Sociedad

Sacerdote mexicano carga su pistola, pero con agua bendita

Publicado:
El sacerdote de mexicano Juan Ramón Hernández sorprendió a los feligreses en plena misa, al apuntarlos con una pistola. El arma no estaba cargada con balas, sino con agua bendita.
Sacerdote mexicano carga su pistola, pero con agua bendita

El sacerdote de mexicano Juan Ramón Hernández sorprendió a los feligreses en plena misa, al apuntarlos con una pistola. El arma no estaba cargada con balas, sino con agua bendita.

Valiéndose de ese particular objeto de juguete, roció a los parroquianos y pidió que recen para cambiar el alma de aquellos que cometen crímenes.  

El cura, que es muy popular en la ciudad pequeña de Acatlán, alertó sobre la innumerable cantidad de atentados que sacuden a México con regularidad y agregó: “Vamos a rezar por cambiar el corazón de la gente que usa violencia y mata a otra gente”.

Según la estadística, desde el año 2006 -cuando llegó al poder el actual presidente Felipe Calderón-, se cometieron más de  36.000 asesinatos relacionados con el narcotráfico. 

Hernández, conocido por el apodo de “Padre Pokemon”, es muy admirado por los residentes de la ciudad; a tal punto que cuando un arzobispo trató de removerlo, unas 20.000 personas salieron a las calles para apoyarlo y lograron cambiar esta decisión.

RT