Sociedad

EE. UU. y la UE: descontentos con la política hacia los inmigrantes

Publicado:
Según una nueva encuesta, la mayoría de los estadounidenses y residentes de algunos países europeos creen que sus gobiernos conducen mal la política de inmigración y muestran señales de preocupación acerca de que los inmigrantes ofrezcan competencia en el mercado laboral.

Según una nueva encuesta, la mayoría de los estadounidenses y residentes de algunos países europeos creen que sus gobiernos conducen mal la política de inmigración y muestran señales de preocupación acerca de que los inmigrantes ofrezcan competencia en el mercado laboral.

El estudio de opinión pública 'Tendencias transatlánticas: inmigración' indicó que el 73% de los estadounidenses encuestados, el 70% de los británicos y el 61% de los españoles no están contentos con el manejo de sus gobiernos sobre el problema de la inmigración. En Francia y Países Bajos, un 58% y un 54% respectivamente piensan lo mismo. Al contrario, en Canadá, un 48% respaldaron las medidas gubernamentales en este ámbito, y un 43% las describieron negativamente.

Además, la manera en que el gobierno trata la inmigración afecta el voto de un 67% de los encuestados estadounidenses y un 63% de los del Reino Unido.

Por primera vez, el informe anual, elaborado por German Marshall Fund, con sede en EE. UU., evidenció la correlación entre las dificultades económicas personales y las preocupaciones por la rivalidad en el mercado laboral. Aquellos para los que las condiciones económicas empeoraron en 2010 tendieron a decir que los inmigrantes quitan a los nativos sus puestos de trabajo.

En EE. UU., ésa fue la típica respuesta para el 63% de los que sufrieron dichas dificultades y para sólo el 49% de los que guardaron o mejoraron su nivel de ingresos.

De los europeos que se describieron como desempleados, un 43% atribuyeron la carencia de trabajo a los inmigrantes, en comparación con el 35% promedio de Europa en general.

Mientras los países de Europa y América del Norte siguen recortando el gasto público, la mayoría de los participantes de la encuesta dijeron que los inmigrantes se benefician más de las medidas de seguridad social que contribuyen en impuestos. EE. UU. y España tienen el porcentaje más alto en tal respuesta, con el 67% en cada país. A pesar de estas preocupaciones, la mayoría en Europa está a favor del acceso de los inmigrantes documentados e irregulares a la asistencia sanitaria regular y de emergencia.

Con la excepción de España, la mayoría de los encuestados en Europa están descontentos con el estado de integración de los inmigrantes en sus sociedades. Por lo contrario, la mayoría en Canadá (65%) y EE. UU. (59%) cree que los inmigrantes se están integrando bien a la sociedad.

Al ser preguntados sobre los inmigrantes musulmanes, Alemania, España, Canadá y EE. UU. expresaron más escepticismo acerca del grado de su integración. Sólo el 25% de los alemanes piensan que los inmigrantes musulmanes se integran bien, en comparación con el 41% que dijo que los inmigrantes en general están bien integrados.

RT