Yo También' y los responsables de las fundaciones sociales afirman que las muestras de este tipo de películas ayudan a mejorar la situación de la lucha contra los prejuicios sociales y muestran que la gente que tiene un cromosoma de más es mucho más parecida a la gente común de lo que se cree.



Daniel: "Te quiero mucho"

"El primer amor y la primera experiencia sexual son cosas importantísimas. Pero ¿cómo 'soltar' a su niño?! Esto preocupa a muchos padres y a los de niños con síndrome de Down también, a pesar de lo raro que le puede parecer a algunas personas", destaca Irina Panfilova, psicóloga que trabaja con niños con síndrome de Down en el centro Downside Up. "Pero si la persona no vive por sí misma la experiencia, aprende poco".

La experiencia que vive Pablo Pineda (Daniel en la cinta) en la película es medio real. Por una parte se interpreta a sí mismo, al Pablo real que se graduó en la universidad, que aprende lenguas y bailes, que trabaja. Por otra parte, su historia de amor es inventada. A pesar de esto, se puede creer en la historia y no sólo por la interpretación sincera de Lola Dueñas (Laura) y Pablo (Daniel), a los que galardonaron con la Concha de Plata a la mejor actriz y al mejor actor en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián en 2009.

"Quisiera mostrar muchas cosas, pero una de las más importantes es que se puede amar a una persona que es completamente diferente a la persona que podías imaginar", destaca Álvaro Pastor en la conferencia de prensa en Rusia después de la premuestra de la obra. "Daniel y Laura son muy parecidos, por eso se aman uno a otro".

Lo que cautiva y hace creer es el hecho de que ambos protagonistas tienen sus propias normas que rompen los constreñidos preceptos sociales, no aceptadas por todo el mundo. Para la una, por su promiscuidad; para el otro, por ser único.



Laura: "¿Por qué eres así? –Daniel: ¿Así cómo? Con el síndrome de la supervivencia de los rehenes? –Laura: No (sonrisa), ¿por qué eres más listo que otros que tienen este síndrome? –Daniel: Porque mi mamá hablaba conmigo mucho…"

Las fronteras que ponen los prejuicios de la sociedad con una percepción negativa de esta gente, como Pablo, no desaparecen en la película. Pero aquí lo más importante es que los ciudadanos vean la obra: en España ya están acostumbrados a 'pablos' que con su incapacidad física de mentir (es un hecho constatado por los psicólogos) son buenos trabajadores en diferentes esferas de la vida, según Álvaro Pastor, mientras en Rusia ni siquiera se sabe cuántos son. El 85% de los niños en Rusia, frente al 5% en EE. UU. y Europa, se deja en casas de maternidad para después pasar toda su vida en los orfanatos de donde nunca salen, según el Centro Downside Up. Pero hasta los que se quedan con familias están condenados a una vida aislada sin casi posibilidad de trabajar y desarrollar su potencial artístico que con frecuencia poseen. El mundo real fuera de su casa todavía es muy severo en Rusia para ellos y sus padres.

Pero existen excepciones. Por ejemplo, el Centro Downside Up es un centro ruso que muestra con muchos ejemplos que el trabajo con el niño desde el principio da grandes resultados, tan solo no hay que dejarles en silencio, descuidarse y dedicar todo el amor paterno junto con prácticas educativas al pequeño. Por eso, tanto los padres como la misma gente con síndrome Down decían tras la premuestra de la película que Pablo no es único, que todos ellos aprenden cosas, solo que los profesores especiales tardan más tiempo en esto. La única diferencia es la gente que les rodea, más o menos comprensiva.



Daniel: “Las sociedades que aislan a las minorías son sociedades inválidas”

La embajada de España en Rusia y su consejero, Francisco Javier García-Larrache, suscribe estas palabras de Pablo con un apoyo real en la muestra de la obra en Rusia. "Es necesario no descuidarnos. La conciencia social supone que ninguno de los miembros de la sociedad se sienta fuera".

En la situación cuando Rusia parece a España de hace 20 años con su ignorancia de esta problema, se cree que una película más, un evento al respeto mejora la sociedad del país aumentando la discusión al respecto.

Laura: "¿Por qué yo? No sabes nada de mí. –Daniel: Porque me haces sentir normal"

Álvaro Pastor sabía mucho sobre los problemas de la gente con síndrome de Down, no sólo porque ahora aparecen cada día en las pantallas, sino también por haber rodado hace diez años un cortometraje sobre la hermana con síndrome de Down de uno de sus compañeros. Al llegar a la escuela de baile donde había un grupo especial, conoció en persona a Pablo, lo que le empujó a hacer esta obra.

Rusia tiene otro ejemplo de un maestro que se encuentra con gente talentosa con síndrome de Down y hace una obra con ellos. Pero en este caso este artista, el director Igor Neupokoiev, no sabía nada de ellos. Sólo los conoció en un sanatorio y a él le parecieron "los personajes de Gógol". Decidí hacer con ellos un espectáculo basado en un cuento folklórico y desde aquel momento ya desarrollaron un teatro entero, 'el Teatro de los Ingenuos'. En su repertorio ahora ya están escenas del misterio del escritor ruso Alexei Rémizov, escenas de obras de Nikolai Gógol y William Shakespeare.

En el escenario donde los actores profesionales interpretan un personaje que no son, las personas con down se juegan como niños y se creen de verdad su papel. Todos tienen el mismo rol: 'ingenuo'. En su estilo de actuación no hay semitonos psicológicos, todo está mostrado muy claro y se muestra en categorías estéticas bipolares contrapuestas: bonito-no bonito, trágico-cómico. En este teatro experimental se mezclan los elementos del teatro folclórico, el arte primitivo y el arte personal.

"Saben qué interpretan, pero no saben que interpretan", dice Igor Neupokoiev sobre sus actores.

El método se parece a un método arcaico (del latin 'arch', primero). Siendo lo primitivo la realización de lo más antiguo. Incluso los especialistas consideran el teatro como el 'arte brut', donde 'brut' es lo puro, el arte libre fuera de la influencia de la cultura. Los espectáculos de teatro se contraponen a lo trivial en el arte, a una estimación mecánica de la realidad, puntos de vista pancistas en el arte.

Daniel: "¿Para qué te esforzaste tanto si sabías que quizá nunca podría ser feliz? –Madre de Daniel: No tenía otro remedio. Vi como mi hijo empezó a leer…"

Tanto los creadores de 'Yo También' como del 'Teatro de los Ingenuos' tenían que adaptarse a sus actores originales, aprendían cosas de estas personas. Aunque por supuesto les proponían un guión hecho y les explicaban su tarea, siempre había lugar para la improvisación. La película ya es aplaudida en 50 países donde se ha distribuido; al teatro sólo lo conocen en Moscú y en algunos festivales teatrales. La película tiene el apoyo del Gobierno español; los parlamentarios rusos invitados a ver el espectáculo teatrl no respondieron. En este sentido, la situación refleja completamente el sistema de apoyo estatal a la gente con síndrome de Down en Europa y en Rusia.

Daniel: "Cuando le dijo sobre 'El jardín de las delicias' en el Museo del Prado, ella pensaba que hablaba sobre un parque"

El estreno de la película en Rusia está prevista para el 23 de septiembre. Y se cree que también gracias a la película más gente entenderá la realidad de las personas con síndrome de Down que viven, sueñan y aman. Ellos también.


Únase a nuestra página en Facebook para comentar su experiencia con personas con síndrome de Down.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias