X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/7xI

Las drogas prohibidas son peligrosas, ¿por ser drogas o por estar prohibidas?

Publicado: 26 jun 2011 16:30 GMT

Hoy se celebra el día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, con el fin de recordar la necesidad de desarrollar y fortalecer actividades mutuas contra el narcotráfico.

Síguenos en Facebook

Hoy se celebra el día internacional de la lucha contra el uso indebido y el tráfico ilícito de drogas, con el fin de recordar la necesidad de desarrollar y fortalecer actividades mutuas contra el narcotráfico.

En 1987 la Asamblea General de la ONU estableció este día con el objetivo de acabar con este agudo problema. Sin embargo actualmente, lejos de desaparecer, desde diferentes sectores sociales cuestionan las leyes prohibicionistas que han convertido al tráfico de drogas en el tercer negocio criminal más lucrativo del mundo, después de las armas y la trata de personas.

Comisión mundial antidrogas: "La guerra global contra las drogas ha fracasado"

"La guerra contra la droga no ha sido, no podrá ser y no será ganada", dice el informe de la Comisión Global sobre Política de Drogas que incita a los gobiernos de EE. UU. y México a "tener el coraje de articular públicamente lo que muchos de ellos reconocen en privado: la evidencia demuestra abrumadoramente que las estrategias represivas no resolverán el problema de la droga".

"Particularmente en EE. UU. el consumo de drogas, que es el más alto del mundo, no ha cambiado en los últimos veinte años", declaró el expresidente de Colombia, César Gaviria, afirmando que cuando la implementación de una política durante muchos años no da sus frutos, "hay que preguntarse si es momento de cambiarla".

Sin embargo, la Casa Blanca rechazó de manera categórica el llamamiento del panel internacional de despenalizar el consumo de drogas, como la marihuana, y su tratamiento como un problema de salud, argumentando que esto afectaría a la economía, la salud y la seguridad pública del país.

América Latina, lista para los cambios

Mientras tanto, los líderes latinoamericanos, convencidos de que la guerra contra el narcotráfico basada en abarrotar las cárceles de traficantes y consumidores de drogas ilícitas ha fracasado, proclaman que las leyes antidrogas son costosas, injustas, ineficaces y provocan graves daños sociales.

Año tras año más y más países de América Latina piden públicamente la adopción de nuevos enfoques y alternativas más inteligentes para enfrentar el problema.  Diversas personalidades como el expresidente de Colombia César Gaviria, el exmandatario mexicano Ernesto Zedillo Ponce y el exlíder brasileño Fernando Henrique Cardoso, ya se declararon a favor de la despenalización de las drogas como la herramienta necesaria para poner fin a la violencia.

Los magistrados de Argentina y Brasil fueron los primeros en levantar la voz de alerta. Así, la Corte Suprema de Argentina llegó a declarar inconstitucional la punición de la tenencia para consumo, mientras que no ponga en peligro ningún bien jurídico ajeno al consumidor. Y en Brasil, donde la ley de drogas es más dura que en otros países de la región, ya se oyen más voces que apuestan por la despenalización de las drogas como la única manera de acabar con el narcotráfico y la violencia.

Juan Manuel Santos, el presidente de Colombia, el país donde se cultiva el 30% del total de la cocaína producida en el mundo -cifra que alcanza a las 410 toneladas, según cálculos de la ONU-, declaró a su vez no estar en contra de una despenalización de las drogas, si así se reducen la violencia y la criminalidad. Santos señaló que la despenalización "es una alternativa que podemos discutir, ya que no estoy en contra de ninguna fórmula que sea efectiva".

"Si el mundo decide legalizar y cree que así se reducen la violencia y la criminalidad, yo podría acompañar eso", subrayó el presidente colombiano tras confirmar que su país respalda a Bolivia en su intento de despenalizar el mascado de la hoja de coca.

El costo de la guerra

Según revela la Comisión Mundial sobre las Políticas de Drogas, EE. UU. gasta al año 40.000 millones de dólares en la lucha contra el narcotráfico, invirtiendo 450.000 dólares en cada persona arrestada, enjuiciada y llevada a la cárcel por consumo de drogas.

A México la guerra antidroga le ha costado al país unos 38.000 muertos en tan solo 5 años, según calculan los expertos. "En Bolivia, Perú y Colombia, los tres países que en su conjunto producen la totalidad de la cocaína mundial, no lograron en 10 años reducir las hectáreas cultivadas, pero sí llegar a dos millones de refugiados, campesinos encarcelados y fumigaciones que denigraron el medio ambiente", señala el informe de Intercambios, asociación civil para el estudio y atención de problemas relacionados con las drogas.

Raúl Zaffaroni, ministro de la Corte Suprema de Justicia de Argentina, considera que el resultado de un siglo de prohibición de drogas es evidente: "Empresas mafiosas formidables, más muertos por balas que por sobredosis, chicos usando porquerías que los matan y que circulan sin ningún control, economías complementarias internacionales, concentración de capital y tecnología en las empresas criminales más fuertes, ampliación del consumo, etcétera. Un desastre con muchísimos muertos".

Raúl Zaffaroni, juez: "Nadie puede resolver un problema de salud mental con el derecho penal, nunca se resolvió y nunca se resolverá"

En una declaración suscrita por los magistrados argentinos en febrero de 2009, se señala que desde 1926, fecha de la primera ley de drogas en América Latina, "la sanción penal se direccionó hacia los consumidores y particularmente a los últimos eslabones de la cadena de comercialización. No hubo, en proporción, la misma dedicación hacia las organizaciones de tráfico ilícito que, en muchos casos, recibieron protección política, administrativa y judicial".

Así, las estadísticas de los tribunales argentinos de 2009 daban cuenta de que de las 27.186 causas, 12.801 eran por la ley de drogas, siendo la mayoría de estas por casos de tenencia para consumo personal. En Chile, el mayor consumidor de drogas de América Latina, de las 74.945 detenciones por infracción a la ley de drogas durante el año 2010, un 64,7% fue por porte y un 11,8% por consumo.

Según revela el Ministerio de Justicia de Brasil, el país tiene hoy la cuarta mayor población carcelaria por drogas del mundo y en el 70% de los casos de fallos condenatorios en drogas se penaliza como narcotraficantes a jóvenes pobres sin vinculación alguna con el crimen organizado.

Hasta ese momento la punición del consumo de drogas generó que "miles de consumidores, que ni siquiera son adictos, fuesen procesados. Un papeleo que casi nunca terminaba en condena y que desviaba esfuerzos de la tarea de perseguir el tráfico", destaca Raúl Zaffaroni, subrayando que "nadie puede resolver un problema de salud mental con el derecho penal, nunca se resolvió y nunca se resolverá".

Las drogas prohibidas son peligrosas, ¿por ser drogas o por estar prohibidas?

Pese al dinero dispuesto, la cantidad de policías contratados y los daños colaterales causados a la sociedad, a las comunidades indígenas y al medio ambiente, el objetivo de reducir la producción de drogas no ha sido alcanzado.

María Luisa Karam, que trabajó como juez en Río de Janeiro en la década de los ochenta, está convencida de que  "terminar con las leyes criminalizadoras, poner fin a la prohibición, y legalizar la producción y el consumo de ciertas drogas es necesario para proteger la salud, para que efectivamente las personas tengan mayores posibilidades en el momento de querer usar esas sustancias y lo hagan de forma menos arriesgada y más saludable".

Que las drogas prohibidas son peligrosas para la salud es indiscutible, pero quizás su prohibición les otorga un plus de peligrosidad.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias