X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Imprimir https://es.rt.com/5kzx

México: Claves para entender las tendencias políticas de los candidatos presidenciales

Publicado: 21 ene 2018 07:56 GMT

Este 2018 los mexicanos tienen el reto de elegir un presidente en un proceso que se antoja complicado por la falta de certidumbres ideológicas de sus candidatos.

México: Claves para entender las tendencias políticas de los candidatos presidenciales
Imagen ilustrativa.
Eliana Aponte / Reuters
Síguenos en Facebook

Si le parece que no entiende lo que está sucediendo en el proceso electoral mexicano, a qué tendencia pertenecen los candidatos presidenciales y cuáles son sus propuestas, no es el único. La mayoría de los mexicanos tampoco lo entienden.

Esta elección, en la que México elegirá a su próximo presidente el 1 de julio de 2018, además de renovar la Cámara de Diputados y Senadores, está especialmente desdibujada, con pocos proyectos y muchas ocurrencias. No obstante, cualquiera de los candidatos de las principales alianzas podría ganar.

Andrés Manuel López Obrador, de MORENA, está a la delantera con una propuesta que presenta como cercana a las demandas del pueblo, al tiempo que se ha aliado con un partido de tendencia evangelista distanciándose de las causas tradicionales de la izquierda. 

En estrecha competencia, el candidato del partido gobernante, José Antonio Meade, ha acercado a su campaña a destacados miembros del PAN, un partido históricamente conservador; mientras que el PRD está representado por un candidato del PAN a través de una inédita alianza, el Frente por México, entre dos partidos hasta hace poco antagónicos.

En las últimas tres administraciones, el país ha enfrentado una creciente violencia relacionada con el narcotráfico y una corrupción que parece insuperable, temas que deberían ser el eje de las propuestas y los debates. Sin embargo, los candidatos y los partidos parecen más dominados por la urgencia de ganar, sin importar sus principios y su historia. Cabe recordarla.

El PRI, de José Antonio Meade

El PRI, Partido Revolucionario Institucional, nació en 1929, tras la Revolución Mexicana. Se mantuvo en el poder hasta el año 2000, siendo uno de los partidos más longevos de América Latina, por lo cual el escritor Mario Vargas Llosa lo denominó "la dictadura perfecta". La manera en la que se consolidó como un partido de Estado, con una amplia red corporativa y control total de las ramas del poder y de los medios, lo volvió caso de estudios políticos internacionales. Si bien la alternancia democrática le quitó poder, no le hizo perder influencia ni transformar sus prácticas.

Jose Antonio Meade, precandidato presidencial por el PRI. / Jorge Mendoza / Reuters

Ideológicamente, el PRI ha pasado de una cultura revolucionaria y corporativista a una neoliberal pro-mercados internacionales. Y el actual candidato, Meade, que hasta hace poco era independiente, ahora ha abrazado este ideario liberal. Tanto en seguridad como en corrupción, Meade señala que se requiere "voluntad política, transparencia, rendición de cuentas y autonomía plena en el ministerio público".

Frente electoral de PAN y PRD, con Ricardo Anaya

El Partido Acción Nacional (PAN), fundado en 1939, se considera liberal de derecha, inspirado por las Democracias Cristianas internacionales. Fue el principal partido opositor al PRI durante décadas, logrando su primer gubernatura en 1989, pero no sería hasta el año 2000, con Vicente Fox, que lograría la presidencia. Se mantuvo un sexenio más, tras el –también– controversial triunfo (por menos de un punto porcentual) de Felipe Calderón frente a López Obrador, en 2006. Hoy es la segunda fuerza en el Congreso Federal.

Ricado Anaya, precandidato presidencial por Frente por México. / Edgard Garrido / Reuters

PRD, el Partido de la Revolución Democrática, surgió tras la controversial elección de 1988, en la que Cuauhtémoc Cárdenas aseguró haber ganado, pero se impuso finalmente el PRI. Cárdenas logró aglutinar a casi todos los partidos de izquierda tras su candidatura con un proyecto nacionalista, y fue el partido de mayor crecimiento entre 1990 y 1997, cuando logró la gubernatura de la CDMX (Ciudad de México) y ser segunda fuerza en el Congreso. 

Para esta elección, PAN y PRD han optado por crear un Frente electoral con el que esperan ganar a los votantes de centro y no ser desplazados ante la maquinaria del PRI y el crecimiento electoral de MORENA. El candidato, Ricardo Anaya, aseguró recientemente que en seguridad: "En los últimos 11 años hemos triplicado el gasto en seguridad y estamos peor que nunca. Lo tenemos que entender si seguimos haciendo lo mismo, no vamos a tener resultados distintos". Fue justamente durante las administraciones panistas que se recrudeció la llamada guerra contra el narcotráfico, que dejó más de 121.000 muertos solo durante el periodo del presidente Felipe Calderón.

MORENA, de López Obrador

Tras volver a competir en 2006 por la presidencia de la República sin éxito contra Peña Nieto, AMLO (siglas con las que se conoce a López Obrador) se manifestó frustrado con el ala negociadora del PRD y optó por romper con el partido y formó el Movimiento Regeneración Nacional, MORENA, que desde entonces ha progresivamente ganado espacios al PRD.

Andres Manuel López Obrador, precandidato presidencial por MORENA. / Carlos Jasso / Reuters

AMLO, el más competitivo en las encuestas al día de hoy, tiene las mejores posibilidades de ganar desde el año 2000. Sin embargo, enfrenta acusaciones de autoritarismo al interior de su partido y de populista por los sectores más liberales de la política nacional. López Obrador levantó mucha controversia al ofrecer como propuesta para enfrentar la inseguridad una amnistía al crimen organizado. Posteriormente aclaró que esta no sería para negociar con los grandes capos, sino con miles de campesinos inmersos en el narcocultivo. 

Candidaturas independientes

Por primera vez en la historia moderna de México, hay candidatos y candidatas independientes. Su desafío es amplio: enfrentar las estructuras territoriales de los partidos tradicionales, sus recursos y sus alianzas. Dos mujeres destacan entre las candidatas presidenciales buscando la oportunidad de competir: Margarita Zavala, ex militante del PAN y que se dio a conocer por ser la esposa del expresidente Felipe Calderón (PAN), rompió con su partido acusando que se le había marginado del proceso de selección. María de Jesús Patricio Martínez, conocida como Marichuy, de origen indígena y apoyada por el EZLN, presenta un discurso social y progresista que ha movido a un electorado decepcionado de los partidos tradicionales. Las posibilidades reales de competir de ambas, sin embargo, aún no están claras.

Esto es solo la punta del iceberg de un proceso que tendrá muchas complejidades y vueltas de tuerca. Y eso que aún ni empieza la campaña.

Magda Coss

Etiquetas:

Últimas noticias