s

Un drama erótico sobre el espíritu pagano de cada ruso

Publicado: 13 sep 2010 | 14:00 GMT Última actualización: 13 sep 2010 | 14:00 GMT

Es una película de amor. Oficialmente, un drama erótico. Es una “película que camina los rincones más escondidos de la ternura y la tristeza”, y un recuerdo de las raíces paganas de los rusos. Todo eso es ‘Ovsianki’, obra de Alexei Fedorchenko, que recién ganó el Premio Osella a mejor fotografía

Es una película de amor. Oficialmente, un drama erótico. Es una “película que camina los rincones más escondidos de la ternura y la tristeza”, y un recuerdo de las raíces paganas de los rusos. Todo eso es ‘Ovsianki’, obra de Alexei Fedorchenko, que recién ganó el Premio Osella a mejor fotografía en el Festival de Cine Internacional de Venecia. Los creadores de la película volvieron a Moscú para... entregar el premio a su camarógrafo, Mijaíl Krichman.

Krichman no estuvo presente en la ceremonia de entregas. Obtuvo hoy el galardón, de manos del productor general, Igor Mishin, quien financió el 100% de esta obra 'arthouse' sin esperar que el dinero le sea devuelto: solo "para su alma". La acogida en Venecia realmente lo sorprendió mucho.



La película fue aplaudida de pie luego de que terminara: “algo cambió en los espectadores tras verla, y lo destacaron con su gran reconocimiento”, dijo Yulia Aug, la actriz protagonista.

La cinta está basada en la poesía y la prosa del dramaturgo Denis Osokin, y trata de la historia de dos hombres de una provincia rusa que se dirigen a inhumar a Tania, la mujer que ambos amaban. Su deseo es enterrarla según el rito antiguo de la tribu Meria, que existió en el norte de Rusia. Los Meria vivían en el territorio al norte del río Volga.

Para el camarógrafo Mijaíl Krichman, estos lugares se manifestaron como una revelación durante su viaje preliminar para elegir locaciones: “no se puede quitar la vista de estas regiones. Además entendí que no conozco ni el Norte de Rusia, nuestras raíces, ni a la gente que vive allí, ni su modo de vida. Son en cierto modo personas muy genuinas, muy buenas. Son rusos perdidos que se van para siempre. ¡Se van, se van! Mi única tarea fue no perder el aire que estaba siempre frente a la cámara, y estoy muy contento de que la gente haya recibido mi trabajo. No creo que la película sea sobre los Meria, hay muchas más cosas y esto se nota”, destacó en la entrevista a la corresponsal de la página web de la cadena RT, Yulia Blatún.

La actriz Yulia Aug interpretó el papel de Tania. Ella dijo a RT que sintió un “puro ritual de iniciación” en la reconstrucción de 'su' funeral en la película, y eso la cambió para siempre...

“Los protagonistas, que se consideran a sí mismos los herederos de los Meria, valoran mucho más a la gente que aman porque no tienen fe en la vida después de la muerte. Con ella se despiden para siempre. Sienten mucho más dolor, pero también por eso, más amor. Según los Meria, no se pueden poner los restos de las personas en la tierra: hay que quemarlos y después dejarlos hundirse en el agua. Alexei Fedorchenko y su  equipo pasaron mucho tiempo buscando entender cómo rodar el momento de la quema. Para entonces, ya era el otoño tardío, con un viento frío y nieve en Mescherskaia Porosl (al lado de la ciudad Gorbatin en la región de Nizhni Nóvgorod). Yo estaba desnuda, envuelta en una manta y me pusieron en la pira. En pocos momentos ya me habían cambiado por una maqueta, pero yo seguía observando todo lo que pasaba y sentí que era a mí a quien quemaban. Fue un momento de pura iniciación”.

“La energía del lugar que entra en una persona, ya no sale. Este sentimiento nuevo de la naturaleza, estos ríos, cielo, tierra, todo se convierte en un aire que, luego de tomarlo una vez, ya no puedes vivir sin él. Tras pasar un tiempo en Mescherskaia Porosl y en los bosques de la República de Komi, uno se hace más simple, no se vincula ya con su vida con vanidad. La película está fuera de la vanidad”, afirmó Aug.

Los Meria existen en cada ruso, vuelve a destacar en muchas entrevistas el director de la película, Alexei Fedorchenko, quien afirma que la sangre rusa lleva a las tribus de norte, los pueblos túrquicos y los eslavos de sur.

Los Meria dejaron de existir en el siglo XIV, tras haber sido asimilados por los rusos y perdido su lengua. Ahora existen solo sus artefactos. Muchas de sus tradiciones no se conocen, así que los rituales en la película fueron inventados. Fedorchenko vio en ellos la encarnación de lo oculto, lo más profundo y sincero de cada ruso. “Es una historia maravillosa, no cristiana. Es una película muy pagana y muy profunda”, destacan los creadores de la cinta, que creen que esto no deja de interpelar al mundo cristiano y postcristiano.

Lo único en cuestión fue decidir el título. “‘Ovsianki ¿significa 'gacha' o 'pájaros'?', preguntan siempre los rusos acerca del nombre de la película. En nuestro caso, nos referimos a los pájaros, cuya presencia en la cinta subraya el estado psicológico de los personajes. Pero decidimos poner un nombre más lacónico en inglés: ‘Silent Souls’. Los franceses ya inventaron otro nombre, que se puede traducir al castellano como ‘El último viaje de Tania’. El nombre en español aún no lo discutimos. Tenemos que darnos prisa porque la compañía Memento Films, que compró los derechos de distribución, tiene buenos planes en este sentido. Queda poca espera para el ambiente hispanohablante”, destacó el productor, Igor Míshin.
 

La película ya vive la vida de festivales, habiendo participando en el Festival Internacional de Cine en Toronto, en el 48 Film Festival de Nueva York, y también en Varsovia, Londres, Hamburgo y Abu Dabi. En Argentina, la película será mostrada en marzo de 2012 en el BAFICI. En España, mucho antes y pronto serán emitidos los dvds.

‘Ovsianki’ ya tiene 5 premios. Además del Osella, en Venecia, la película se destacó en la Federación Internacional de Prensa de Cine, FIPRESCI; con el premio Gold Mouse Award, de la sociedad internacional en internet; y el premio del Jurado Ecuménico “a la espiritualidad”.

Igor Mishin afirmó que fueron de gran valor las palabras del cineasta Quentin Tarantino, quien presidió el jurado. Antes de la entrega de los premios, cuando aún no podían hacerse comentarios, declaró su valoración positiva de la obra y así hizo alusión al entonces futuro premio.

De cualquier forma, el reconocimiento más adorable según la actriz Yulia Aug, es el “reconocimiento increíble de los espectadores, entre los que había tanto cineastas como gente común. Su reacción fue tan emocional, tan fuerte y viva, que dejó el más cálido impacto en nosotros”.

Etiquetas:

Comentarios Normas para comentar

Abstéganse de usar comentarios insultantes, difamatorios o que no vayan de acuerdo al tema. Evite el uso de palabras malsonantes. Queremos que nuestro sitio web tenga un elevado nivel de discusión entre sus usuarios y que todos puedan expresar su opinión dentro del marco del respeto.

  • Comentarios con Facebook ()
  • Comentarios con RT (  )

¿Cuáles serán las consecuencias en EE.UU. de las manifestaciones por el caso Ferguson?

sepa más »
 

Lea también

Últimas noticias