X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4twd

'Fast-track': La jugada que tiene la paz de Colombia en manos de la Corte

Publicado: 6 dic 2016 03:52 GMT

El camino es largo. Aunque a finales del mes de noviembre se firmó un segundo acuerdo entre el gobierno y las FARC, las desmovilización de la guerrilla y el fin definitivo del conflicto tienen que pasar la alcabala de la Corte, una decisión que podría postergar la paz hasta el 2018.

'Fast-track': La jugada que tiene la paz de Colombia en manos de la Corte
Imagen Ilustrativa
Jaime Saldarriaga / Reuters
Síguenos en Facebook

La paz tendrá que esperar y el plazo podría ser de seis meses o año y medio. El segundo pronóstico asusta al gobierno.

El 'fast-track' es el mecanismo que el presidente Juan Manuel Santos ha propuesto para acelerar la implementación de los acuerdos de paz en Colombia: consiste en reducir la cantidad de debates y procedimientos para aprobar leyes en el Congreso, siempre que estén vinculadas con el fin del conflicto. 

Sin embargo, los detractores como el senador y ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, han considerado que esa iniciativa es para "favorecer" a las FARC. Pero la última palabra la tendrá la Corte Constitucional, que postergó hasta el 12 de diciembre la decisión sobre ese mecanismo: ¿Qué consecuencias tiene este procedimiento para la paz?

Próximas elecciones

"De la decisión que tome el alto tribunal depende la velocidad con la que se tramitarán los proyectos de ley que requiere la implementación del acuerdo de paz", refiere la revista Semana. El detalle no es menor.

Si la Corte le da luz verde al 'fast-track', en seis meses estaría resuelta buena parte de la base legal para sustentar la paz, lo que le da mayores garantías al proceso de desmovilización de las FARC. De lo contrario, las deliberaciones podrían alargarse por año y medio, coincidir con las elecciones presidenciales de 2018 y diluirse entre las campañas por la primera magistratura.

Se estima que hay menos cincuenta leyes y una decena de reformas constitucionales. La vía más expedita es el escenario deseado por el gobierno de Santos, que no quiere enturbiar el fin de conflicto con la diatriba por quién lo sustituirá en la Casa de Nariño.

Nervios en las FARC

Luego del fracaso del plebiscito para el primer acuerdo, el gobierno de Santos reordenó la jugada con rapidez y empezó las consultas -con parte de la oposición- para hacer modificaciones y llegar a un segundo texto que, finalmente, se aprobó el pasado 24 de noviembre.

El segundo acuerdo iba a ser refrendado por el Congreso y no mediante el voto popular, como en la primera consulta. Todo iba en marcha hasta que un ex constituyente llamado Jesús Pérez González interpuso una demanda por considerar que los senadores no tienen competencia para modificar la Constitución, que es básicamente lo que harán al implementar lo pactado en La Habana.

La demora de la Corte en decidir si admite o no la demanda ya ha levantado preocupaciones en el seno de las FARC. La semana pasada, uno de los negociadores del grupo guerrillero advirtió que "volverían al monte" si no se aprobaba el 'fast-track', refiere el portal Las dos orillas. El gobierno también está nervioso.

Día D

¿Por qué la premura? Se supone que el denominado 'Día D'+5 empezó a correr desde el 1 de diciembre. Esa fecha marcó el tiempo para que en 150 días ocurra la desmovilización y desarme de la guerrilla. Sin leyes que le den un abanico al grupo insurgente -como la de amnistía-, las posibilidades de que se trunque el proceso de paz son altas.

El gobierno de Santos ha decidido no emprender la aprobación de una ley de amnistía por vía ordinaria hasta que no se conozca la decisión de la Corte con respecto al 'fast-track', porque los plazos para los debates se correrían inevitablemente hasta el próximo año. 

Este lunes, los miembros del partido gobernante anunciaron que se habilitarían sesiones extraordinarias en el Parlamento durante el mes de diciembre para discutir dos urgencias: la reforma tributaria y la ley de amnistía. La segunda, naturalmente, después del 12 de diciembre cuando se conozca la decisión del alto tribunal.

"En caso tal de que el 'fast' track se caiga, pues el Gobierno presentará las leyes de manera ordinaria y en el mismo proceso trabajaríamos, el 26 y 27 y después de la segunda semana de enero, las leyes de manera ordinaria. Como no se pueden hacer actos legislativos en extraordinarias, los actos legislativos los comenzaríamos en marzo", explicó a Radio Nacional de Colombia el presidente del Senado, Mauricio Lizcano. 

Hasta ahora, lo seguro es que Santos viajará a Noruega en los próximos días para recibir su Nobel de la paz, pero "la ley de amnistía -refiere Semana- no será el regalo de navidad para las FARC". 

Nazareth Balbás

Etiquetas:

¿Cuál es la manera más eficaz de hacer frente al terrorismo?

Deje su opinión »

Últimas noticias