X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3ygb

¿Volverán las armadas del mundo a la época de los acorazados?

Publicado: 30 ago 2015 22:37 GMT

Un académico estadounidense se pregunta si gracias a los avances modernos ha llegado la hora de que las armadas del mundo vuelvan a construir este tipo de buques protegidos que habían quedado obsoletos tras la Segunda Guerra Mundial.

¿Vuelven Rusia, EE.UU. y China a la época de los acorazados?
¿Vuelven Rusia, EE.UU. y China a la época de los acorazados? US NAVY
Síguenos en Facebook

"Durante décadas, los ingenieros navales se han concentrado en la construcción de buques que, según los estándares de las Guerras Mundiales, son notablemente frágiles", escribe el profesor adjunto de una escuela de la Universidad de Kentucky, Robert Farley, en su artículo publicado por 'The National Interest'. 

La forma del acorazado moderno fue establecida alrededor de los años 90 del siglo XIX, con la Clase Royal Sovereign. Aquellos acorazados desplazaban unas 15.000 toneladas, con dos armas pesadas en torretas en la proa y la popa, así como blindaje de acero. Las armadas de otros países también adoptaron estos parámetros básicos de diseño. 

En los años posteriores, la letalidad y la supervivencia incrementaron de forma drástica con el tamaño de los buques, de modo que en 1920, el acorazado más grande del mundo (HMS Hood) desplazaba ya 45.000 toneladas. No obstante, con la llegada del poder aéreo y de misiles, el tamaño dejó de aumentar la letalidad de las naves de superficie. Al mismo tiempo, la proliferación de amenazas supuso nuevos obstáculos para asegurar su supervivencia. 

"Los enormes acorazados de la Segunda Guerra Mundial no podían sobrevivir un coordinado ataque aéreo y submarino, y no podían responder de forma suficientemente amplia como para justificar su armamento principal", escribe el autor.

Farley precisa que excepto los portaaviones, donde la letalidad todavía aumentaba con el tamaño, la arquitectura naval hizo un giro hacia el tamaño pequeño. Asimismo, los buques de la época de posguerra también descartaron la idea del blindaje como un medio para asegurar la supervivencia.

No obstante, desde la Segunda Guerra Mundial, varias armadas "han jugado con la idea de buques de guerra de grandes superficies". Recientemente, tanto Rusia como EE.UU. y China han considerado la construcción de naves de este tipo, señala el autor. 

Una de las propuestas de la armada estadounidense para el programa Crucero de la siguiente generación (CG[X] en inglés) incluía un buque de guerra de propulsión nuclear que alcanzaba 25.000 toneladas. Mientras tanto, China supuestamente pone a prueba su buque de guerra de superficie Type 055, la nave militar más grande de Asia. La Armada rusa, a su vez, ha anunciado los planes de empezar la construcción de los destructores de la nueva clase Líder en 2019. 

La posible vuelta al escenario de los acorazados se debe, en primer lugar, a que los grandes buques todavía tienen ventajas de letalidad, ya que, por ejemplo, pueden llevar mayores almacenes de misiles. Mientras tanto, los avances tecnológicos hacen posible que la artillería naval grande pueda lanzar ataques a unas distancias mayores y de forma más precisa que nunca. 

Otra ventaja importante consiste en que las innovaciones más interesantes en la tecnología naval incluyen sensores, tecnología no tripulada y láseres, entre otras, la mayoría de las cuales dependen de la electricidad. Los buques más grandes son capaces de generar más energía, lo cual aumenta no solo su letalidad, sino también su supervivencia.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias