X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/508u

"A nadie le gusta vivir en estas condiciones. Me odio a mí mismo y a Europa"

Publicado: 18 mar 2017 14:21 GMT | Última actualización: 18 mar 2017 15:25 GMT

Autolesiones, ansiedad, depresión e intentos de suicidio. Así viven los niños refugiados en los campamentos de refugiados.

"A nadie le gusta vivir en estas condiciones. Me odio a mí mismo y a Europa"
Un juguete atrapado en la alambrada que rodea el centro de detención de Moria, en la isla griega de Lesbos
Save the Children
Síguenos en Facebook

Las "degradantes condiciones" de vida de los refugiados en las islas griegas, fruto del acuerdo firmado hace un año entre la Unión Europea y Turquía, han provocado un "aumento alarmante" de la "autolesiones, agresiones, ansiedad y depresión" entre los niños, según denuncia la ONG Save the Children.

El informe, titulado 'Una marea de autolesiones y depresión' detalla el impacto del citado acuerdo, que ha forzado a miles de familias y a más de 5.000 niños a vivir en centros "similares a los de detención", que están minando "la salud mental y el bienestar general de los niños".

Así, la ONG revela que las autolesiones aumentaron en niños de solo 9 años, mientras que menores de 12 han intentado suicidarse "porque han visto a otros hacer lo mismo". Además, han crecido también los casos de drogadicción y alcoholismo entre adolescentes que viven en los campos de refugiados, "y que intentan escapar así de su dolorosa realidad", explica el documento.

Una niña observa a través de la valla del campo de Kara Tepe, en la isla griega de Lesbos / Save the Children

"He visto un gran cambio en el comportamiento de mi hijo", explica Babak, un refugiado que se vio atrapado junto con su hijo de 12 años en un incendio que hace un año destruyó parte del campo en el que vivían en la isla de Quíos. "Está muy asustado. Desde que el campo se incendió no duerme bien y tiene pesadillas. Yo tengo los mismos síntomas. A nadie le gusta vivir en estas condiciones. Me odio a mí mismo y a Europa", añade.

Muchos menores han desaparecido de la Isla

Además, algunas familias incluso tienen miedo de dejar a sus hijos salir a jugar lejos de su tienda, porque podrían sufrir abusos o daños. La ONG ha documentado testimonios de niños que viven aterrorizados en los campos, "donde hay poca seguridad y donde se encuentran cercados por alambre de espino".

Dos niños observan desde la isla griega de Lesbos el mar que cruzaron en una barca inflable / Save the Children

La vulnerabilidad que sufren los menores en los campos de refugiados está siendo explotada por traficantes. La ONG denuncia que algunos menores no acompañados viven en "modo de supervivencia las 24 horas", llegando incluso a establecer turnos para dormir para mantenerse seguros. Y lo más preocupante, muchos menores no acompañados han desaparecido, ya sea porque han abandonado la Isla por sí mismo o a través de contrabandistas.

Por todo ello, los equipos de Save the Children en el terreno han constatado un alarmante deterioro en la salud mental de los niños. La ONG teme que una generación de jóvenes esté desarrollando trastornos a largo plazo, como depresión, ansiedad por separación, ansiedad excesiva y estrés postraumático, también asociados a enfermedades físicas como la diabetes o enfermedades cardíacas.

"Se sienten más como animales que como seres humanos"

Imagen de la alambrada en el campamento de Souda, en la isla griega de Quíos / Save the Children

La mayoría de estos niños han conseguido escapar de la guerra y el conflicto, pero han terminado en campos que ellos mismos llaman "el infierno" y donde se sienten "más como animales que como seres humanos". "Si las condiciones no cambian, acabaremos con una generación de niños insensibilizados que piensan que la violencia es lo normal. La investigación, no obstante, muestra que aún pueden reponerse y que cuanto antes les empecemos a ayudar, antes se recuperarán", explica el documento.

A pesar de que la ONG ofrece a los niños espacios seguros donde pueden estar todos los días, no es suficiente. "Intentar estabilizar y reducir los problemas psicosociales que afrontan es una batalla perdida mientras que sigan viviendo en ambientes inseguros e inestables", afirma Andreas Ring, Representante Humanitario de Save the Children en Grecia.

Imagen del campo de detención de Moria, en la isla griega de Lesbos / Save the Children

La ONG ha hecho un llamamiento a la UE y al Gobierno griego para que actúen de inmediato y pongan fin a "la detención ilegal e injustificada de niños refugiados y migrantes", "alivien la presión sobre las islas" y "trasladen a los menores y a las familias a entornos seguros". Además, piden que se creen más opciones de alojamiento para los 2.100 menores no acompañados "y especialmente vulnerables", así como "transferir a los niños con problemas de salud mental a lugares donde puedan recibir apoyo".

María Jesús Vigo Pastur

Etiquetas:

¿Piensa usted en invertir en el bitcóin?

Deje su opinión »

Últimas noticias