s

Obama quiere negociar en secreto con Moscú los arsenales nucleares de EE.UU. y Rusia

Publicado: 31 ene 2013 | 10:10 GMT Última actualización: 31 ene 2013 | 10:10 GMT

El presidente de EE.UU., Barack Obama, tiene planeada una negociación secreta con Moscú del tratado que limita los arsenales nucleares de su país y Rusia (START). Los republicanos expresaron su oposición al proceso a través de una carta.

El mensaje, firmado por el presidente del Subcomité de Fuerzas Estratégicas de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Rogers, fue enviado al vicepresidente, Joseph Biden.  

Según el texto recogido por la revista 'Foreign Policy', el vicepresidente Biden tendrá un encuentro bilateral con el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich que se llevará a cabo entre el 1 y el 3 de febrero. El mismo documento da por hecho que el asesor de la Seguridad Nacional de EE.UU., Tom Donilon, visitará Moscú para entregar una carta personal del presidente Obama al mandatario ruso, Vladímir Putin. Todo eso, para revitalizar el diálogo entre los dos países, hecho que inquieta mucho al autor del mensaje.

“También entiendo que Donilon planifica transmitir al presidente Putin una carta personal del presidente Obama que estipula sus planes para posteriores reducciones del armamento de EE.UU. y, posiblemente, incluso acuerdos acerca del escudo antimisiles de EE.UU., para persuadir a Rusia a sentarse a la mesa de negociaciones. Pido que usted urja al presidente que garantice que el Congreso esté al tanto de todos los detalles de cualquier propuesta sobre el control de armas hecha a la Federación de Rusia o procedente de este país y que usted instruya a Donilon que haga accesible esta carta al Congreso después de volver de Rusia”, le escribe, entre otras cosas, Rogers a Biden.

Cabe mencionar que hasta el momento ni Moscú ni Washington han confirmado oficialmente que Serguéi Lavrov se reunirá con Biden en Múnich. Tampoco se conoce la fecha exacta de la visita de Donilon a Moscú.

El despliegue del escudo antimisiles estadounidense en Europa siempre ha sido un punto de controversia entre Washington y Moscú, ya que Rusia considera este sistema como una amenaza a sus intereses estratégicos y demanda de EE.UU. y la OTAN garantías jurídicas de que este escudo no se utilizará en su contra. La Alianza, por su parte, insiste en que esta demanda no se ajusta a la realidad. 

Comentarios Normas para comentar

Abstéganse de usar comentarios insultantes, difamatorios o que no vayan de acuerdo al tema. Evite el uso de palabras malsonantes. Queremos que nuestro sitio web tenga un elevado nivel de discusión entre sus usuarios y que todos puedan expresar su opinión dentro del marco del respeto.

  • Comentarios con Facebook ()
  • Comentarios con RT (  )

Según usted, en caso de lograr la independencia, ¿Escocia prosperará?

sepa más »
 

Lea también

Últimas noticias