X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4anq

El Pentágono solicita nuevos misiles antibuque avanzados para equipararse a Rusia y China

Publicado: 24 feb 2016 03:09 GMT

Estos dos países han dejado atrás a Estados Unidos en el ámbito marítimo gracias a su armamento guiado.

Captura de pantalla
Captura de pantallaMinisterio de Defensa ruso
Síguenos en Facebook

El plan presupuestario propuesto por el Departamento de Defensa de Estados Unidos prevé reducir gastos a la hora de adquirir nuevos aviones y buques de combate, helicópteros y vehículos armados para poder gastar más en las operaciones militares de Siria, Irak o Afganistán, según escribe para Reuters David Axe, un periodista especializado en temas militares.

Sin embargo, el Pentágono exige más dinero para disponer de nuevos misiles diseñados contra las naves de Rusia y China, en los que quiere gastar más de 700 millones de dólares en el año fiscal 2017. En total, el presupuesto militar que pretende obtener este organismo es de 583.000 millones de dólares.

EE.UU. descuidó su armamento antibuques porque consideró que, con la caída de la URSS, no habría más amenaza en los mares

"De repente, parece que destruir los buques militares se ha vuelto la mayor prioridad" de EE.UU., explica Axe, para quien esto se debe a la superioridad marítima que podrían haber logrado Rusia y China en los últimos años. De hecho, el secretario de Defensa, Ashton Carter, aseguró que "nuestros competidores nos desafían en alta mar" y reconoció que "necesitamos equilibrar la inversión en esas capacidades avanzadas de un modo que hace tiempo que no teníamos que hacer".

Según Axe, tras el fin de la guerra fría EE.UU. descuidó su armamento antibuques porque consideró que, con la caída de la URSS, no habría más amenaza en los mares, mientras que sí aumentaron los peligros en tierra. Desde entonces, los norteamericanos dieron de baja los misiles Tomahawk y casi todos misiles Harpoon instalados en sus buques, que en su momento eran unos de los proyectiles de este tipo más avanzados del mundo.

A partir de 1991, EE.UU. se centró en tierra firme y lanzó misiles y ataques aéreos contra Irak, Serbia, Afganistán, Libia y Siria —entre otros países—, pero descuidó su potencial naval y, por este motivo, los buques estadounidenses pueden atacar a objetivos terrestres, pero en el mar se muestran "impotentes", opina Axe.

Los buques estadounidenses pueden atacar a objetivos terrestres, pero en el mar se muestran impotentes

Por su parte, en los últimos años Rusia ha equipado sus naves, submarinos y aviones militares con una amplia gama de misiles antibuque que son mucho mejores que los pocos Harpoon estadounidenses que aún permanecen en servicio. En particular, Rusia cuenta con los misiles guiados Kalibr, capaces de atacar su objetivos a más de 600 kilómetros de distancia y de alcanzar una velocidad supersónica. Por su parte, China ha desarrollado los YJ-18, que incluso podrían ser una "copia ilegal" de los misiles rusos, explica Axe.

Para superar esta desventaja, los responsables de la defensa de Estados Unidos quieren comprar tres nuevos tipos de misiles antibuque que son más rápidos, imperceptibles y destructivos y que pueden recorrer distancias más largas.

LRASM

En 2017 el Pentágono planea gastar 30 millones de dólares para comprar los primeros 10 Long-Range Anti-Ship Missile (LRASM), unos misiles furtivos antibuque de largo alcance capaces de superar distancias superiores a los 320 kilómetros.

SM-6

Los militares estadounidenses también han solicitado 501 millones de dólares para comprar 125 misiles SM-6, que vuelan varias veces por encima de la velocidad de sonido y, por lo tanto, son los mejores para interceptar a otros proyectiles y proteger las naves.

Tomahawk

Trás la prueba exitosa de los nuevos misiles antibuque Tomahawk, más desarrollados que sus predecesores y capaces de alcanzar objetos en movimiento, el Pentágono quiere comprar 100 unidades en 2017 por 187 millones de dólares para instalarlos en sus naves.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias