Programas

La reina Isabel II y "otros privilegiados nunca pierden y si lo hacen los contribuyentes costean sus pérdidas"

Publicado:
En este episodio de 'Keiser Report' Max y Stacy hablan de los agitados mercados inmobiliarios a ambos lados del Atlántico. En EE.UU. la Reserva Federal rescata a los inversores cargando en su balance las malas apuestas. En el Reino Unido, solo la reina tiene ese privilegio. En la segunda parte Max sigue hablando con Brian Roemmele, de VoiceFirst.expert, sobre inteligencia artificial y de qué va la afirmación del Departamento de Defensa sobre el hallazgo de un vehículo "que no es de este mundo".

El sector inmobiliario es uno de los más damnificados por la pandemia del coronavirus, que incluso ha afectado a la reina Isabel II del Reino Unido, cuyos activos inmobiliarios han perdido un 17 % de su valor. Pero "pase lo que pase", las leyes de ese país establecen que los ingresos de la reina "no pueden disminuir", por lo que, si el valor de sus activos se desploma, "tendrán que ser los contribuyentes los que lo sufraguen", señala Stacy.

Citando informes de la prensa, explica que debido a la caída del valor de los activos inmobiliarios, el patrimonio de Isabel II se ha reducido en 552 millones de libras esterlinas (unos 711 millones de dólares). Sin embargo, la reina, al igual que los banqueros y otros privilegiados, "nunca puede salir perdiendo, porque si el valor de su inversión disminuye, se le paga la diferencia, y si aumenta, se lo queda", critica Max.

Los presentadores comparan a la familia real británica con EE.UU., donde su Reserva Federal puede emitir todo el dinero "que quiera" para ayudar a la élite, mientras "el 99 % restante de la población deambula sin poder acceder" a esos recursos.

La inteligencia artificial y la informática cuántica

Por otro lado, el invitado de este capítulo, Brian Roemmele, considera que en un futuro próximo la inteligencia artificial y la informática cuántica permitirán a cualquier persona sacar un "inmenso valor" económico a su creatividad a través del bitcóin y otros productos creados sobre la base de la cadena de bloques.

Además, sostiene que las computadoras cuánticas acabarán 'hackeando' toda forma de encriptado, con lo que "ni los secretos de guerra podrán mantenerse a salvo". "La informática cuántica servirá para desencriptar todo tipo de informaciones y hacerlas de dominio público. Eso ocurrirá mucho antes de lo que muchos piensan", señala Roemmele.

Covid19