X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4e0w

EE.UU. tiene tres maneras de controlar a China en las aguas del sudeste asiático

Publicado: 15 abr 2016 12:06 GMT

"Si las tendencias actuales continúan, el mar de la China Meridional se convertirá en un 'lago chino' antes de 2030".

navy.mil
Síguenos en Facebook

Edward Linczer, un investigador asociado sobre estudios asiáticos del Instituto Americano de Empresa, ha publicado en 'The National Interest' que, como el balance del poder el mar de la China Meridional se está inclinando a favor de Pekín, Estados Unidos debe expandir la cooperación militar con sus socios del sudeste de Asia.

En lo que va de año China ha desplegado cazas y misiles antibuque y tierra-aire en la isla Woody, que forma parte de las islas Paracelso, ubicadas en el mar de la China Meridional. Esas medidas son un escalón hacia la instalación de baterías de misiles y cazas en el archipiélago de Spratly que, según Linczer, tiene más significado geopolítico.

Esos dos archipiélagos son objeto de una antigua disputa territorial entre China, Filipinas, Malasia, Brunéi, Indonesia y Vietnam, países que aspiran a controlar los territorios tanto por razones económicas —se cree que albergan depósitos de petróleo y gas— como estratégicas, pues están situados en una ruta marítima muy transitada. "Si las tendencias actuales continúan, el mar de la China Meridional se convertirá en un 'lago chino' antes de 2030", estima este analista.

Hacer que China se retire de las posiciones ya ocupadas no es una opción política viable: la construcción en las islas ya es una realidad. Por lo tanto, este columnista propone que Washington se centre en impedir que Pekín expulse a cualquier otra parte que también reclame la zona en disputa.

De este modo, Edward Linczer considera que uno de los componentes de la estrategia estadounidense debe ser la expansión de la asistencia militar a sus socios en el sudeste de Asia, quienes carecen de capacidades de reconocimiento, vigilancia e inteligencia marítima, buques de guerra y guardacostas, así como de defensas costeras y del entrenamiento necesario para hacer frente a la expansión china.

Pese a que el Gobierno de Obama ha priorizado de manera estratégica la region Asia-Pacífico desde 2011, "EE.UU. solo proporciona un porcentaje reducido" de sus gastos militares extranjeros a Asia y esa cantidad "no es acorde a nuestros intereses en la región", opina Lanczer, quien sugiere que el próximo Ejecutivo norteamericano debería tener en cuenta varias siguientes consideraciones.

Primero, tendrían que proporcionar armas y entrenamiento adicional para impulsar la capacidad operacional marítima de sus socios.

En segundo término, Washington debería coordinarse de manera más explícita con Japón, que ha tomado un papel más activo en la región porque le preocupa la capacidad china de suspender las rutas marítimas que le sirven de arteria económica.

En tercer lugar, los estrategas deben determinar de manera realista cualquier programa de expansión de las capacidades de sus socios porque incluso los más dispuestos, como Filipinas, no pueden asimilar con rapidez las avanzadas tecnologías estadounidenses, debido a que sus Fuerzas Armadas llevan décadas azotadas por la mala gestión y las luchas burocráticas; de hecho, este país ni siquiera es capaz de gastar su presupuesto de adquisición militar: Manila empleó menos del 10 % de los 8.000 millones de dólares incluidos en su plan de compras entre 1995 y 2010.

En definitiva, el próximo Gobierno de EE.UU. debe centrarse en "tapar las brechas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento marítimo de sus socios en el sudeste de Asia" porque "si no ven la actividad china en sus aguas, tendrán dificultades a la hora de impedir que Pekín capture nuevos islotes de las Spratly", concluye Edward Linczer.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias