X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir https://es.rt.com/5e1q

"En la calle le dijeron que tenía habilidades": sicarios mexicanos comienzan desde niños

Publicado: 29 sep 2017 17:01 GMT

En el centro de la Ciudad de México quedó tirado el cuerpo de un hombre. Fue ejecutado con 15 balazos. Dentro del auto de lujo en el que viajaba, un Audi blanco, su hijo de 7 años de edad murió de inmediato. Dos sicarios habían hecho su trabajo a bordo de una motocicleta. Se dieron a la fuga después de descargar sus armas. Llegaba la media noche del 14 de septiembre pasado.

"En la calle le dijeron que tenía habilidades": sicarios mexicanos comienzan desde niños
Niños mexicanos
YURI CORTEZ / Reuters
Síguenos en Facebook

El sicariato es una forma de delincuencia, cada vez más preocupante en México, "no solo por el posicionamiento de esta fuerza armada en los grupos criminales, sino además por su instauración en la realidad donde el asesinato por encargo es un acto que se ha mercantilizado". Así lo afirma el documento 'El sicariato: una perspectiva psicosocial', elaborado por la Facultad de Psicología Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Este delito se ha convertido en el 'brazo armado' de las organizaciones criminales que asechan en el país. La incidencia delictiva de este fenómeno ha tenido un aumento sostenido y alarmante en los últimos años, dice el análisis académico.

Tan solo en el primer semestre de este año, en México hubo 20.344 homicidios, según las cifras de Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Más de 13.000 niños han sido recluidos en cárceles para menores de edad por actos criminales. El 37% de ellos cometieron homicidios. Lo constata el informe 'Adolescentes: vulnerabilidad y violencia', elaborado por el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, en colaboración con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

"Existe el deseo de imitar un estilo de vida que los adolescentes han podido observar en su entorno y que incluye: armas, autos, alcohol, drogas, sensación de poder y otros lujos y excesos a los que consideran que sólo pueden acceder uniéndose a esos grupos", dice la investigación. Además, "tienen el deseo de formar parte de un grupo que les brinde la sensación de pertenencia, de protección, de solidaridad, equivalentes o sustitutas a las de una familia".

El perfil del sicario, expone, "es de personas que se desenvuelven en grupos sociales como individuos normales, con capacidad de amar y expresar afecto por sus seres queridos, al mismo tiempo que pueden ser despiadados con sus víctimas. Lejos del estereotipo del psicópata o del terrorista, el sicario realiza 'un trabajo' en específico a cambio de una retribución; su lealtad es para el contratante, lo que lo hace casi invisible ante la sociedad".

Investigador de Inacipe, Martín Barrón Cruz / Carlos López / RT

México no cuenta con cifras definitivas sobre el número de sicarios adultos que actúan en el país. En muchas ocasiones son aprehendidos por otros crímenes que tienen que ver con la delincuencia organizada, explica en entrevista el maestro en Ciencias Penales con especialidad en Criminología por el Instituto Nacional de Ciencias Penales, Martín Barrón Cruz.

El criminólogo expone que los sicarios son homicidas múltiples, personas que a lo largo de un cierto tiempo en su vida cometen distintas clases de homicidios. "El gran problema que tenemos en México es la serie de vertientes del sicariato, vinculado a la delincuencia organizada, el tráfico de drogas y a las rivalidades que produce el mercado del narcotráfico". 

Los niños sicarios también son víctimas

Fueron 16 los asesinatos que cometió, el último lo llevó a prisión. Mariano (de quien se protege su identidad) es un joven proveniente de una familia desintegrada que vivía en un barrio popular de la Ciudad de México. Siempre sintió que no pertenecía a ella. Tenía 13 años de edad, cuando abandonó su hogar. Fueron apenas 5 días pero nadie lo buscó. A su regreso ya había cometido su primer robo. En la calle le dijeron que tenía "habilidades". Luego participó en la venta de drogas. El crimen organizado de la capital lo acogió; se convirtió en sicario, cometió su primer homicidio a los 14 años.

Mariano es uno de los 300 casos de jóvenes que han cometido delitos y que atravesaron por un proceso carcelario en esta metrópoli, acompañado por la organización civil Reinserta un Mexicano AC.

Mercedes Castañeda Gómez Mont, fundadora y directora del programa de adolescentes de Reinserta, dice en entrevista que la readaptación social no es un proceso fácil, ya que en muchas ocasiones el propio núcleo familiar es el foco de riesgo.

En diversos casos, explica, incluso han tenido que sacar a los jóvenes de su entorno y llevarlos a otros estados, alejarlos del contexto violento en el que vivían para presentarles una nueva oportunidad de vida.

Reincorporarse a la sociedad

En cada estado del país es muy diferente. Actualmente, los jueces tratan de ver cómo se acoplan ante los cambios a la Ley Nacional de justicia para adolescentes, que ve como última opción el encarcelamiento.

Hay comunidades que están haciendo esfuerzos para reinsertarlos, el problema es que ellos salen y automáticamente no se les puede dar seguimiento para saber cómo están, no hay datos, señala Mercedes Castañeda. "Nosotros nos hemos enterado de que muchísimos ya están muertos", explica. 

También hay instituciones que tienen como objetivo reincorporarlos a la familia, pero Reinserta ha tenido que esconder algunos o enviarlos a otros estados porque los integrantes de la familia ya están muertos o en el reclusorio. Para algunos, su propia familia representa el principal factor de riesgo. La organización fomenta un modelo de vida independiente. 

Érika Ramírez

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

Etiquetas:

Últimas noticias