X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4vlb

Las maras aprovechan el traslado de presos a hospitales para aniquilar a sus rivales

Publicado: 3 ene 2017 11:47 GMT

Las principales pandillas de Guatemala, la Mara Salvatrucha y Barrio 18, han sembrado el terror entres los trabajadores sanitarios y los pacientes.

Las maras aprovechan el traslado de presos a hospitales para aniquilar a sus rivales
Imagen ilustrativa de dos detenidos de la Mara Salvatrucha
Jose Cabezas / Reuters
Síguenos en Facebook

Las principales pandillas de Guatemala, la Mara Salvatrucha y Barrio 18, están aprovechando el traslado de los reclusos que necesitan atención médica para atentar contra los cabecillas de la banda rival, lo que ha llevado a las fuerzas de seguridad a patrullar, fuertemente armados, los alrededores de los hospitales afectados, a la vez que agentes penitenciarios vigilan en el interior a los presos que son atendidos. 

Según el diario 'El Mundo', esta situación ha provocado "un clima de terror" entre los trabajadores y los pacientes, hasta el punto de que los profesionales sanitarios de los hospitales San Juan de Dios y Roosevelt ya no entran ni salen de los centros vestidos con las batas que los identifican como personal. De hecho, algunos incluso han borrado sus nombres bordados en los uniformes para que nadie pueda identificarlos en el exterior tras atender a un pandillero.

Esta psicosis en el principal hospital de Guatemala comenzó a generarse en septiembre, cuando varios desconocidos advirtieron a los médicos de que "doctor de blanco visto, doctor de blanco muerto". Según el citado medio, se trataba de un rumor que resultó ser falso pero, ese mismo día, la asistente de Comunicación Social del hospital fue asesinada a balazos por un pandillero de Barrio 18. 

A raíz de este crimen, las universidades decidieron suspender las practicas de estudiantes de medicina en el hospital, aunque algunos regresaron pasado un tiempo. "Hemos recibido instrucciones por parte de la Universidad para que evitemos salir lo más posible del hospital y ya no podemos venir ni salir con la bata blanca con tal de salvaguardarnos", narró a 'El Mundo' Daniela García, que cursa cuarto año de Medicina. 

El terror que sufren los trabajadores del centro está más que justificado. En los últimos meses han sido numerosos los ataques. En septiembre, por ejemplo, una joven embarazada fue detenida en el interior del hospital con una pistola en el bolso que iba a entregar a una persona encargada de acabar con la vida de un líder de la pandilla Barrio 18. Días antes, un atentado contra otro líder de la misma banda a las puertas de la Unidad Nacional de Atención al Enfermo Renal Crónico acabó con la vida del pandillero, uno de los sicarios y cuatro personas más. 

Según datos del Sistema Penitenciario, diariamente se traslada a los hospitales públicos de Guatemala a entre 20 y 30 presos, que se mezclan con el resto de pacientes. En algunas ocasiones, según fuentes médicas recogidas por el citado medio, llegan sin orden judicial e incluso sin padecer ninguna enfermedad. 

Etiquetas:

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »

Últimas noticias