Actualidad

Un almirante de EE.UU. explica por qué Washington teme a los submarinos rusos en el Atlántico

Publicado:
El vicealmirante estadounidense James Foggo afirmó que las nuevas tecnologías y equipos que llevan a bordo los submarinos rusos representan una "seria amenaza" para EE.UU.

Rusia modernizó su flota de submarinos y aumentó su actividad en el Atlántico y los mares adyacentes, informa el diario alemán 'Frankfurter Allgemeine Zeitung' (FAZ), citando al vicealmirante James Foggo, comandante de la Sexta Flota de EE.UU.

Según Foggo, el número de patrullas rusas se ha duplicado en los últimos 12 meses. Sin embargo, según señala el medio, el vicealmirante no está preocupado por la mayor actividad de las los sumergibles rusos, sino por "las nuevas tecnologías y equipos" que llevan a bordo, ya que representan una "seria amenaza" para EE.UU. y sus aliados de la OTAN.

La Sexta Flota de Estados Unidos en Europa incluye 40 barcos, 175 aviones y 21.000 soldados. Según subraya el diario alemán, se trata de uno de los departamentos más grandes de las Fuerzas Aéreas de EE.UU.

"La Marina de Guerra de EE.UU. está actualmente sobrecargada", señaló por su parte Nick Child, especialista en la Marina de Guerra del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres, en una entrevista con FAZ. "Un nuevo conflicto con Rusia en el Atlántico Norte y los mares adyacentes agravaría aún más la situación", sostuvo.

'Frankfurter Allgemeine Zeitung' destaca dos razones para justificar la inquietud de EE.UU. por el armamento submarino ruso en el Atlántico. En primer lugar, los submarinos rusos pueden representar un peligro para los sumergibles estadounidenses de clase Ohio, que patrullan las aguas del Atlántico Norte. Además, pueden reducir significativamente sus posibilidades de disuasión estratégica. En segundo lugar, los submarinos rusos pueden causar graves daños a los buques estadounidenses equipados con el sistema de combate multifuncional Aegis. Estos barcos son parte del sistema de defensa antimisiles de la OTAN, que Moscú ha criticado en repetidas ocasiones.

Además, el medio resalta que en los últimos años Rusia ha mejorado significativamente su flota de submarinos. Asimismo, se han desarrollado nuevos barcos, cuya eficacia fue demostrada por Moscú en diciembre de 2015, cuando el submarino ruso Stari Oskol, apostado en el Mediterráneo, disparó misiles contra la ciudad siria de Raqa, tomada por los yihadistas del Estado islámico.

Covid19