X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/4zd7

Víctimas sin reparación: La mayoría de los niños de las FARC no serán entregados

Publicado: 4 mar 2017 01:57 GMT

En Colombia ha iniciado un proceso complejo: la salida de los menores de edad de las zonas de desmovilización de las FARC. Pero la cifra de infantes es bastante modesta. ¿Qué ocurrirá con el resto de los niños reclutados por la guerrilla?

Víctimas sin reparación: La mayoría de los niños de las FARC no serán entregados
Reacción de los niños ante la cámara fotográfica durante una visita oficial del alto comisionado para los refugiados, Antonio Guterres, al vecindario de los Altos de la Florida, en Bogotá. 17 de diciembre de 2010.
John Vizcaino / Reuters
Síguenos en Facebook

"Normalmente en estos procesos, no sólo en Colombia, sino en el mundo, la mayoría de los niños no se entregan", advierte a RT la defensora de Derechos Humanos, Andrea Salazar.

Este viernes, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó que había iniciado la primera operación humanitaria del año: la salida de los menores de edad de las Zonas Veredales Transitorias de Normalización (ZVTN) donde han sido desmovilizados los combatientes de la guerrilla de las FARC.

Un policía colombiano habla con varios niños antes de la inauguración de un nuevo puesto de policía en La Uribe, en el departamento del Meta. 12 de marzo de 2009. / Eliana Aponte / Reuters

Salazar tiene experiencia en procedimientos de esta naturaleza. Durante siete años, la activista colombiana integró el comité de la Presidencia para la reintegración de desmovilizados, participó en los diálogos exploratorios para el proceso de paz del gobierno con las FARC y actualmente trabaja en la red Comunidades Construyendo Paz en los Territorios (Conpaz): "Por eso sé que el tema de los menores de edad es uno de los puntos críticos de la negociación. Al no manejarse una cifra oficial, es muy difícil hacer seguimiento al cumplimiento de lo estipulado en los acuerdos".

Sin reparación

El comunicado publicado este viernes por la CICR fue explícito al solicitar el respeto a las medidas "tomadas para preservar la identidad de los menores de edad" y recordar que sus acciones en Colombia son "gracias al diálogo confidencial que mantiene con las distintas partes".

Sin embargo, el texto no revela cuántos infantes estaban bajo el mando de la guerrilla; la cifra es, y ha sido siempre, una incógnita. "Tengo entendido que ya se han entregado dieciocho menores de edad y se está hablando de entregar otros cincuenta -detalla Salazar-, pero nunca ha habido un conteo oficial. Yo, desde los análisis que hago y el conocimiento que tengo de un grupo como las FARC, creo que el número es muchísimo mayor".

Rebeldes de las FARC posan con una niña desconocida que sostiene un arma, en una foto confiscada por la policía y divulgada el 12 de noviembre de 2009. / National Police/Handout / Reuters

El recelo con la magnitud de la población de niños y jóvenes dentro de las filas de ex combatientes tiene una razón: "Todo reclutamiento de menores es forzado, por lo tanto, constituye un delito de lesa humanidad. Lo que ocurre es que ese grupo sale del conflicto por la puerta de atrás. ¿Qué quiere decir eso? Que normalmente no se entregan, que antes de llegar a las zonas de desmovilización son 'liberados' y tienen un proceso individual de reintegración. No están cobijados por ninguna medida de protección, ni de reestablecimiento de derechos. Son víctimas sin reparación", agrega la especialista.

Si bien los menores de edad son considerados como víctimas del conflicto armado, el acuerdo estipula que los jóvenes que hayan cometido crimenes de lesa humanidad pueden ser procesados por la justicia, pero están amparados por una normativa especial que los exime de cumplir las mismas penas que un adulto.

"La jurisdicción especial para la paz -precisa Salazar- es la que tiene que entender los niveles de responsabilidad y participación porque allí entran en juego lo que se llaman las cadenas de obediencia debida". 

Estudiantes participan en un simulacro de evaluación, donde les enseñan a actuar en caso de quedar atrapados en fuego cruzado entre el ejército y las FARC en una escuela en Toribio, Cauca. 25 de septiembre de 2012. / Jaime Saldarriaga / Reuters

¿Y ahora qué?

Según el protocolo establecido por el Consejo Nacional de Reincorporación, el CICR es el encargado de la logística para la entrega de los niños y jóvenes menores de edad bajo el mando de la guerrilla: "ellos les hacen un chequeo médico y luego los entregan a la Unicef y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), que es la entidad encargada de dictar todos los lineamientos para la protección y el restablecimiento de derecho de las víctimas", precisa Salazar.

Una vez que los niños, niñas y adolescentes estén bajo la protección del ICBF, la institución los enviará a hogares de paso. El CIRJ también se ha comprometido a tratar de ubicar a sus respectivas familias, aunque esa no será la suerte de todos.

"Las FARC ha sido un grupo que, desde siempre, ha tenido la práctica de reclutar a menores y muchos de esos niños han crecido con la organización. No estoy diciendo que los de hoy sean los únicos que entreguen, es muy probable que próximamente veamos otras procedimientos similares, pero como no hay un cifra establecida, es difícil determinar las dimensiones del problema". 

De 4.000, ocho

La guerrilla no es el primer grupo armado que se desmoviliza. Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) lo hicieron entre 2003 y 2006; y las lecciones con respecto al futuro de la infancia fueron duras: "Se tenía estimado que los paramilitares tenían bajo su poder entre 3.000 a 4.000 menores de edad, pero solamente se entregaron ocho", cuenta Salazar.

Lo que siguió después fue un proceso de cooperación de "búsqueda activa de menores" de las AUC que, con el apoyo de organismos internacionales, permitió ubicar a otros 200 jóvenes. "Esto siempre es un riesgo en una desmovilización", sostiene la miembro de Conpaz, quien no se arriesga a aventurar un porcentaje de cuántos niños quedarán sin reparación, pero con seguridad cree que se trata de la mayoría.

Mientras transcurren los días, en las zonas veredales se estima que 300 mujeres de las FARC darán a luz: "Allí ya se tienen unos protocolos para atenderlas que incluyen asuntos de salud y también el fortalecimiento de los grupos familiares", recalca Salazar. Si se cumplen los acuerdos con el gobierno, ellos serán los primeros infantes, gestados en guerra, que nacerán en paz.

Nazareth Balbás

Etiquetas:

¿Cree usted que Corea del Norte presenta una amenaza nuclear a la comunidad internacional?

Deje su opinión »

Últimas noticias