Sociedad

Fiestas de divorcio, nueva tendencia en EE. UU.

Publicado:
Muchos creen que las palabras 'fiesta' y 'divorcio' son incompatibles. La ruptura de las relaciones suele ser vista en la sociedad como una tragedia muy difícil de afrontar. Y mientras que unos desahogan sus penas y se secan las lágrimas comiendo todo lo que está a su alcance o simplemente emborr

Muchos creen que las palabras 'fiesta' y 'divorcio' son incompatibles. La ruptura de las relaciones suele ser vista en la sociedad como una tragedia muy difícil de afrontar. Y mientras que unos desahogan sus penas y se secan las lágrimas comiendo todo lo que está a su alcance o simplemente emborrachándose, otros optan por una manera más original de iniciar una vida nueva: la fiesta del divorcio. Si se celebran cumpleaños y bodas de todo tipo, ¿por qué no una separación?

La tendencia de festejar los divorcios se desarrolló en Estados Unidos y es especialmente popular entre las mujeres. Y si hay oferta, habrá demanda: en los últimos años en EE. UU. han aparecido numerosas empresas que ofrecen sus servicios a la hora de organizar la fiesta del divorcio. Al igual que una boda, se celebra a lo grande, en un salón de fiestas, con música, bailes, comidas y bebidas. Nada parece recordar que se celebra una ruptura… hasta que empiezan los 'actos tradicionales' de este tipo de fiestas: la quema de viejos recuerdos, como fotos o regalos del ex, para que el inicio de una nueva etapa sea definitivo. Algunos hasta adquieren un anillo particular, que reemplazaría la alianza como símbolo de libertad.

El divorciado Joann Lane dice que este tipo de simbolismo le "ayuda a superar el difícil período de transición y a acostumbrarnos a los cambios".

El objetivo de estas fiestas en realidad es buscar el apoyo de los seres queridos para poder seguir adelante, reafirmarse como personas y convencerse de que 'todo cambio es para mejor'.

Sin embargo, no todos pueden tomar con calma esta etapa. Para ellos, siempre hay gente dispuesta a ayudar por una remuneración simbólica. Hace seis meses, la editora estadounidense Lyss Stern organizó sus primeras actividades para que los divorciados comprendieran que, después de la disolución, también hay vida. En los clubes de Lyss se reúnen todos los recién divorciados intentando sanar el dolor juntos. "Tantas cosas están a su disposición: postres, champán, servicios de abogados, maquilladores, peluqueros, psicólogos... aquí pueden hablar con otra gente y todo esto por 40 dólares que pagan por la participación", explica Lyss.

Muchos norteamericanos vienen a estas reuniones para dar a la separación un nuevo enfoque, y aceptarlo con humor. El éxito del negocio de los divorcios se debe en primer lugar a la actitud positiva que ofrece a los separados, cuyo único deseo es enterrar la desagradable experiencia y empezar una nueva vida.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19