X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4rvp

"Solo puede quedar una": El estremecedor pacto de las 'gemelas silenciosas'

Publicado: 3 nov 2016 22:13 GMT

Los diarios íntimos de las famosas gemelas Gibbons, que se relacionaban de una manera muy particular e inventaron su propio lenguaje secreto, arrojan luz sobre su historia.

"Solo puede quedar una": El estremecedor pacto de las 'gemelas silenciosas'
Imagen ilustrativa
pixabay.com
Síguenos en Facebook

La historia de las hermanas June y Jennifer Gibbons, conocidas como las 'gemelas silenciosas', que decidieron desde su niñez no comunicarse con la gente y solo hacerlo entre sí, sigue siendo un verdadero misterio, a pesar de los intentos de mucha gente por revelarlo. Así fue como se conoció el 'pacto fatal' sobre la muerte de una de ellas, cuenta el portal Gizmodo.

Quien lo descubrió fue la periodista Marjorie Wallace, de 'The Sunday Times'. Ella indagó sobre el misterio de las gemelas en los años 80 y llegó a ser la única persona que logró hacerse amiga de ellas. En su libro 'The Silent Twins' (Las Gemelas Silenciosas) la periodista expuso la historia de vida de las hermanas y reveló que "solo podía quedar una para liberar a la otra", es decir, una debía morir para que la otra pudiera vivir.

Una difícil socialización

Las hermanas Gibbons nacieron en Barbados, el 11 de abril de 1963. La familia luego se trasladó a Haverfordwest (Gales) pero como allí no había muchos extranjeros, se sentían incomodos. Eran los únicos de raza negra en la comunidad y eso contribuyó al aislamiento de las gemelas. Fue en aquel momento cuando ellas empezaron a desarrollar su propio lenguaje secreto que nadie podía entender, a excepción de sus familiares.

Cuando comenzaron a asistir a la escuela tropezaron con el acoso escolar, narra la periodista en el libro. Eso las sumergió aún más en su propio mundo. Perfeccionaron su lenguaje, creando una idioglosia ―un lenguaje inventado y hablado por solo una o muy pocas personas― y dejaron de comunicarse con sus padres. Sus familiares trataron de luchar contra este aislamiento voluntario y separaron a las adolescentes, que en aquel momento tenían 14 años, para que acudieran a diferentes escuelas y a distintos terapeutas, pero todos estos intentos fracasaron.

Frases misteriosas

Fue entonces cuando en los diarios de las gemelas empezaron a surgir las frases extrañas. Una de ellas, que pertenece a June, que nació 10 minutos antes que su hermana, reza: "Nadie es capaz de sufrir como yo... pero mi hermana es una sombra negra que me está robando la luz del sol. Ella quiere que seamos iguales pero hay un brillo asesino en sus ojos. Dios mío, le tengo miedo. Soy yo".

En otro extracto, pero del diario de Jennifer, que en cambio sentía adoración por su hermana mayor, se puede ver perfectamente cómo la relación avanzó hacia el desprecio y el terror de que una pudiera acabar con la otra: "Nos hemos convertido en enemigas... Podemos sentir los irritantes rayos mortales que salen de nuestro cuerpo, el escozor de la piel de la otra. Me pregunto a mí misma si puedo deshacerme de mi propia sombra... Sin mi sombra, ¿moriría?... ¿Sería libre y me dejarán morir?"

Novelas macabras y delincuencia

Tras un tiempo las hermanas comenzaron a escribir novelas de temáticas controvertidas (sexo, drogas y violencia), que luego fueron publicadas en una editorial de autoedición. Por ejemplo, una escrita por June trata sobre un adolescente que era seducido por su profesora y que acabó en un reformatorio, donde tuvo que luchar contra el acoso de un guardia homosexual. Por su parte, una historia escrita por Jennifer, transcurre en una atmósfera de "violencia insana" en una discoteca y en otra, un doctor mata a un perro para obtener su corazón y realizar un trasplante a su hijo.

Pero no se limitaron a las historias macabras, también comenzaron a llamar la atención pública a través de la delincuencia, escribe Wallace. Provocaban daños a la propiedad privada, incendios, cometían robos y se peleaban, por lo que finalmente terminaron en los tribunales. Como consecuencia de sus actos, las gemelas fueron enviadas a una institución mental de alta seguridad, el hospital Broadmoor, donde permanecieron durante 11 años. Allí se les diagnosticó esquizofrenia y fueron definidas como altamente peligrosas. 

El pacto fatal y la 'liberación'

En 1993, cuando las gemelas tenían 31 años, los médicos decidieron a trasladarlas a la clínica Caswerl (Bridgend, Gales) debido a una supuesta mejoría. Fue cuando ocurrió el hecho más misterioso: la muerte de la hermana menor. El día del traslado los médicos descubrieron que Jennifer estaba muerta. Posteriormente se estableció que la causa había sido una inflamación del corazón. Sin embargo, los médicos no encontraron ninguna prueba de veneno en su cuerpo y, según su hermana, Jennifer simplemente "colocó la cabeza en su regazo y dio su último aliento".

Wallace, que pasó mucho tiempo comunicándose con las hermanas en los años 80, reveló que las gemelas habían acordado su final por medio de un 'pacto fatal': en cuanto muriera una, la otra estaría libre y podría abrirse al mundo como una persona normal. Según la periodista, así habían quedado mucho tiempo atrás. Wallace también fue testigo, según afirma, del momento en que Jennifer le declaró que iba a morir.

La periodista asegura que unos días después de la muerte de Jennifer, visitó a June, que se encontraba muy rara. Las últimas palabras que esta dijo a Wallace sobre su hermana fueron: "Al fin soy libre".

Hoy June vive sola cerca de la casa de sus padres en Haverfordwest y sigue recibiendo tratamiento psiquiátrico.

Etiquetas:

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »

Últimas noticias