X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/431k

¿Guerra global por unos atolones?: La crisis del mar de China Meridional, en preguntas y respuestas

Publicado: 5 nov 2015 05:23 GMT | Última actualización: 5 nov 2015 05:52 GMT

Una de las principales disputas territoriales del mundo se circunscribe a unos 13 kilómetros cuadrados pero involucra a potencias mundiales como China y EE.UU. Nos referimos al conflicto en el mar de la China Meridional que mantiene en guardia a varios Estados que se mantienen firmes en sus reclamaciones territoriales.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativaReuters / Damir Sagolj
Síguenos en Facebook

La tensión internacional en torno al mar de la China Meridional ha llegado a tal punto que este martes los ministros de Defensa de la Asociación de Países del Sudeste Asiático (ASEAN) concluyeron su reunión sin firmar una declaración general debido a la falta del consenso sobre la situación en torno a este mar. Ese mismo día el Pentágono anunció que, pese a las protestas de China, seguirá con sus operaciones navales y aéreas en el mar de la China Meridional. En respuesta, el ministro chino de Defensa, Chang Wanquan, urgió a su homólogo estadounidense, Ashton Carter, a renunciar a eventuales "acciones peligrosas" que amenacen la soberanía china.

¿Dónde radica el problema que genera esta guerra verbal y que podría traducirse en un choque real?

¿Qué territorios marítimos son objeto de disputa?

Se trata de dos archipiélagos conocidos internacionalmente como las Islas Spratly y las Islas Paracelso, si bien cada parte del conflicto las denomina de forma diferente. Las islas no están habitadas, pero los seis países que reclaman su soberanía mantienen allí sus cuarteles militares.

El archipíelago Spratly consta de un centenar de minúsculas islas, arrecifes y atolones que ocupan tan solo 5 kilómetros cuadrados en un territorio marítimo de 400.000 kilómetros cuadrados. La superficie de la isla más grande de archipiélago, Itu Aba, es de menos de medio kilómetro cuadrado (0,46 kilómetros cuadrados).

Las Islas Paracelso ocupan 7,7 kilómetros cuadrados, diseminados por 15.000 kilómetros cuadrados de mar.

¿Qué países mantienen la disputa territorial?

Seis países mantienen reclamaciones territoriales en la región. China aspira a controlar el 80% del mar, casi 3 millones de kilómetros cuadrados, mientras que Vietnam, Taiwán, Malasia, Filipinas no quieren ceder unos territorios que consideran suyos. Brunéi no reclama territorio, pero quiere seguir pescando en aquellas islas que ocupa de facto.

EE.UU. también se ha involucrado en el conflicto, expresando su apoyo abierto a Filipinas y Vietnam, sus aliados. Además, EE.UU. urge a Japón a armarse para contrarrestar el creciente poder chino, si bien Tokio abandonó sus pretensiones territoriales en el Mar de la China Meridional en 1945, y actualmente solo mantiene una disputa territorial con China en otro mar, el de la China Oriental.

¿Qué importancia tienen estos 13 kilómetros cuadrados?

La mitad de la mercancía marítima global pasa por el mar de la China Meridional, por lo que las islas y sus aguas territoriales revisten una gran importancia.

El comercio a través de las rutas por este mar se estima en 5 billones de dólares al año, incluyendo 1,2 billones de dólares, que es el comercio con EE.UU. Asimismo, el 75% del petróleo que llega a la región de Asia Pacífico procedente de Oriente Medio pasa por este territorio. China recibe el 40% del petróleo que necesita a través de estas rutas.

Además, el territorio en disputa cuenta con gigantes reservas de petróleo y de gas que, según algunas estimaciones, alcanzan los 5.400 millones de barriles y los 55 billones de metros cúbicos, respectivamente. En 2014 China anunció sus planes de extracción del petróleo en la plataforma de las islas en disputa.

En torno al 8% de la pesca del mundo sale de este mar.

¿Hay alguna 'verdad histórica' detrás del conflicto?

En realidad la historia sobre la soberanía de las islas en disputa es larga y confusa. Por ejemplo, las Islas Spratly pertenecieron en diferentes épocas a España, EE.UU., Filipinas, Francia, Japón, Vietnam y también a China.

El primer enfrentamiento armado por el archipiélago Spratly ocurrió en 1959 entre China y Vietnam del Sur, cuando guardias fronterizos de este último país arrestaron a pescaderos chinos que intentaron desembarcar en las islas. China ocupó algunas islas del Archipiélago Spratly en 1988 tras un enfrentamiento armado.

De las Islas Paracelso China logró expulsar a Vietnam del Sur en tan solo 4 días, en enero del 1974, cuando EE.UU. estaba retirando sus fuerzas armadas de Indochina tras 8 años de la guerra.

El 25 de febrero de 1992 China declaró ambos archipiélagos como parte de su territorio, en concreto de su provincia insular de Hainan. El intento de aumentar su poderío en el mar condujo a un conflicto con Filipinas, Malasia, y hasta Indonesia, que no mantiene pretensiones sobre las islas. Después de varios momentos críticos en 2011 y 2012, cuando barcos militares de varios países se apuntaron unos a otros, EE.UU. garantizó su ayuda a Filipinas en caso de ataques chinos.

En enero de 2013 China permitió a la policía de Hainan inspeccionar los barcos de otros países en los territorios en disputa, algo que otros países consideran como una amenaza para el libre paso de los barcos por las aguas internacionales.

¿Qué es lo que ocurre ahora?

En 2015 se ha registrado una escalada del contencioso. El 26 de mayo China divulgó su nueva estrategia militar, trasladando su enfoque sobre defensa de las zonas costeras al mar abierto. No en vano, Pekín se arroga el derecho a atacar a sus rivales en caso de que sus territorios, incluidas las islas en disputa, se vean amenazados.

China también ha intensificado los trabajos de construcción en las islas, aumentando sus territorios con arena. De esta forma China ha creado cinco nuevas islas, cada una con sus aguas territoriales de más de 20 kilómetros y zonas de intereses económicos de más de 300 kilómetros alrededor. Pekín pretende construir puertos, pistas de aterrizaje y otras infraestructuras en las islas.

Pero no solo China construye objetos estratégicos en los territorios en disputa, ya que desde el 2011 Vietnam ha duplicado el territorio de la isla Sand Cay.

¿Habrá guerra?

Pese a que la tensión crece con cada año que pasa y los países involucrados en la disputa no contribuyen a rebajar la tensión, parece evidente que nadie quiere una guerra en una región de tal importancia, lo que, necesariamente, tendría consecuencias catastróficas para todos.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias