X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/ah5

En silla de ruedas y con el corazón en el Carnaval

Publicado: 21 feb 2012 16:23 GMT

Su espíritu de superación los ha llevado no solo a disfrutar sino a participar activamente del Carnaval bonaerense, aún cuando vayan en silla de ruedas.

En silla de ruedas y con el corazón en el CarnavalMarcelo SayaoEFE
Síguenos en Facebook

Su espíritu de superación los ha llevado no solo a disfrutar sino a participar activamente del Carnaval bonaerense, aún cuando vayan en silla de ruedas.

Para Edgardo Zappoli, de 33 años, el Carnaval de Buenos Aires siempre fue una fiesta añorada, pero inaccesible. Nació con espina bífida, una enfermedad neurológica que lo dejó postrado en una silla de ruedas. El baile era entonces una de sus frustraciones en la vida.

Desde pequeño se unió a la APEBI, una asociación de personas con la misma patología, pero ninguna de las numerosas actividades que esta organizaba le interesaba tanto como ver el desfile de carruajes durante el Carnaval. Hasta que un día, a su padre y a otros jóvenes discapacitados se le ocurrió organizar una murga, un grupo que toca y danza en los carnavales, para tener una ocupación y dar rienda suelta a sus creatividad.

El primer éxito

Así nacieron ‘Los Rengos del Bajo’, la primera murga de Latinoamérica que está integrada solo por personas con capacidades diferentes. En especial, dice el director del colectivo, Roberto del Gaudio, la idea estaba destinada “para los chicos que no hacían ningún tipo de deporte, como natación o basquetbol sobre silla de ruedas”.

Con el apoyo de otros colectivos de la fiesta, los músicos y sus familiares comenzaron a preparar el debut de la comparsa, lo que les llevó al menos un año. La larga lista de tareas incluía desde la elección de coreografías, hasta la organización de la orquesta y la confección de su vestimenta. Su estreno en las calles carnavalescas resultó sorprendentemente exitoso.

“El trayecto eran más o menos diez o doce cuadras. Y nosotros íbamos desfilando en medio de las carrozas de distintas ciudades (...) Cuando la gente nos descubrió y nos empezó a ver, nos sentíamos un poco extraterrestres, porque no habían visto nunca un grupo así”, recuerda el director de la banda.

Los aplausos curan alma y cuerpo

“A veces uno se queja de sus problemas, pero para ellos la cosa es divertirse, estar contentos siempre”, dice uno de los pocos integrantes de la comparsa que no está discapacitado. “Y esa es la enseñanza que nos dejan.”

Hoy ‘Los Rengos del Bajo’ cuentan con más de un centenar de miembros. Su fama se extendió rápidamente. Ya cuentan con más de 500 funciones en toda Argentina. Es más, en los doce años de trayectoria, este colectivo ha pasado a ser uno de los atractivos principales de muchos festivales argentinos.

El Carnaval es sin dudas una de las fiestas populares más extendidas en el mundo. Pero en la mayoría de los casos, quienes tienen algún tipo de discapacidad se ven obligados a permanecer como meros espectadores del festejo. Para estos bailarines, en cambio, la silla de ruedas no es un límite. Y los aplausos que reciben por su alegre desfile callejero son el reconocimiento a su enorme espíritu de lucha y superación.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias