Actualidad

Moscú: "Occidente debería jactarse de sus 'victorias' en Afganistán, Irak y Libia, y no en Siria"

Publicado:
Washington intenta minimizar el papel de Moscú en la victoria sobre el Estado Islámico en Siria y exagerar su propio protagonismo en la misma, según la portavoz de la Cancillería rusa.
Moscú: "Occidente debería jactarse de sus 'victorias' en Afganistán, Irak y Libia, y no en Siria"

Occidente debe presumir de sus 'éxitos' en Afganistán, Irak y Libia, en lugar de exagerar su propio papel en la expulsión del Estado Islámico de Siria cuestionando los logros de Moscú en la victoria sobre los terroristas, dijo la representante oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova.

El sábado, la coalición internacional liderada por EE.UU. desestimó el anuncio del Ministerio de Defensa ruso a principios de esta semana, que proclamaba que el Estado Islámico había sido expulsado de Siria, donde solo quedarían "algunos puntos de resistencia". Restándoles importancia a los logros de Rusia en Siria, un representante de la coalición dijo que los terroristas continúan operando en la provincia de Deir ez Zor.

María Zajárova, representante oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia
María Zajárova, representante oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia
Señores, deténganse. Sus éxitos son Irak, Libia y Afganistán. Deben estar orgulloso de ellos

"La coalición liderada por EE.UU. es la única fuerza que ha logrado un progreso significativo contra el Estado Islámico, y no Rusia o el Gobierno sirio", dijo el portavoz a la agencia Sputnik. Poco antes de ese anuncio, el ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, también se negó a reconocer el papel de Moscú en la derrota del grupo terrorista e incluso llegó a acusar a Rusia de "apropiarse" de la victoria de la coalición. "A veces me resulta un poco sorprendente que Rusia se apropie de la victoria contra el Estado Islámico", dijo Le Drian al canal BFMTV. 

Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, se elogió a sí mismo y a su secretario de Defensa, James Mattis, por haber logrado arrodillar a los yihadistas.

María Zajárova "aconsejó" a los políticos occidentales centrarse en sus 'éxitos' en Afganistán, Irak y Libia, donde a lo largo de los años cientos de miles de personas fueron asesinadas, la infraestructura fue destruida y muchas ciudades quedaron en ruinas.

"Nuestros socios occidentales han estado diciendo en los últimos días que no fue Rusia, sino ellos, la coalición, quienes derrotaron al Estado Islámico en Siria", escribió Zajárova mencionando las declaraciones de Le Drian. "Señores, deténganse. Sus éxitos son Irak, Libia y Afganistán. Deben estar orgulloso de ellos", señaló sarcásticamente.

El Ministerio de Defensa de Rusia también encontró "extrañas" las declaraciones de los políticos occidentales. "La derrota del Estado Islámico en Siria es en primer lugar resultado de las acciones de los líderes sirios y las fuerzas gubernamentales. Con el apoyo de la Fuerza Aérea rusa [solicitado por Damasco], las Fuerzas Armadas sirias expulsaron a los terroristas del EI de cientos de asentamientos y devolvieron bajo el control de la autoridades legítimas prácticamente todo el territorio del país", indicó el ministerio.

Mientras tanto, la coalición estadounidense, según el Ministerio de Defensa de Rusia, solo logró llevar a cabo la llamada liberación de Raqa, y aun a costa de la destrucción total de la ciudad.

"En tres años de existencia la coalición solo recientemente logró su primer 'resultado' en la lucha contra el EI en Siria destruyendo Raqa junto con los civiles. Por lo tanto, si la coalición internacional tuvo algún papel positivo en la derrota del EI en Siria, esa consiste únicamente en que no logró destruir otras ciudades sirias con su bombardeo en alfombra, tal y como lo hizo con Raqa", enfatizó el ministerio ruso.